Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Renfe jubila los tamagochi de la línea de Canfranc a finales de mes

La compañía los sustituirá finalmente por los mismos trenes TRD que prestan servicio en la vía de Teruel, con el doble de capacidad y más fiables.

Un tren 'tamagotchi', en la línea de Canfranc.
Un tren tamagotchi, en la línea de Canfranc.
Pablo Segura

Renfe ha decidido finalmente jubilar los viejos trenes tamagochi que aún prestan servicio en la línea de Canfranc. La compañía ferroviaria acaba de anunciar este viernes que los sustituirá a finales de mes por los automotores diésel TRD que cubren el servicio de Zaragoza a Teruel, que precisamente relevaron también al mismo tren de la serie 596 a finales de 2020 en dicho corredor. De este modo, se duplicará la capacidad, de 56 a 124 plazas, y se ganará en fiabilidad.

La decisión es histórica porque supondrá el final de este material ferroviario en España, dado que solo circula en la actualidad entre Zaragoza a Canfranc tras haberlo dejado de hacer con anterioridad en el resto de líneas sin electrificar del país.

Aunque la compañía siempre ha defendido la idoneidad de estos automotores diésel, en las líneas con baja demanda por su ajustado número de plazas, asumió su paulatina desaparición por las reiteradas críticas por sus constantes averías.

Las últimas seis unidades están adscritas a Zaragoza y las restantes 19 están apartadas del servicio o ya se ha procedido a su desguace, según apuntaron fuentes ferroviarias consultadas por este diario.

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ligó hace dos años su desaparición a la entrega de los nuevos convoyes regionales propulsados por energía limpia que se debían licitar y cuya entrega fijó para este otoño, pero su licitación se ha postergado sine díe. Lo que no se incumplirá es el plazo de sustitución de los tamagochi por un material más fiable, los TRD de la serie 594, fabricados por CAF.

Los convoyes que circularán en tres semanas ya lo hicieron en su día en la línea de Canfranc. Concretamente, se incorporaron entre Zaragoza y Jaca en 2003, dotados con bogies Brava que le permitían utilizar tanto la línea de ancho internacional entre Zaragoza y Huesca como la vía convencional hasta Jaca. Circularon solo una temporada, al igual que el TRD de ancho ibérico que también se asignó a la línea oscense.

Este tren tiene más del doble de capacidad y ofrece, según la compañía, “un gran confort con butacas reclinables, reposabrazos abatibles y una nueva zona común”. Las puertas interiores y exteriores son automáticas, dispone de climatización en todo el tren y cuenta con maleteros independientes, así como con dispositivos portabicicletas.

Renfe tiene asignados a Aragón tres convoyes TRD para atender dos servicios diarios entre Zaragoza y Teruel y a finales de mes los reforzará con una cuarta unidad para que también asuma las dos expediciones por sentido y día entre la capital aragonesa y Canfranc.

Este tren también es más rápido que el tamagochi, alcanza 160 km/h frente a 120 km/h, y ya permitió recortar quince minutos el tiempo de viaje a Teruel. No obstante, la compañía ha indicado que en el caso de la línea oscense aún está por ver si se podrá tomar la misma decisión, dado que todo dependerá del estado de la infraestructura, que presenta muchas limitaciones, y del propio tráfico donde sí podría 'correr', entre Zaragoza, Tardienta y Huesca. En todo caso, la ganancia sería mínima en un viaje que se alarga ahora 3 horas y 45 minutos.

La compañía también viene utilizando el moderno tren diésel de la serie 599 asignado a Teruel. Este verano cubre uno de los servicios diarios por sentido de la línea de Canfranc, pero solo los fines de semana y los lunes. En su caso, mantiene el mismo horario pese a que está homologado para circular a 160 km/h. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión