Huesca
Suscríbete

Las estaciones de esquí resisten a la ola de contagios y las anulaciones con una gran afluencia

El último fin de semana navideño acaba con nieve reciente en las pistas. Los centros invernales hacen un balance satisfactorio tras el invierno catastrófico del año pasado. 

Esquiadores en la estación de Candanchú.
Esquiadores en la estación de Candanchú.
Laura Zamboraín

Las estaciones de esquí del Pirineo cierran este fin de semana las vacaciones de Navidad y Reyes con un balance satisfactorio, aunque sin alcanzar las cifras de la temporada 2019-2020, la mejor de los últimos años. El inicio estuvo marcado por la incertidumbre, debido al alto número de contagios por la covid y a las cancelaciones de reservas en los alojamientos, aunque luego la ocupación se recuperó.

Incluso este último fin de semana, cuando las previsiones meteorológicas no eran del todo halagüeñas, los centros invernales han contado con un gran ambiente en pistas, además de nieve fresca caída en las últimas horas. La jornada del sábado comenzó con cielos cubiertos e incluso nieve, pero conforme avanzó el día, se despejó y salió el sol.

Además, el dominio alcanzaba los 266 kilómetros en las pistas aragonesas de esquí alpino, a los que sumar los circuitos abiertos en los espacios nórdicos del balneario de Panticosa, Candanchú, Lizara y Llanos del Hospital, con otros 35 kilómetros.

El calendario este año ha sido menos favorable. Los días festivos de Navidad y Año Nuevo han caído en fin de semana, por lo que ha habido menos puentes, pero se ha compensado con una buena afluencia de lunes a viernes. Por lo que respecta a la ocupación hotelera, rondó el 85% de ocupación en los hoteles situados a pie de pistas.

Una imagen de Astún este sábado, con buena afluencia y nieve abundante.
Una imagen de Astún este sábado, con buena afluencia y nieve abundante.
Laura Zamboraín

Por su parte, Andrés Pita, subdirector general de Astún, la única que estuvo abierta la pasada temporada, se muestra contento de la afluencia de estos días, pero reconoce que ha estado "por debajo de las cifras de la temporada 2019-2020, porque la pasada no la tenemos en cuenta". La de la prepandemia fue "extraordinaria" y esta se ha caracterizado por ser "más uniforme", aclara Pita. "Del 26 al 31 hubo cancelaciones por el covid, sobre todo de grupos, y esta última semana no ha sido mala, nos hemos recuperado", añade, a pesar de que el tiempo no ha sido un buen aliado, con pocos días de sol, como tampoco lo fue en el inicio de la temporada, durante el puente de la Constitución.

Las estaciones encaran las próximas semanas en muy buenas condiciones. Las bajas temperaturas han permitido seguir fabricando nieve y hay previsión para este domingo de nuevas nevadas con la entrada de otro temporal. "Luego parece que viene una ventana de buen tiempo y sol, así que estará todo espectacular para seguir disfrutando del esquí", indica el responsable de Astún.

En la imagen, la estación de Cerler este fin de semana.
En la imagen, la estación de Cerler este fin de semana.
Aramón

Aramón hará balance de sus estaciones en los próximos días, pero apunta que el tiempo del último fin de semana ha sido favorable. Aunque los cielos amanecieron cubiertos en algunos puntos, poco a poco se fue despejando, por lo que los esquiadores disfrutaron de un sábado de sol. Formigal-Panticosa también contó con nieve fresca, al igual que Cerler, Javalambre y Valdelinares en días previos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión