Aragón
Suscríbete

Ómicron dispara las reinfecciones por covid, pero deja síntomas mucho más leves

La mayoría cursa la enferemdad con fiebre o tos, aunque también hay casos graves.

Realización de PCR en Jaca durante la séptima ola de contagios, marcada por la nueva variante.
Realización de PCR en Jaca durante la séptima ola de contagios, marcada por la nueva variante.
Laura Zamboraín

La expansión de la variante ómicron ha disparado el número de reinfecciones por covid-19. Centros de salud y hospitales llevan semanas detectando un creciente volumen de casos de personas que han vuelto a contraer el virus pese a haberse infectado ya hace meses y estar vacunadas. La mayoría, explican los sanitarios consultados, cursan la enfermedad con síntomas leves o «medianamente leves» como fiebre o tos, aunque también hay pacientes que han terminado siendo hospitalizados.

En ambulatorios como el de Torre Ramona están viendo varias reinfecciones todos los días. «Hay gente que incluso lo ha pasado ya tres veces», explicó uno de sus rastreadores. Según el protocolo, a partir de los tres meses del positivo ya hay que considerar una posible reinfección. «En general, los síntomas son mucho más leves, pero hay excepciones. Sí me he encontrado alguna persona que me ha comentado que había pasado mejor su primera infección que la segunda, probablemente por que esta obedecería a una variante más agresiva o por sus propias patologías», razonó.

Desde La Almozara reconocen que, pese a no ser lo más frecuente, las reinfecciones se están incrementado conforme más aumenta el número de casos. Esta tendencia también se está dando en centros de salud como el de Ejea de los Caballeros. Su coordinadora, Raquel Llera, aseguró que también se están dando episodios graves. «Evidentemente, con el alto número de positivos existente son los menos, pero hemos tenido que mandar a gente al hospital o incluso han acabado en la uci. No podemos decir que ómicron no provoca una patología grave, porque sí que la da, aunque en un porcentaje mucho más bajo», recalcó.

En las últimas semanas han visto casos en gente que tenía las dos o incluso las tres dosis. Muchos, con «fiebre alta» durante un par de días que posteriormente ha dado paso a un cuadro catarral.

Lo que queda claro, apuntó Llera, es que con esta variante «ya no importa que se haya pasado la covid». Hace escasos días se han conocido dos ejemplos especialmente mediáticos: el del alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y el de la de Teruel, Emma Buj. Ambos han comunicado que vuelven a ser positivos en coronavirus pese a haber superado la enfermedad hace meses. Una de las claves, según los rastreadores consultados, es que, con esta mutación, los síntomas «suelen aparecer ya al tercer día» en lugar de los cinco o más que caracterizaban a otras cepas, de ahí que expertos y sanitarios urjan a extremar las precauciones ante el menor signo.

Colectivos como Long Covid Aragón recuerdan, en este sentido, que ómicron «no es un simple catarro», sino que se trata de una variante más y que, por tanto, puede incrementar los casos de covid persistente, que afecta cada vez a más aragoneses. Su presidenta, Delphine Crespo, alerta de que a muchas personas se le están reactivando síntomas de la primera infección y están experimentado otros nuevos. «Temenos que, estando así las cosas, haya personas que se queden sin un diagnóstico», expuso.

"Me he contagiado tres veces"

María, administrativa en un centro de salud, se ha contagiado ya tres veces. La primera, en septiembre de 2020, la segunda en enero de 2021 y la tercera, en Navidad. Las tres, confirmadas por PCR.

En origen apenas tuvo tos y fatiga. Creyó que se trataba de una alergia y los síntomas no tardaron en desaparecer. Del segundo positivo, sin embargo, arrastra secuelas un año después. «Tenía cansancio, saturación baja y perdí el gusto y el sabor, pero fue a los dos meses cuando aparecieron nuevos síntomas. Perdí totalmente la capacidad de concentración, y desde julio estoy de baja. Ahora mismo no me veo capaz de volver al trabajo», explicó.

En este tercer envite ha notado cómo se agravaba el cansancio y la falta de concentración. María lleva puestas dos dosis, y está a la espera de que pasen los meses marcados por el protocolo sanitario para recibir la tercera. «No entiendo a la gente que no se vacuna. Me tienen indignada», dijo.

Expertos y sanitarios achacan el aumento de reinfecciones a dos factores: la mayor contagiosidad de ómicron y el hecho de que los primeros contagios se produjesen hace ya tiempo, lo que habría ‘rebajado’ las defensas naturales de los infectados a pesar del refuerzo de las vacunas. Para el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, este no es tanto un problema de variantes o de escapes vacunales, sino de inmunidad poco duradera. «La experiencia de otros coronavirus nos dice que la protección dura entre seis y nueve meses, y que a partir del medio año la probabilidad de reinfección aumenta. La vacunación masiva se produjo entre junio y julio, y esos seis meses están empezando a ‘caducar’ ahora», manifestó.

Las características de ómicron están ayudando a que estos episodios estén siendo leves o incluso haya gente que esté detectando su contagio «casi por casualidad» al no tener prácticamente síntomas. Lo normal es que, a futuro, estas reinfecciones sean aún más comunes. Todo dependerá, no obstante, «de la agresividad de las nuevas variantes».

La nueva variante se impone a delta en apenas tres semanas

La variante ómicron apenas ha tardado tres semanas en desplazar a la delta, que hasta hace no mucho estaba detrás del 100% de los casos detectados en Aragón, según los análisis del laboratorio satélite del Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA), el Miguel Servet y el Clínico

Los primeros tres positivos por ómicron en la Comunidad se detectaron a mitad de diciembre, periodo que coincidió con la explosión de casos que afecta actualmente a las tres provincias. El día 23, en vísperas de la Nochebuena, el porcentaje ya había alcanzado el 13%, según las estadísticas del Departamento de Sanidad, y en solo unos días está ya por encima del 50%. 

Su rápida expansión amenaza con eclipsar totalmente al resto de variantes, como ya ocurrió con delta (también conocida como india), que se ‘comió’ a alfa (británica) en tiempo récord. A nivel nacional, la situación es muy similar. En Madrid, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, representa ya el 79,4% de los contagios, mientras que en País Vasco es el 72,7%, en Canarias, el 72,3% y en Castilla-La Mancha el 68,9%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión