Aragón
Suscríbete

Tercer Milenio

Entrevista

Laura Camón: "Debemos estudiar al resto de primates para comprendernos"

Nació en Zaragoza en 1994. Es bióloga, primatóloga y comunicadora científica. Acaba de regresar de Senegal tras diez meses de investigación en la selva.

Laura Camón, primatóloga y divulgadora, en el Parque Grande de Zaragoza.
Laura Camón, primatóloga y divulgadora, en el Parque Grande de Zaragoza.
Guillermo Mestre

¿Qué hace una zaragozana viviendo diez meses en medio de la selva senegalesa?

Estudiar primates. Me interesa mucho la cognición animal, cómo funciona el cerebro en las distintas especies, y en concreto en los primates porque se relaciona con la evolución humana. Las posibilidades de trabajar con primates en España son muy limitadas: hay tres ‘santuarios’, pero no hay primates salvajes, salvo los de Gibraltar, que viven en condiciones bastante humanizadas. Encontré una oferta laboral en Twitter que me llevó hasta Senegal.

¿Cuál ha sido su función allí?

Fui contratada como asistente de campo, con posibilidad de continuar haciendo el doctorado. Era becaria y mi trabajo consistía en salir al campo y ayudar en la toma de datos para un proyecto a largo plazo del DPZ, un instituto de investigación primatológica alemán, y para los estudiantes de doctorado.

¿Cómo era un día normal?

El campamento de investigación en primatología está en uno de los puestos de vigilancia del Parque Nacional Niokolo-Koba. Todos los días, a las 6.30, salíamos a buscar a los babuinos, a pie o en coche, acompañados por dos agentes del parque que llevaban las antenas para localizar las señales de radio de sus collares. La toma de datos se prolongaba hasta la una del mediodía. De vuelta al campamento, nos esperaba un gran plato de arroz del que comíamos todos. Por la tarde, pasábamos los datos al ordenador y los limpiábamos. Y, en las dos horas libres que quedaban, no podíamos salir por el parque porque hay leones y es peligroso.

¿Tuvo algún encuentro con ellos?

Es habitual escucharlos mucho, por las noches o por el día –hacen llamadas a larga distancia, muy fuertes–, lo que te hace estar alerta. Pero puede haber semanas en que ni los oyes ni los ves, y se te olvidan. Una vez, observando babuinos, me encontré con uno de pronto, rugiendo a cuatro metros de mí. Fue impresionante. La adrenalina que sientes es brutal.

¿Y qué hizo?

Tuve la reacción intuitiva de salir corriendo, que es justo lo que te dicen que no hay que hacer porque te perciben como una presa. Parece que en realidad estaba intentando cazar un babuino y, aunque se sorprendió al vernos a mi compañera Rachel y a mí, no nos hizo caso. Pero vamos, si hubiera decidido comerme, se lo puse en bandeja.

¿Qué era lo que más echaba en falta allí?

Para ser un campamento en medio de la selva, las condiciones estaban bastante bien: teníamos electricidad de placas solares y hasta conseguimos wifi por satélite, un lujo. El agua que bebíamos la sacábamos de un pozo y había muchos mosquitos. Lo más duro para mí ha sido el aislamiento, porque tu círculo social es muy pequeño y es el mismo para trabajar y para el ocio. Necesitaba calor humano.

Ahora, desde la ciudad, ¿añora algo?

Sin duda estar con los animales, que es para lo que vas allí. A los babuinos los voy a echar de menos, pero en realidad tenía muchas ganas de volver. Diez meses se me han hecho un poco largos; es mejor hacer una desconexión, pero no pude venir en vacaciones debido a la pandemia. Al principio es muy apasionante y cada día aprendes cosas nuevas. El entrenamiento para tomar datos es largo y difícil. Todos los babuinos te parecen iguales y no entiendes su comportamiento. Después de cuatro o cinco meses, los reconoces a todos, pero llega un momento en que ves menos novedades y echas de menos a la gente de España. Te das cuenta de que es un trabajo duro, unas veces con mucho calor, otras con lluvia torrencial... No descarto hacer el doctorado allí en el futuro, pero, a corto plazo, quiero dedicarme a la divulgación, que hasta ahora ha sido un hobby desde mi canal de Youtube, ‘Torquigener’, donde intento responder preguntas que pueda tener la gente y también enseñar la otra parte de la ciencia, la toma de datos que hacemos en investigaciones como esta, en África, cómo vivimos en el campamento... Acabo de empezar a trabajar en el equipo del programa 'Agujero de gusano' de Aragón TV.

Ha estudiado a los babuinos de Guinea. ¿Qué tienen de particular?

Son interesantes porque su comportamiento social es diferente al de otras especies mucho más agresivas. Los babuinos de Guinea son muy tolerantes, con baja agresividad entre machos. Presentan un comportamiento estereotipado que repiten: los ‘greetings’ o saludos, que consisten en tocarse los genitales unos a otros, ya sean machos o hembras, crías o adultos. Indistintamente si hay o no hembras alrededor o se da una situación conflictiva. La función es afianzar los vínculos sociales, decirse lo amigos que son.

¿Qué puede enseñarnos esto sobre la evolución del comportamiento humano?

Hay un hipótesis que dice que los ‘greetings’ podrían ser precursores de los rituales humanos, que añaden el valor simbólico. Esta sociedad que tenemos pudo empezar en sociedades tan tolerantes como las de los babuinos de Guinea.

¿Somos ahora menos tolerantes?

Nuestra sociedad es supertolerante; en una ciudad de miles de habitantes, apenas pasa nada y esto es muy raro en primates. En chimpancés, nuestro pariente más cercano, en cuanto el grupo es demasiado grande hay guerras. Se dice que estamos en medio del chimpancé y los bonobos, nuestros dos primos.

¿Tenemos complejo de superioridad?

Tenemos una perspectiva totalmente sesgada, que nos pone en el centro. Hay que tener en cuenta que hace muy poco tiempo que se empezó a girar la vista hacia los animales, desde mitad del siglo XX, cuando se comienza a estudiar su conducta. Antes, el foco estaba en el ser humano. Y también la Teoría de la Evolución es relativamente reciente. Queda trabajo por hacer hasta darnos cuenta del sitio en que estamos. Somos un animal más, un primate más, con desarrollo cultural bestial que hace que vivamos como vivimos hoy en día, pero durante miles de años vivimos como el resto de los animales. Para comprendernos a nosotros mismos y nuestro comportamiento, debemos estudiar al resto de primates y compararnos, ver qué aspectos compartimos y en qué nos diferenciamos.

"Somos egocéntricos y nos creemos lo más en evolución por nuestro sistema nervioso tan desarrollado, pero si pensamos en tiempo de supervivencia como especie, somos el último mono"

Realmente, ¿quiénes somos nosotros, los humanos, vistos en contexto?

Somos una especie que se caracteriza por tener un sistema nervioso central muy desarrollado, el cerebro, que nos lleva a desarrollar el lenguaje o la transmisión cultural; cuando estamos en sociedad, hacemos cosas increíbles, como construir aviones que vuelan. Somos egocéntricos y nos creemos lo más en evolución por nuestro sistema nervioso tan desarrollado, pero si medimos otras cosas y pensamos, por ejemplo, en tiempo de supervivencia, somos el último mono –nunca mejor dicho–: no llevamos nada sobre la Tierra y, visto el cambio climático, puede que hasta nos autoextingamos. Mientras tanto, hay peces que llevan sin cambiar millones de años, lo que, en términos evolutivos, sugiere que han llegado a lo ideal.

¿Se nos olvida que formamos parte de un ecosistema?

Vivimos bastante aislados y modificamos nuestro entorno, mucho más que otros animales. La separación con la naturaleza es muy grande.

En 2020 vivió en Senegal el estallido de la pandemia y tuvo que regresar en mitad del confinamiento. ¿Cómo ha sido esta segunda etapa? ¿Llegan las vacunas a África?

A veces hablamos de África y metemos países muy distintos en el mismo saco. Senegal está bastante desarrollado y no ha llegado muy fuerte el coronavirus. Fue curioso: yo, que estaba en medio de un parque nacional en África, me pude vacunar mucho antes que la gente de mi edad en España. Había vacunas de sobra, incluso en lugares remotos, porque la gente no iba a vacunarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión