Aragón
Suscríbete

coronavirus en aragón

Sanidad estima que la variante ómicron podría estar ya detrás del 50% de los contagios en Aragón

La cifra récord de positivos registrada este miércoles sumará aún más presión a un sistema asistencial "muy tensionado". La DGA pide 100.000 test de antígenos al Ministerio por el aumento de las pruebas realizadas.

Una enfermera del consultorio de Cuarte de Huerva comprueba el resultado de un test.
Una enfermera del consultorio de Cuarte de Huerva comprueba el resultado de un test.
Francisco Jiménez

Sanidad estima que la variante ómicron podría estar ya detrás del 50% de los contagios en Aragón, que volvió a superar este miércoles su récord de infecciones por covid, con 4.475 nuevos casos, y de pruebas diagnósticas, más de 12.000. Una explosión de contagios que obliga al Departamento de Sanidad a cambiar su estrategia de rastreo en una séptima ola desbocada, con un escenario de una elevada transmisión comunitaria. La Consejería estima que la variante ómicron está detrás del 38% de las infecciones, según los datos correspondientes a la semana pasada, y podría aumentar incluso al 50%.

"Ha cambiado completamente el paradigma, y ya no es una enfermedad que se pueda contener, sino que se debe mitigar la transmisión. La estrategia no puede ser la misma que en olas anteriores, ni siquiera que hace 20 días. Eso es insostenible". En este sentido, Javier Marzo, responsable de Atención Primaria y Hospitales del Salud, abogó por priorizar los esfuerzos del sistema sanitario en las personas vulnerables apelando "a la responsabilidad individual" para tratar de frenar así los casos que requieran hospitalización. El índice reproductivo a siete días (de 1,40) y la incidencia acumulada que registra la Comunidad, en su opinión, avalan esta decisión: "A una semana alcanza los 1.367 positivos cada 100.000 habitantes, lo que significa que afecta al 1,4% de la población de Aragón, y en algunas zonas sanitarias supera el 2%. Es una absoluta barbaridad". Y con esas cifras, dijo, es "imposible" contener la transmisión comunitaria, por lo que a partir de ahora el rastreo de contactos se limita a convivientes, mayores de 65 años, personas vulnerables, usuarios de residencias de mayores y trabajadores sanitarios y sociosanitarios.

El explosivo aumento de contagios en Aragón podría deberse a una "suma de factores", concretó José Ramón Paño, médico del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico. "Está habiendo un mayor número de interacciones en entornos de riesgo, espacios cerrados con escasa ventilación, en parte por la época del año, los puentes y fiestas, así como por la climatología" y a esto se suma, además, la relajación generalizada en las medidas de prevención: "Probablemente hemos confiado demasiado en que la vacuna, que sin duda ha sido esencial, fuese la solución final a la pandemia y que su final era inminente". Además, destacó la "irrupción de una variante del virus (ómicron) mucho más transmisible", y el hecho de superar determinado nivel de transmisión, "que una vez alcanzado hace mucho menos operativas algunas de las medidas de control, como el rastreo". Ómicron, más contagiosa, avanza posiciones en Aragón. Estaría ya detrás del 38% de los casos en la Comunidad, según los datos facilitados correspondientes a la semana pasada, pero podría superar realmente el 50%, afirmó Marzo. Ante este panorama, recordó la importancia de acelerar las terceras dosis de la vacuna. E indicó que "si se comporta como en Sudáfrica, Reino Unido o Madrid, continuará expandiéndose y predominará, por lo menos a corto plazo, aunque no se sabe si extinguirá a delta".

Debido a su gran transmisibilidad, adelantó, "es muy importante intentar que no infecte a los más vulnerables: embarazadas, inmunodeprimidos y ancianos institucionalizados. Por otro lado, si no podemos evitar que un porcentaje importante de la población se infecte, lo que es esencial para evitar o paliar el colapso sanitario es que las infecciones no se produzcan en tromba sino que ocurran de forma gradual, más lentamente".

700 bajas por covid en el Salud

El sistema sanitario en esta séptima ola está "muy tensionado", reconoció Marzo. A los retrasos acumulados en otras patologías por todo lo ocurrido hasta ahora, añadió el doctor Paño, se suma que "los profesionales están muy cansados y en un número escaso debido a la dificultad en estos momentos para encontrar sustitutos y a los contagios". En estos momentos hay más de 700 profesionales sanitarios y no sanitarios del Salud de baja. Solo el martes, se confirmaron los contagios de 55 enfermeros y 20 médicos.

La tensión se concentra en Atención Primaria y se extiende cada vez más a la Especializada. "Los hospitales están aguantando", explicó Marzo, pero "la tensión va a ir a más". La situación repercute también en los servicios de Urgencias, con elevadas demandas en el Royo Villanova o en el Servet, que atendió el martes 473 urgencias en el hospital general, 47 en Maternidad y 138 en el Infantil. En estos momentos, hay 2.658 pacientes ingresados en todo Aragón, de los que 455 son enfermos covid (47 de ellos en la uci). Esta presión se refleja también en la capacidad para analizar las numerosas pruebas diagnósticas. La DGA pidió el martes 100.000 test de antígenos al Ministerio. Marzo reconoció "problemas puntuales de suministro" de hisopos y test de antígenos en algunos centros pero "de momento no hay rotura de ‘stock’". "La acumulación de festivos por Navidad, el gran volumen de pruebas y la avería durante dos días de una máquina en el Servet repercuten en la demora de los resultados", añadió: "Cuanto antes se sepa si es positivo mejor, pero ya no estamos intentando contener la cadena de transmisión, sino mitigarla". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión