Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tribunales

Prisión permanente revisable para Igor el Ruso por los tres asesinatos de Andorra

Además de por tres asesinatos, el serbio Norbert Feher ha sido condenado a 15 años de prisión por tres robos con violencia. Si la sentencia se declara firme, no podrá solicitar el tercer grado hasta haber cumplido al menos 22 años preso.

Teruel
Norbert Feher, alias Igor el Ruso, durante el juicio que ha tenido lugar en los últimos días en la Audiencia de Teruel.
Antonio García/Bykofoto

Norbert Feher, el criminal que se enmascara tras el alias de Igor el Ruso, sabe ya que solo una pirueta impredecible del destino podrá impedir que envejezca y acabe sus días entre rejas. Ya sea en Italia, donde fue condenado a cadena perpetua por cercenar la vida de dos personas, o en España, donde se le acaba de imponer la pena de prisión permanente revisable por los asesinatos del ganadero José Luis Iranzo (40 años) y los agentes de la Guardia Civil Víctor Romero (30) y Víctor Caballero (38), perpetrados a traición la tarde del 14 de diciembre de 2017 en los montes de Andorra (Teruel). El veredicto del Jurado fue rotundo y convirtió la redacción de la sentencia en un mero trámite. De ahí que al magistrado-presidente, Fermín Hernández, le hayan bastado solo unos días para firmar un fallo sin precedentes en Aragón. La pena máxima del Código Penal se impuso ya al tío de la pequeña Naiara -de 8 años, torturada y asesinada por su tío en Sabiñánigo en julio de 2017-, pero esta es la primera vez que se castiga con ella a autor de más de dos asesinatos.

El legislador limitó a ocho los casos en que los tribunales pueden imponer la prisión permanente revisable. Y para poder aplicársela al paramilitar serbio, tal y como pedía la Fiscalía, representada por Carmen Continente, y las siete acusaciones particulares, debía quedar probado que Norbert Feher no solo mató, sino que asesinó a sus tres víctimas. No tuvo dudas el jurado, que a la hora de emitir su veredicto dijo que el acusado disparó contra José Luis Iranzo con alevosía y con la intención de ocultar otros delitos, dos de las condiciones exigidas para apreciar el asesinato. Tampoco las tuvo sobre lo acontecido en el Mas de Zumino, donde apenas unos minutos después de acabar con la vida del vecino de Andorra Igor el Ruso acribilló a tiros por la espalda -con una pistola en cada mano- a la patrulla Roca de la Guardia Civil. Para los miembros del Tribunal Popular, el criminal actuó además con ensañamiento, con intención de prolongar la agonía y sufrimiento de los agentes abatidos, otra de las conductas que desembocan en la condena por asesinato.

La sentencia que este jueves ha dado a conocer la Audiencia de Teruel condena a Feher a sendas penas de 25 años de cárcel por los dos primeros asesinatos, los de José Luis Iranzo y Víctor Romero, a la que suma la de prisión permanente por el tercero, el de Víctor Caballero. Pero no porque la muerte de este agente revistiera una casuística diferente que obligara a castigarla de forma más severa, sino porque se exige que sean más de dos los asesinados para poder imponer la pena máxima. Tampoco resulta baladí a efectos jurídicos que la sanción por los dos primeros crímenes sea 50 años: 25 por cada uno, la mayor que contempla el Código Penal. Y no lo es porque de esta manera el condenado no podrá progresar al tercer grado -que permite dormir fuera de prisión- hasta cumplir al menos 22 años. Del mismo modo, le impedirá proponer la suspensión del resto de la condena hasta que haya pasado al menos 30 años en una celda.

Además de por los tres asesinatos, la sentencia condena a Igor el Ruso por tres delitos de robo con violencia, lo que añade otros 15 años de prisión. Lo único que ha conseguido la defensa, a cargo del letrado Juan Manuel Martín Calvente, es que el paramilitar se le absuelva del delito de tenencia ilícita de armas y del de pertenencia a organización criminal. Sobre este último, la sentencia recuerda que la Guardia Civil nunca pudo probar que el delincuente contara con algún tipo de apoyo durante su periplo por tierras aragonesas: a las que accedió por Fraga a finales de septiembre o comienzos de octubre de 2017 para acabar en Mirambel, donde sufrió un accidente y fue detenido cuando huía con destino a Valencia tras el triple crimen.

Un millón de euros más por el lucro cesante

En cuanto a las indemnizaciones que recibirán las familias del fallecido, el magistrado-presidente las fija en más de 3 millones de euros. Solo la familia de Iranzo, a la que representa el penalista Enrique Trebolle, reclamó durante la vista el lucro cesante, es decir, el dinero que habría ganado la víctima de no haber sido abatido por dos disparos. Para apoyar su exigencia, comparecieron ante el jurado tanto el padre del malogrado José Luis, testigo directo de los hechos y la persona que primero puso en alerta a la Guardia Civil, como su viuda. Dos peritos se encargaron también de presentar los números, y en sus conclusiones se ha apoyado finalmente el juez para sumar un millón de euros a su reclamación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión