Aragón
Suscríbete por 1€

De Melilla a Tabuenca para dar clase a cinco niños

Marian Muñoz dejó a su familia y su trabajo en la ciudad autónoma para, en menos de 24 horas, suplir una baja por covid que le permite subir puestos en las listas de interinos. 

Marián Muñoz, este martes en el aula de Tabuenca
Marian Muñoz, este martes en el aula de Tabuenca
Heraldo

Un viaje relámpago, e imprevisto, es el que hizo Marian Muñoz desde Melilla a la localidad zaragozana de Tabuenca para suplir una baja por covid en la escuela de este pueblo a la que asisten cinco niños desde 3 años hasta 6º de primaria. Una auténtica "aventura" que, asegura, le vale la pena, "no económicamente", pero sí porque mejora su puesto en las listas de interinos de Aragón.

"Pasamos las navidades en Valencia, de donde soy, y ese mismo día 10 de enero, el primero de clase, llegamos a Melilla. Pero no dormimos en casa porque salí convocada por la tarde y empezó mi odisea", cuenta sabiendo que todavía le queda esta semana como maestra en la localidad de la comarca de Campo de Borja. Su sindicato, CSIF, le puso en contacto con la delegación aragonesa para que le informaran y le echaran una mano. En Valencia trabajaba en un colegio concertado, al que asisten sus dos hijos de 12 y 10 años. Su marido aprovechó sus vacaciones para estar algunos días con ella, pero ya ha vuelto a la ciudad autónoma con los dos niños.

También tuvo que ingeniárselas para encontrar vivienda en unas horas. "Mientras íbamos en el barco de vuelta y en el coche yo aproveché para hacer gestiones por teléfono y correo. Se me ocurrió llamar a la farmacia y su responsable me puso en contacto con el alcalde", relata. Al final, está alojada y "encantada" en la casa de turismo rural de uno de los concejales del Ayuntamiento

"Cuando me llamó Daniel, el farmacéutico, hablé con la directora del CRA (Centro Rural Agrupado) porque llegué a pensar que podría tratarse de una broma que alguien se desplazara desde tan lejos", reconoce el regidor, Miguel Ángel Vela. Así, la misma tarde del lunes ya tenía casa para poder incorporarse a su puesto el martes.

Esta valenciana de 41 años es licenciada en Filología inglesa y en Magisterio por inglés. A sus alumnos por dos semanas les da todas las asignaturas menos Educación Física, Música, Religión y Pedagogía Terapéutica que imparten profesores itinerantes del CRA Las Viñas, al que también pertenecen Fuendejalón, Pozuelo y Bureta. Quizás le escuchó la Virgen del Pilar cuando estuvo estas fiestas en Zaragoza y le pidió que la llamaran de la lista. "Era muy difícil, porque estaba en la 2, la extraordinaria, en el puesto 109. Ahora estoy súper contenta y a ver si puedo pedir por Teruel, más cerca de mi tierra", desea en voz alta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión