Tercer Milenio

salud

Dos tratamientos vanguardistas para luchar contra el cáncer aterrizan este año en Aragón

La tecnología CAR-T, que tiene un futuro prometedor, y los trasplantes haploidénticos serán una realidad en la Comunidad en breve.

El 30% de las personas diagnosticadas por cáncer de mama temprano (HR+ y HR2-) están en riesgo de recurrencia.
Imagen de un laboratorio.
Pexels.

Los casos de cáncer no dejan de crecer cada año, sin embargo, el riesgo de mortalidad ha ido disminuyendo de forma considerable en las últimas dos décadas. La investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos juega un papel fundamental en la supervivencia y recuperación de los pacientes

La tecnología CAR-T, que es ya una realidad y que tiene un futuro prometedor, comenzará a utilizarse en Aragón este año y los trasplantes haploidénticos serán una realidad en la Comunidad este mismo mes. 

CAR-T en Aragón

"El CAR-T es un futuro importante para el tratamiento contra el cáncer", señala Luis Palomera, jefe de servicio Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza. 

Esta terapia consiste en modificar los linfocitos (células del sistema inmune) del propio paciente mediante ingeniería genética (en un laboratorio) para que actúen contra la célula tumoral. "Es un arma muy eficaz", asegura el especialista. 

"Entre las complicaciones inmediatas de este tratamiento se encuentra el síndrome de liberación de citoquinas. Algunos pacientes también pueden desarrollar complicaciones neurológicas y entre los efectos más tardíos se encuentran la citopenias, hipogammaglobulinemias e infecciones", argumenta. Por ello, "tanto para la obtención y preparación del producto como por el manejo de la toxicidad que se asocia, es necesario un trabajo multidisciplinar de los servicios implicados, que permita ofrecer un abordaje integral del procedimiento", resume.

Luis Palomera, jefe de servicio Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.
Luis Palomera, jefe de servicio Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.
Concha Roldán | HA

En España, el CAR- T se aplica desde 2019 y, a día de hoy, hay 24 hospitales acreditados donde se puede realizar. En Aragón, tanto el Hospital Miguel Servet como el Hospital Clínico Lozano Blesa se están preparando para obtener la acreditación para este procedimiento. "Para que la Consejería y el Ministerio lo aprueben, se deben de cumplir una serie de requisitos. Es necesario un grupo multidisciplinar de sanitarios, unas instalaciones adecuadas y la acreditación de todo el mecanismo de extracción de linfocitos por parte de las agencias europeas y españolas", desgrana Palomera. 

El  hospital Clínico ya ha realizado el primer curso de formación para médicos, enfermeras y técnicos implicados en el procedimiento.

Los pacientes aragoneses que, a día de hoy, requieren este proceso, son derivados a otros centros hospitalarios de otras comunidades autónomas. 

"Actualmente, se utiliza en cánceres hematológicos, pero se está investigando para que se use también en tumores sólidos como, por ejemplo, en los cerebrales y los de páncreas", apunta. 

En concreto, explica el Jefe de Hematología, "la indicación actual es para la leucemia linfoblástica en menores de 25 años y para el linfoma B agresivo en tercera línea (tras someterse a dos tratamientos previamente). 

Ahora se ha aprobado por la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) su uso en el mieloma múltiple y en otros tipos linfomas. Está en fase de autorización por parte del Ministerio y pronto, muy pronto, ya se utilizará en estos pacientes". Así, en unos meses, "se podrá duplicar o triplicar el número de enfermos que puedan beneficiarse del CAR-T".

En Aragón, más de 700 pacientes son diagnosticados cada año de cáncer hematológico.

Trasplante haploidéntico en Aragón

El trasplante de médula está indicado para distintos tipos de leucemia aguda, linfomas y mielomas, entre otros, y en los últimos años ha habido un incremento de indicaciones gracias a los diferentes avances en investigación. 

"Existen tratamientos de quimioterapia y radioterapia muy fuertes tras los cuales las células no se pueden recuperar sin un trasplante de la médula ósea, que contiene las células madre, que a su vez son las que fabrican las plaquetas, los glóbulos blancos y los glóbulos rojos", sostiene Pilar Delgado, Jefa de servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Miguel Servet

Hasta ahora, en Aragón solo se realizaban autotrasplantes (se extraen las células madre del enfermo y se almacenan antes de que reciba la quimioterapia o radioterapia para luego volvérselas a infundir) y trasplantes alogénicos con familiares (un hermano, padre, madre u otro pariente dona células al paciente).

"El trasplante de médula nunca ha sido sencillo porque los humanos contamos con un sistema de antígenos (HLA), casi único en cada persona, que reconoce lo propio y diferencia lo ajeno. Por ello, el donante tiene que tener unas características idénticas o compatibles a nivel genético para que se pueda realizar", apunta. 

"En muchas ocasiones ni siquiera los hermanos o los familiares cumplen los requisitos", especifica la especialista, que asegura que en el mundo hay más de 40 millones de personas inscritas para ser donantes altruistas si hay un paciente que lo necesita. "Aun así, hay pacientes a los que no se les encuentra un donante adecuado", sostiene.

Pilar Delgado, Jefa de servicio de Hematología del Hospital Universitario Miguel Servet
Pilar Delgado, Jefa de servicio de Hematología del Hospital Universitario Miguel Servet
HA

El gran avance de hace más de una década fue el trasplante haploidéntico. "Con este procedimiento, solo es necesario que coincidan los genes en un 50% para poder trasplantar. Es una estrategia que consiste en eliminar determinadas células para minimizar el rechazo del sistema inmune", explica la especialista, que expresa que es un gran avance ya que "es mucho más sencillo compartir el 50% del HLA con un donante y casi siempre se encuentra algún familiar adecuado".

Este sistema ya está aprobado para realizarse en Aragón. "Era fundamental disponer tanto de recursos técnicos como humanos y ahora ya podemos ofrecer esta opción en la Comunidad. Hasta ahora, los pacientes debían desplazarse a hospitales de otras comunidades. La próxima semana realizaremos el primer trasplante haploidéntico", subraya Delgado.

Investigación contra el cáncer en Aragón

Sin duda, la investigación es fundamental para que los tratamientos contra el cáncer sean más efectivos. "Hay que apostar más por los cánceres con supervivencias bajas. El de pulmón, páncreas, hígado, estómago y esófago suponen el 40% de las muertes de esta enfermedad", sostiene Patxi García, director  de AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) en Aragón, que lamenta que se invierte menos en este tipo de cánceres. "Solo suponen el 22% de los ensayos clínicos", subraya. 

Patxi García, gerente de la AECC en Aragón.
Patxi García, gerente de la AECC en Aragón.
Juan Antonio Pérez Vela

"Lo cierto es que existe inequidad en función del tipo de cáncer que te diagnostican. En todo caso, es necesario más investigación en todos los tipos", defiende. España es el país que menos invierte en investigación, un 1,41% del PIB, y solo ha aumentado en un 0,05% en los últimos diez años. "Estamos muy lejos de lo que se fijó en el plan estatal de investigación científica para 2022, que era el 2% del PIB", lamenta. 

"La sociedad está implicada porque la filantropía destina 140 millones de euros al año, sin embargo, de las arcas públicas solo se aporta 47 millones", critica. La AECC invierte 104 millones en 500 proyectos en los que trabajan 1.000 especialistas. "La investigación es una ventana de esperanza", añade. 

El objetivo para 2030, subraya García, es alcanzar el 70% de supervivencia. "Ahora es del 55% en hombres y del 62% en mujeres", argumenta.

Los datos del cáncer en Aragón 

La tas de incidencia del cáncer en Aragón se sitúa en 661 casos por cada 100.000 habitantes, por encima del dato nacional, que se sitúa en 612. El más frecuente sigue siendo el colorrectal, 1.271 pacientes nuevos (12 más que en 2021), el de próstata (1.088, 15 más que el año anterior), el de mama (996, 6 más que en 2021) y el de pulmón (906, 12 más que el anterior ejercicio), según los datos facilitados por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Entre los más letales, el de pulmón (originó 723 muertes en Aragón en 2022), el colorrectal (563), el de páncreas (242) y el de mama (215).

Los mayores de 75 años coparon la mayoría de diagnósticos en Aragón, 3.427. Por detrás, los de entre 70 y 74 años (1.156). En el lado opuesto los niños, de entre 0 y 15 años, con 26 casos durante el 2022.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión