Aragón
Suscríbete

aragón

Jesús Marco (Faratur): "Las previsiones en las casas rurales para 2022 son muy buenas porque hay ganas de viajar"

El presidente de la Federación Aragonesa de Turismo Rural ha comentado que, al igual que en el resto de España, el efecto negativo de las anulaciones de reservas a última hora con motivo del aumento de casos de coronavirus se ha podido suplir de manera parcial.

Gistaín, nevado, el pasado mes de diciembre.
Gistaín, nevado, el pasado mes de diciembre.
HA

El presidente de la Federación Aragonesa de Turismo Rural (Faratur), Jesús Marco, ha sostenido que los empresarios de casas rurales de la comunidad autónoma tienen unas previsiones "muy buenas" porque "la gente tienen muchas ganas de salir y de viajar".

Aunque para este último puente navideño de Reyes la ocupación de los alojamientos rurales aragoneses ronda el 40%, en Nochevieja y Año Nuevo se ha llegado hasta el 82%. "Reyes es una fecha más floja" porque los niños "están disfrutando en casa de los regalos" y a punto de retornar a las aulas. Además, "llega la famosa cuesta de enero" y se nota, "con y sin COVID", ha manifestado Marco en declaraciones a Europa Press.

El presidente de Faratur ha comentado que, al igual que en el resto de España, el efecto negativo producido por las anulaciones de reservas a última hora con motivo del aumento de casos de coronavirus se ha podido suplir de manera parcial.

"Para este fin de semana, no ha habido muchas anulaciones, ha habido más estabilidad, pero en Nochevieja, que tuvimos más, se fue tirando de lista de espera para suplir esas bajas" porque "se nos había quedado mucha gente sin poder hacer reservas y cuando había anulaciones, llamábamos para recuperar clientes y hemos llenado bastante", ha contado.

Los alojamientos turísticos rurales de Aragón preveían una ocupación del 95% y al final ha sido del 82%. La mayoría de cancelaciones han sido de grupos de amigos de más de diez personas, donde alguno de ellos fueron positivo en coronavirus y, por tanto, el resto prefería suspender la escapada, ha apostillado Jesús Marco.

Esta situación se ha dado, sobre todo, en las localidades aragonesas limítrofes con La Rioja y Navarra, dos de las regiones más afectadas por la actual ola de contagios de covid-19.

Los lugares "estrella" que han recibido mayor afluencia de visitantes han sido las localidades pirenaicas, con turistas procedentes de Barcelona o Madrid en busca de actividades de montaña. No obstante, ha habido "buenísimos" datos en Albarracín, Gúdar-Maestrazgo, el Matarraña, la zona del Moncayo y Cinco Villas.

"Muy buenas" previsiones

Jesús Marco se ha mostrado muy confiado en que 2022 será un "muy buen año", aunque la actividad dependa de la situación epidemiológica. "La gente tiene ganas de conocer, salir de casa y se nota", ha dicho.

Desde FARATUR han comentado que un "aliciente" para escoger las casas rurales como alojamiento turístico es que el 80% de estas instalaciones en Aragón tienen el sello de establecimiento seguro.

Por eso, "no hemos tenido ningún problema, ni peligros", ha explicado el presidente de la Federación, al tiempo que ha puntualizado que el 20% restante siguen cerrados porque "no pueden cumplir con los requisitos de seguridad y para evitar contagios, problemas con huéspedes, empresarios y los pobladores del medio rural han decidido mantener la persiana bajada".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión