Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Primer año de bodas exprés ante notario: 359 'sí' quiero en Aragón, la mayoría en Zaragoza

Parejas con una relación consolidada y que ya conviven es el perfil de las personas que se casan por lo civil en las notarías de la Comunidad, cuyo coste supera los 300 euros (con expediente matrimonial y celebración).

Dámaso Cruz, en la sala de su notaría donde celebra los enlaces matrimoniales, este miércoles en Zaragoza.
Dámaso Cruz, en la sala de su notaría donde celebra los enlaces matrimoniales, este miércoles en Zaragoza.
José Miguel Marco

Sencillo, rápido y sin ningún problema de papeleo. Así resume Carlos, de 51 años, su experiencia de casarse ante notario (con expediente matrimonial y celebración incluidos) el pasado 18 de abril en Zaragoza. Inicialmente, tanto él como su pareja Ana, de 49, tenían previsto una boda civil en un ayuntamiento, pero la celeridad hizo que se decantaran por la primera opción.

"Nos dijeron que en el Ayuntamiento de Zaragoza había lista de espera y que era mucho papeleo; y si lo hacíamos en otro consistorio aragonés era pedir favores y molestar a la gente. Una amiga nuestra trabaja en la notaría de Dámaso Cruz, que es conocido de la familia, y este nos comentó esta posibilidad. Teníamos que aportar el certificado de nacimiento y el acta de empadronamiento y nos casaban. Así que dijimos: 'Nos casamos por notario'. Entre tomar la decisión y la boda pasaron diez días, pero podría haber sido mucho antes porque yo me entretuve. Nos queda la celebración oficial (con familiares y allegados)", explica Carlos, quien le había pedido matrimonio a su novia hacía ocho meses. "Lo recomendaría a otras parejas", añade.

Este sábado, 30 de abril, se cumple un año de la entrada en vigor de una reforma del Código Civil y de la Ley de Registro Civil por la cual los notarios pueden autorizar los expedientes previos a la celebración del matrimonio (hasta entonces solo podían hacerse en el registro civil) dando lugar a bodas exprés. "En algunos casos en solo 24 horas si se cumplen todos los requisitos y no hay impedimentos", comenta Dámaso Cruz, decano del Colegio Notarial de Aragón.

Según datos de dicho Colegio, en este primer año (de abril de 2021 a abril de 2022) en la Comunidad se han celebrado 359 enlaces de este tipo (es decir, con expediente matrimonial y boda), de los cuales 321 tuvieron lugar en Zaragoza (casi el 90% del total), 36 en Huesca y solo dos en Teruel. Una buena acogida, a juicio del decano, que refleja que el ciudadano "entiende bien" el servicio que prestan los notarios. "Es una función de jurisdicción voluntaria. Que nos elijan, a pesar de que en el juzgado es gratis y en el notario tienen que pagar una tasa o arancel, se debe fundamentalmente por la celeridad y, en algunos casos, por la discreción. Por ejemplo, en Zaragoza por el juzgado pasa más gente", explica. El 'sí' quiero en una notaría viene a costar por encima de los 300 euros: unos 250 por el expediente y de 80 a 100, por la celebración.

Mientras, en el conjunto de España se celebraron 7.749, la mayoría también en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao. Una cifra que pone de manifiesto que Aragón está en la media, en concreto, en un 4,8%. En cuanto al hecho de que en las estadísticas de actos jurídicos del Colegio Notarial destaque Zaragoza se explica por la sobrecarga de trabajo del Registro Civil. "En ciudades más pequeñas y en los pueblos la tramitación del expediente matrimonial es más rápida simplemente por el tamaño del registro civil. Es municipal y en Zaragoza tenemos un registro civil para 715.000 personas, lo que comporta unas cuantas visitas y bastante tiempo, y 33 notarios (de los 94 activos que hay en toda la región). La razón fundamental que acudan a las notarías a casarse es la celeridad; es por eso que la tramitación de los expedientes en la Comunidad esté concentrada en la capital", detalla Dámaso Cruz, que también informa de que el perfil de los contrayentes es el de parejas con una relación consolidada y que ya conviven bajo el mismo techo.

Boom de enlaces civiles y religiosos tras la pandemia

Por otro lado, a lo largo de 2021 hubo un repunte de bodas civiles y religiosas tras un 2020 de ralentización por la crisis sanitaria del coronavirus. Así, en las notarías aragonesas se celebraron 594 frente a las 235 del año anterior y las 374 de 2019. Por provincias, Zaragoza registró el año pasado 526; Huesca, 51; y Teruel 17.

Además, en el Ayuntamiento de Zaragoza se celebraron 194 bodas civiles en 2021 frente a las 75 de 2020, las 156 de 2019 (junio fue un mes inhábil por las elecciones municipales) y las 210 de 2018, tal y como informan desde el Consistorio. Y por la Iglesia, los matrimonios en la Diócesis de Zaragoza ascendieron a 592 en 2021 cuando en 2020 hubo una caída hasta los 226, frente a los 741 celebrados en 2019. "Ahora siguen creciendo y creemos que nos acercaremos a cifras prepandemia", señalan desde esta institución. A todas ellas hay que sumar las bodas en los juzgados.

Para el decano del Colegio Notarial de Aragón, la pandemia está detrás de este incremento. "Creo que en 2021 todos reflexionamos sobre nuestra vida. Al igual que hubo más testamentos porque la gente decidió ordenar su sucesión y vio la muerte como un hecho más posible, también hubo quien pensó: 'quiero compartir mi vida con esta persona y vamos a darle forma legal'. O también simplemente es que se habían acumulado a lo largo de 2020 porque no se habían podido celebrar", comenta Cruz.

Pasos de una boda ante notario, que dura más de una hora

  • Acta previa matrimonial. Los notarios comprobarán que los futuros contrayentes tienen capacidad para contraer matrimonio, que no existen impedimentos (como que sean menores de edad o que ya estén casados o tengan antecedentes penales) y que no se trata de un enlace simulado. Además, determinarán el régimen económico aplicable al matrimonio y la vecindad civil de los contrayentes. Junto a la información detallada, se realiza una entrevista reservada y por separado a cada uno de los contrayentes.
  • Trámite de audiencia a los testigos. Dos testigos, normalmente uno de cada parte, realizan manifestaciones relativas al matrimonio que se pretende celebrar. 
  • Acta independiente del notario. Este emite su documento en el que refleja que una vez cumplidos todos los trámites y oídos a los contrayentes y testigos resulta probada la inexistencia de impedimientos y, por lo tanto, esas dos personas pueden casarse.
  • Los documentos, al registro civil. Los dos documentos del expediente matrimonial (el acta del notario y el requerimiento inicial con las pruebas) se envían al registro para la inscripción del enlace. "Gracias a la comunicación electrónica, el Registro Civil de Zaragoza despacha el asunto de forma inmediata. En tres días tenemos el certificado matrimonial y de nacimiento con la anotación de la boda", sostiene Dámaso Cruz. Desde julio de 2015, cuando entró en vigor la Ley de Jurisdicción Voluntaria, los notarios pueden autorizar matrimonios civiles.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión