Huesca
Suscríbete por 1€

El Pirineo llega a la recta final de la Navidad superando el 80% de ocupación

La Aemet ha activado desde este viernes y hasta el sábado al mediodía un aviso por nevadas que mejorarán aún más la oferta de las estaciones, que suman 263 km.

Los aficionados disfrutaron este jueves de un gran día de esquí en el 100K Candanchú-Astún.
Los aficionados disfrutaron este jueves de un gran día de esquí en el 100K Candanchú-Astún.
Candanchú

El sector turístico del Pirineo encara la recta final de una Navidad que prometía muchísimo por la cantidad de nieve y por las ganas de la gente de esquiar después de que la última temporada se quedara casi en blanco, aunque finalmente esas expectativas se desinflaron ligeramente por el repunte de la covid, que disparó las cancelaciones. Aun así, los valles han llegado al último fin de semana de las vacaciones navideñas con buen sabor de boca ya que la ocupación media por encima del 80%.

Así ocurre por ejemplo en el valle de Benasque, donde el balance es agridulce "porque podrían haber sido unas Navidades históricas pero al final por culpa de la pandemia se han quedado en unas buenas vacaciones", apunta el presidente de la asociación turística, José María Ciria. Y aunque reconoce que las recepciones de los hoteles han tenido "mucho mareo" con el baile de cancelaciones y reservas de última hora, su valoración es positiva porque han sido casi tres semanas de alta ocupación. "Además, así como otros años bajaba mucho a partir del 5 de enero, esta vez se han recuperado las cifras de cara al fin de semana y estaremos por encima del 80%, que es un muy buen dato para las fechas que estamos", resalta.

En el caso del valle de Tena, la ocupación de estos últimos días de Navidad ha repuntado y calculan que rozarán casi el lleno. "Ha habido mucho movimiento de anulaciones pero al final se ha compensado con nuevas reservas", asegura Jesús Pellejero, presidente de la asociación turística. Además, agradece la nieve fresca que cayó esta semana "porque ha ayudado a crear más ambiente". En su opinión, "es un buen inicio de temporada", aunque de cara a este mes de enero han recibido ya cancelaciones de grupos "porque la gente quiere hacer actividades conjuntas pero piensa que ahora no es el mejor momento".

Mientras, en el valle del Aragón la media es algo más baja en este último fin de semana ya que estiman una ocupación del 75% "aunque es verdad que oscila por los movimientos que hay de última hora", resalta el presidente de la asociación turística, Luis Terrén. Aun así, están contentos con la afluencia que se espera tanto a pie de pistas como en el fondo del valle. Por eso, su balance provisional de la Navidad es positivo: "Han sido unas vacaciones largas de casi veinte días, ha hecho muy buen tiempo y hemos tenido muchas jornadas de alta afluencia en las estaciones así que se puede decir que hemos tenido un buen inicio de invierno", resume. Además, admite que "empezaba a faltar un poco de nieve" por lo que entre las precipitaciones de los últimos días y el trabajo de los cañones "se ha arreglado bastante".

En Sobrarbe, en cambio, pese al esfuerzo que están haciendo por desestacionalizar el turismo, el invierno no es temporada alta ya que su oferta de esquí alpino está en la vecina Francia (Piau-Engaly). Por ello, y pese al tirón que siempre tiene Ordesa, las cifras de ocupación han sido menores y este fin de semana se nota ya "un gran bajón", según la presidenta de la asociación, Paz Agraz.

Las estaciones del Pirineo esperan sumar este fin de semana 263 km, lo que supone más de un 70% de su superficie total. El dominio 100K Candanchú-Astún alcanzará los 85,5 km con 34 remontes y espesores de entre 75 y 175 cm de nieve polvo dura. Mientras, Aramón Formigal-Panticosa llegará a los 133 km con 36 remontes y un manto de 30 a 180 cm; y Aramón Cerler, a 45 km, 17 remontes y entre 30 y 80 cm.

A ello hay que unir también la oferta de los espacios nórdicos: 14 km en Llanos del Hospital de Benasque, 7,5 km en Candanchú y en Linza, 6 km en el Balneario de Panticosa y 2 km en Oza-Gabardito. Los espesores superan en muchos casos el metro.

Además, las previsiones para los próximos días indican que la situación de las estaciones de alpino y de fondo mejorará aún más ya que se esperan nuevas nevadas. De hecho, la Aemet ha activado desde primera hora de hoy y hasta mañana al mediodía un aviso por acumulaciones de 5 cm en 24 horas por encima de unos 1000 m, sobre todo en el sector occidental y en la divisoria.

Hasta -13 grados en Astún

También hay un aviso para el sur de Huesca por mínimas que podrían caer hasta los 4 bajo cero. Este jueves, varias estaciones meteorológicas de la Aemet situadas en zonas de alta montaña del Pirineo oscense se situaron entre las más frías de España como Astún-La Raca (-13,3), Cerler-Gogulla (-12,2), Formigal-Sarrios (-9,5) o Panticosa-Petrosos (-8,8). También hubo fuertes rachas de viento, como en Cerler (66 km/h), que condicionaron la apertura de algunos remontes durante el día.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión