Aragón
Suscríbete

#YoComproEnAragón

Los testimonios

Crisis de suministro ante la Navidad: "El problema es generalizado. Faltan teles, neveras, lavadoras..."

Tiendas de electrodomésticos, jugueterías y papelerías sufren ya problemas y ven retrasados sus pedidos.

Braulio, entre electrodomésticos y menaje en su local
Braulio, entre electrodomésticos y menaje en su local
Toni Galán

Las tiendas de electrodomésticos están teniendo unos problemas "exagerados" para abastecerse. Con los contenedores "atascados" y muchas fábricas sin componentes, faltan modelos de lavadoras, frigoríficos, planchas, televisores... "Da igual que hablemos de una marca china, coreana o americana. Es generalizado", apuntó José Antonio Braulio, gerente de Novotec.

El día a día se ha vuelto "caótico", según advierten los propios empresarios. "Pides un producto y no viene o te mandan otro. Hay empresas que incluso han tenido que volver a modelos de otros años. Todo lo que es de encargo queda al azar. Si el fabricante lo tiene estás de suerte, pero si no, toca esperar", dijo.

Los comerciantes empezaron a detectar problemas a principios de año, aunque pocos imaginaban que se iba a llegar a este punto. La situación, denuncian, está yendo "cada vez a más". "Puedes tener un modelo que se venda muy bien y tener que prescindir de él al agotar existencias. Y cuando un producto se acaba en una tienda se agota en todas, esto afecta tanto a grandes como a pequeños. La única diferencia entre unos y otros puede ser que yo haya comprado 10 y mi competencia 50", razonó.

Al ser productos de primera necesidad, los clientes "terminan comprando el de al lado si no está el que tenían en mente". "Tienen que tomar una decisión con lo que hay", comentó Braulio. Más difícil lo tienen aquellos que tienen que ajustarse a unas medidas determinadas, ya que hacer un encargo puede traducirse en meses de espera. A esto hay que sumar la subida de precios, que ya se está empezando a notar. "Están aumentando considerablemente, es un no parar. Hay modelos que desde principios de año se han encarecido un 20%", aseveró.

El problema es que el sector "no puede hacer mucho más", aunque los empresarios confían en que las cadenas les den "apoyo logístico" a no mucho tardar. Campañas como el Black Friday están, en todo caso, aseguradas. "Si no se rebaja un modelo se rebajará otro. El problema vendrá cuando no tengas ni uno ni otro", añadió. Para las pequeñas y medianas empresas, la falta de ‘stock’ se ha convertido en un contratiempo añadido a la crisis sanitaria. "Es un fastidio. La gente, por suerte, se ha volcado con nosotros y ha ayudado a que suban las ventas", dijo el gerente de Novotec.

"Hemos hecho acopio. Muchas personas están adelantando las compras"
Marisa Sanz y Virginia García, en la juguetería
Marisa Sanz y Virginia García, en la juguetería
Guillermo Mestre

Tiendas de juguetes como Toy Club Express han hecho acopio de marcas como Lego o Playmobil ante la amenaza de desabastecimiento de cara a la Navidad. "Nos hemos surtido con lo poco que había en ‘stock’ para no quedarnos sin nada", explicó su encargada, Virginia García, que tampoco descarta que falten según qué juegos de mesa tras el ‘boom’ vivido durante la crisis sanitaria.

Pese a que tanto las estanterías como los almacenes están llenos, este mes de octubre ya se está vendiendo por encima de lo habitual. "Mucha gente está adelantando sus compras. Los hay que, directamente, vienen con la lista preparada. Quizá no compran el regalo principal, pero sí complementos u otros de carácter secundario. Las muñecas y los muñecos de bebé se están vendiendo muy bien", comentó. Los mayores problemas los tendrán quienes busquen referencias concretas. "Con los juegos de mesa hay más opciones. Si no hay uno te puede servir otro, pero los juguetes son más difíciles de reemplazar", razonó.

La previsión, según Baltasar Castelló, director de tiendas de Imagine Shop, es que "si otros años venían agotándose entre 10 y 15 modelos, esta vez sean 30". "Afectará, sobre todo, a los juguetes electrónicos. La pega es que las modas no se ‘destapan’ hasta última hora. El juguete tiene un ciclo muy estable, pero durante 45 días al año se convierte en producto de gran consumo", dijo.

A estas alturas del año ya saben que no podrán contar con ciertas marcas o productos. "Puede ocurrir que, incluso fabricándose en España, no estén a tiempo. Las grandes beneficiadas están siendo las empresas europeas, que están trabajando a toda máquina para suplir las carencias de productos de China. Hay marcas que incluso están intentando aumentar la producción en el continente. El problema es más de plazos que de costes, y del encarecimiento de las materias primas, ya que, en muchos casos, los juguetes llevan cartón, plástico...Un contenedor que antes costaba 2.000 euros puede estar ahora tranquilamente en los 13.000", manifestó.

Aunque insta a no ponerse nerviosos, Castelló reconoce que lo peor vendrá de cara a diciembre. El sector espera una buena campaña, ya que, en muchos casos "hay un ahorro acumulado, aunque quizá no deseado". Advirtió, sin embargo, que una subida de ventas en octubre no compensaría, de ningún modo, una caída a finales de año, de ahí que se siga con especial atención la evolución del mercado y la demanda.

"No puedes hacer previsiones. Pides algo y viene a los tres meses"
Távara, junto a algunos de los productos más demandados
Távara, junto a algunos de los productos más demandados
Oliver Duch

La mercancía también está llegando tarde y con cuentagotas a las papelerías. A Canudo, tienda especializada en artículos para fiestas, le está fallando uno de sus principales proveedores, de origen americano y con base en Londres. De él dependen "alrededor de un 20%" de sus referencias. "Todas las semanas debería entrar un palé, pero ahora vienen cada 10 o 15 días y no hasta arriba como antes. No llega todo lo que se pide", advirtió Araceli Távara, propietaria del establecimiento.

El problema, afirmó, "no es de hace una semana", sino que empezó a pasar factura ya antes del verano. "No puedes hacer ninguna previsión. Puedes pedir algo y pasar tres o cuatro meses. La segunda sorpresa es el precio. Las primeras dos o tres subidas las asumimos, pero ahora ya ha llegado un momento en el que no puedes aguantar más. Especialmente con la subida de la luz. Hay que tener en cuenta que el margen en papelería es muy pequeño", dijo.

Entre los artículos que empiezan a faltar hay guirnaldas, globos, vajillas desechables, bolsas de plástico reciclado... "Los clientes se quejan. Con lo imprescindible se apoyan en otras marcas, pero en lo que es más ‘de capricho’, no. Los padres están reteniendo mucho el gasto. Me da la sensación de que, con tanta incertidumbre, tienen un cierto miedo a que la situación vuelva a complicarse", dijo Távara, al tiempo que auguró "varios años de inestabilidad" en los suministros. "Todo pasa, pero no creo que veamos cambios a corto o medio plazo", expuso.

En la papelería tradicional no hay tantos problemas. La campaña de la vuelta al cole terminó sin incidencias, aunque "empiezan a escasear" ciertas referencias en los materiales de escritura y dibujo. La principal incertidumbre es la Navidad. "Llevamos tiempo adelantando los pedidos, pero por ahora apenas han llegado cuatro productos. Ni siquiera tenemos confirmación por parte del fabricante. No han enviado ni vajillas, ni manteles y no sabemos cuándo lo harán", lamentó.

Otras papelerías, como Piedra Papel y Tijera, también están sufriendo retrasos puntuales. "Hice un pedido a una marca holandesa en agosto y aún estoy esperando. Y con el material de ‘scrapbooking’, que depende de una marca de China, ocurre lo mismo", indicó su responsable, Luis Alejandre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión