Aragón
Suscríbete

 coronavirus en aragón

“El teléfono de autodeclaración de positivo no lo coge nadie”

El nuevo servicio de la DGA, estrenado hace apenas unos días y que también contempla una declaración por la web de Salud Informa, ha sido objeto de quejas por parte de varios pacientes

Una farmacia de Valdespartera en Zaragoza donde hacen test de antígenos.
Los test de antígenos de uso domiciliario se han vendido mucho en las últimas semanas.
Francisco Jiménez

Con la llegada de 2022, el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón publicó en su portal saludinforma.es un tutorial para la autodeclaración de positivos por covid-19 tras un antígeno realizado en domicilio por ciudadanos no profesionales de la sanidad o la farmacología; además, se resumía en un gráfico las acciones recomendadas tras la constatación de ese positivo o el contacto estrecho con una persona que hubiera dado positivo. Se ofrecían dos métodos: un aviso por teléfono al número 876 503 741 y un formulario a través de saludinforma.es, además de indicarse el lógico aislamiento tras un positivo. A este formulario se accede por el AR del usuario y como ocurre cuando se pide cita previa, no hace falta PIN.

Esta nueva alternativa, empero, no ha tenido un buen comienzo. En el pasado fin de semana y también en la mañana del lunes 10 de enero, ambas vías de comunicación fallaron sistemáticamente. Fuentes de Sanidad reconocen algunas incidencias en los primeros días de este servicio, pero señalan que se ha podido utilizar en fechas posteriores sin problemas. Además, se precisa que las llamadas por este servicio se atienden en el call center de Salud Informa, disponible en horario partido de mañana y tarde, y atendido por un total de 13 personas. 

“El teléfono de autodeclaración de positivo no lo coge nadie, llevo dos días llamando a todas horas, desde que dimos positivo en casa mi marido, mis dos hijas y yo”, comentaba Elisa, zaragozana de 40 años de edad. “Llamé todo el domingo, y hoy he vuelto a intentarlo a las 9.00, las 10.00 y las 13.00. Hay una cosa curiosa; te sale la voz grabada diciendo que están ocupados todos los operadores, te recuerda que puedes hacer el trámite por la web, y tras 15 segundos de mensaje se queda la música de ascensor; me dejan en espera exactamente hasta los 5 minutos y 28 segundos de la llamada, y luego se corta la conexión. Parece que no hay nadie al otro lado, o quizá hay muy pocas personas respondiendo, están desbordados y no he tenido suerte en las 12 ó 13 veces que lo he intentado. También probé con el formulario de la web, y cuando llegaba al último paso, salía un mensaje de error, y por lo tanto no había confirmación de que el registro se hubiese llegado a realizar”.

Elisa intentó rellenar el formulario en una segunda ocasión, y el mensaje en esta ocasión fue diferente. “Me ponía ‘ya ha rellenado anteriormente ese formulario’, cosa que no era posible porque no me había dejado completarlo en la primera ocasión. Al final tuve que pedir a mi hermano que acudiera a nuestro centro de salud a dar parte personalmente, pero me parece muy fuerte que se abra un servicio para agilizar los trámites y quitar carga de trabajo administrativo a los médicos y acabe siendo todo tan complicado. Si es problema de falta de personal, alguien debería hacer algo al respecto. Tampoco se puede abrir un servicio sin dotarlo del personal necesario”.

En el formulario también se puede indicar la necesidad de una baja laboral, que otorga el médico de cabecera en una cita no presencial; esa baja laboral se tramita directamente al INSS y desde allá a la empresa, evitando así la imprudencia de romper el aislamiento y acudir al centro de salud, aunque sí se necesario ir allá a posteriori para solicitar un comprobante.

Mercedes, otra zaragozana de 42 años de edad, también supo de su infección por SARS-CoV-2 tras hacerse un test de antígenos en su casa el sábado 8 de enero. También salieron positivos su marido y sus tres hijos pequeños; al estar pasando unos días en el campo, han tenido que quedarse allá aislados y no volver a Zaragoza, donde residen habitualmente. “Rellenamos el formulario por completo y nos salió el siguiente mensaje: ‘ha habido un error al completar el formulario, inténtelo más tarde’, y en el segundo intento ya nos decía ‘ha rellenado anteriormente este formulario’. Llamamos luego al teléfono varias veces, sin suerte, mucho rato esperando y al final, se cortaba la llamada”.

Además, Mercedes y su marido necesitaban tramitar a distancia la baja laboral por estar deslocalizados en su aislamiento, y no cuentan actualmente con más familiares en Zaragoza para recurrir a una posible gestión presencial. “No soy la única a la que le ha pasado, unos amigos están en la misma situación, también con padre, madre e hijos infectados. Este problema se tiene que solucionar”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión