Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

triple crimen de andorra

Enrique Trebolle, abogado de los Iranzo: "Podrán recurrir, pero es una sentencia de acero"

Enrique Trebolle, abogado de la familia del ganadero asesinado, se ha mostrado feliz y satisfecho por el fallo de la Audiencia de Teruel. Sabe que no es el punto y final, pero adelanta que seguirán "peleando".

Teruel
Eva Febrero, la viuda de José Luis Iranzo, tras su declaración en la Audiencia de Teruel, arropada por su abogado, Enrique Trebolle.
Jorge Escudero

Felicidad y satisfacción. Esos son los dos sentimientos que Enrique Trebolle, abogado de la familia Iranzo, transmitía minutos después de conocer la sentencia que condena a Igor el Ruso a prisión permanente revisable por el triple crimen de Andorra. “Podrán recurrir, pero el jurado dejó tan claros los hechos que el fallo es inamovible. Es una sentencia de acero”, manifestaba. El penalista considera que “se ha hecho justicia” y se ha conseguido “extirpar el tumor” que el paramilitar serbio Norbert Feher representa para la sociedad. “Con una condena tan rotunda, este criminal debería terminar sus días entre rejas. No creemos en la reinserción de alguien que ha matado a cinco personas (arrastra otros dos homicidios en Italia), pero como nuestro sistema penitenciario es bastante garantista, nos hemos asegurado de que antes de poder aspirar a cualquier beneficio o permiso tengan que pasar al menos 30 años”, apuntaba.

"Nos hemos asegurado de que antes de poder aspirar a cualquier beneficio o permiso tengan que pasar al menos 30 años”, dice Trebolle

Como la Fiscalía y el resto de acusaciones particulares, Trebolle es consciente de que la defensa, a cargo de Juan Manuel Martín Calvente, apurará todas sus opciones y tirará de cualquier hilo suelto para desgarrar una sentencia que a priori se antoja bien cosida. “Hemos peleado y seguiremos peleando hasta donde haga falta”, adelantaba a este respecto el letrado.

La familia del ganadero asesinado fue la única que compareció durante el juicio ante el Jurado. Lo hicieron tanto el padre, testigo directo de los hechos acaecidos aquel aciago 14 de diciembre de 2017, como su viuda. El objetivo de la acusación particular era demostrar la “enorme pérdida humana y la tremenda ruina económica” que supuso para ellos la muerte de José Luis. De la primera han dado sobrada prueba no solo sus allegados, sino también las incontables muestras de cariño recibidas y la enérgica respuesta de los autodenominados Amigos de Iranzo. Pero la sentencia reconoce también ahora el perjuicio económico causado a la viuda y el hijo del vecino de Andorra.

El abogado Enrique Trebolle se apoyó en dos peritos para cuantificar el llamado lucro cesante. Es decir, el dinero que José Luis Iranzo habría podido aportar a su familia de haber seguido vivo. Y el magistrado-presidente del Tribunal Popular ha dado por buenas sus conclusiones, ya que además de indemnizar a los familiares del ganadero como a los de las otras dos víctimas, los agentes Víctor Romero y Víctor Caballero -300.000 euros a cada viuda, 200.000 por hijo, 80.000 a cada padre o madre y 50.000 a los hermanos-, le concede un millón de euros por el citado lucro cesante. El acusado es insolvente, por lo que a su representación legal le tocará ahora seguir litigando para que sea el Estado quien se haga cargo de la indemnización.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión