Aragón
Suscríbete

crisis del coronavirus

Aragón supera los 64.000 casos en dos semanas y el Clínico ya aísla a infectados en todas las plantas

Ante la incontrolable transmisión comunitaria se detectan más pacientes de otras patologías positivos. Los hospitales registran 244 nuevos ingresos en siete días y atienden ya a 736 enfermos de covid.

Profesionales sanitarios atienden a un paciente covid en el Miguel Servet.
Profesionales sanitarios atienden a un paciente covid en la uci del Clínico.
Heraldo.es

La avalancha de contagios de coronavirus durante las dos semanas navideñas arroja más de 64.000 casos en Aragón, 4.909 notificados ayer, según el datacovid, y contribuye a aumentar cada vez más la presión asistencial en esta séptima oleada. En lo que va de año, los hospitales suman 244 nuevos ingresos por este virus y, en estos momentos, hay 736 camas ocupadas con enfermos con covid, de los que 61 están en la uci, 18 más en los últimos siete días.

La incontrolable transmisión comunitaria se traslada a los centros sanitarios, que detectan un aumento de pacientes asintomáticos ingresados por patologías diferentes a la covid, pero que dan positivo en SARS-CoV-2. Ante esta situación, el Clínico ha decidido ya aislar a estas personas en sus habitaciones, en las plantas de las especialidades por las que requieren atención médica, y no trasladarlas a las áreas específicas de covid, que concentran a los enfermos con infección respiratoria por coronavirus. En este sentido, desde la DGA concretaron que el criterio es «aislar y separar a los infectados» de los negativos, y los contagiados «no tienen por qué estar en plantas reservada a covid, si así lo decide el hospital».

El gerente del Sector Zaragoza II -que tiene al Miguel Servet como hospital de referencia-, Luis Callén, adelantó el viernes que cada vez aparecen más casos de pacientes asintomáticos que ingresan para operar o por alguna patología médica distinta de la originada por la covid y «simultáneamente se confirma que tienen coronavirus». Una medida que contemplaba era mantener a estos enfermos en el área que motiva el ingreso, «adoptando las medidas adecuadas, permaneciendo solos o con otro paciente también positivo». «El problema -dijo- es que en estos momentos la cifra de contagios es tan alta que resulta casi imposible agrupar a todos los pacientes» en las plantas reservadas a esta infección. El Servet concentra desde el inicio de la pandemia la atención covid en el Hospital General.

Por su parte, el doctor Joaquín Costán, director médico del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, confirmó este sábado que desde esta semana han decidido mantener en sus propias habitaciones a los pacientes asintomáticos ingresados por otros motivos y que dan positivo en covid. Ya hay más de 20 repartidos por los distintos servicios

Tal y como adelantó, «los pacientes covid con sintomatología respiratoria siguen ingresando en las plantas covid» pero si, por ejemplo, llegan por una fractura de cadera y en la PCR se demuestra la infección por covid pero no tienen clínica «se quedan en su habitación, con medidas de aislamiento». Hoy en día, «como la transmisión comunitaria no está controlada, porque no hay seguimiento de los contactos, es imposible agruparlos en las áreas reservadas a coronavirus por la cantidad de infectados que hay asintomáticos», casi todos, apuntó, «bien vacunados». «No tenía mucho sentido -añadió el director médico- estar constantemente cambiando a pacientes de habitaciones. Antes eran casos anecdóticos, pero ahora no se da abasto, es constante». Esta estrategia incrementa la carga de trabajo de los sanitarios, que deben vestirse el epi al entrar en la habitación para minimizar el riesgo de contagio, pero «evita estar trasladando a enfermos por las distintas plantas».

Situación "muy complicada"

La situación hospitalaria es ya «muy complicada», destacó Costán. El propio presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, reconocía esta semana que, con el «exponencial» crecimiento de los contagios en la Comunidad, comienza a haber «problemas en los hospitales y en las ucis».

Desde esta semana se empiezan a ampliar las camas de cuidados intensivos -Sanidad podría llegar a habilitar hasta 30 puestos más en esta fase- y a acondicionar nuevas zonas para covid. El sistema sanitario confía en que a partir del lunes se incorporen profesionales que han disfrutado de sus permisos y se reabran camas cerradas. Sin embargo, el alto número de bajas por coronavirus -en torno a mil entre los empleados del Salud- complica también el escenario en esta ola.

Por otra parte, ni la alta cobertura de vacunación contra el coronavirus ni el pasaporte covid, que será obligatorio hasta el 8 de febrero para acceder, entre otros espacios, a los hospitales, garantizan que quien llega a los centros sanitarios pueda estar contagiado. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión