Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Uno de cada cuatro hospitalizados por covid en Aragón ha fallecido

Los mayores de 80 años, que concentraron la mitad de los ingresos por covid en la Comunidad, ahora suponen menos del 20%. La vacuna permite que cada vez más ancianos contagiados puedan esquivar el hospital.

Vacunación en el centro de Salud de San Pablo, en Zaragoza.
Vacunación en el centro de Salud de San Pablo, en Zaragoza.
Oliver Duch

Aragón sufre desde hace días un nuevo repunte de contagios de coronavirus que no se sabe si acabará de formar otra ola epidémica (la quinta) o si se quedará en una marea alta.

Lo que está claro es que a pesar del nuevo horizonte que se abre con la vacunación, la enfermedad sigue suponiendo toda una amenaza para la salud de las personas que la contraen. Los datos acumulados desde el 1 de julio hablan de que en casi uno de cada diez contagiados en la Comunidad tiene que entrar en el hospital. Y que de los que ingresan, casi uno de cada cuatro fallece.

Desde el comienzo de la pandemia se ha observado con claridad que el riesgo varía en función de la edad de los ciudadanos, y los datos que recopila el Instituto Carlos III de Madrid (Ministerio de Ciencia e Innovación) lo confirman. En total, el 9,9% de los contagiados en Aragón acaban ingresados. Sin embargo, en el caso de los menores de 19 años la probabilidad es inferior al 1%. El porcentaje es del 1,5% en la franja de 20-29 años; del 3% entre los 30 y los 39; del 5% entre los 40 y los 49; del 9,3% entre los 50 y los 59 años; y del 16,7% de la franja 60-69. Entre los 70 y los 79 años las posibilidades de entrar en el hospital aumentan hasta el 27,4%, y se disparan hasta el 39% (casi cuatro de cada diez) en el caso de los mayores de 80.

Loading...

La vacunación, no obstante, en estas últimas semanas está reduciendo claramente los ingresos de estas franjas de edad. Durante la pandemia, ha habido momentos en los que los mayores de 80 años suponían casi el 50% de los ingresos diarios por covid. Habitualmente, el porcentaje ha oscilado entre el 30% y el 40%. Sin embargo, desde principios de año, cuando poco a poco se fue avanzando en la vacunación, la importancia del grupo de los más mayores en el total de ingresos ha ido decreciendo hasta quedar por debajo del 20%... y bajando. Es decir, que el proceso de inmunización ha permitido reducir más de un 60% el peso que los más ancianos tienen sobre el total de hospitalizados por coronavirus en Aragón.

Joaquín Costán, director médico del hospital Clínico de Zaragoza, apunta que ese 9,9% de ingresos sobre el total de casos "no ha variado demasiado a lo largo de la pandemia", ni siquiera con la llegada de las nuevas variantes más contagiosas, como la británica. "Ahora hay más casos y más contagios, pero como se trata de gente más joven, se ven menos ingresos", añade.

Actualmente, la ocupación de camas va al alza en Aragón, y ya está por encima de los 370 ingresados entre planta y uci. Se trata del nivel más alto del último mes y medio, aunque muy por debajo aún de los anteriores picos epidémicos.

Loading...

El riesgo de los mayores

Cuando alguien ingresa en el hospital con covid, su evolución posterior es una incógnita. Aunque son más los que salen con el alta médica –sobre todo con la mejora de los tratamientos–, hay un 23% de los ingresados que acaban falleciendo, según los datos del Ministerio. Nuevamente, los porcentajes varían en función de la edad. Desde el mes de julio del año pasado, el 48,5% de los mayores de 80 años que han entrado en un centro hospitalario de Aragón con covid han fallecido. El porcentaje es del 20,2% en la franja 70-79 años, del 10,15% entre 60 y 69 años y del 4,1% entre 50 y 59. Por debajo de los 50 años, el porcentaje de personas hospitalizadas que acaban falleciendo es siempre inferior al 1,6%, mientras que por debajo de los 19 años no se han registrado casos desde la citada fecha.

"A lo largo de la pandemia hemos visto cómo la letalidad ha bajado por la medicación, por el soporte respiratorio y porque el paciente es más joven", apunta Costán. El jefe médico del Clínico señala que lo que no ha cambiado es que, como reflejan estas estadísticas, "la edad es un factor claro de riesgo".

La distribución por edades no atiende a esta dinámica si se estudia quiénes acaban en la uci. En total, un 8,5% de los que entran en un hospital acaban en cuidados intensivos. Es el 0,8% del total de casos. "La gente tiene que ser consciente de que si entra en el hospital tiene muchas posibilidades de pasar a la uci, y no hay tantas diferencias por edades", alerta el epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, que ha recopilado y analizado estos datos oficiales del Ministerio.

Quienes tienen más posibilidades de entrar en esta unidad son los de 60-69 años (lo hace el 14,3% del total de contagiados de esta edad). Les siguen los que tienen entre 70 y 79 (11,4%), los de 0-9 (9,09%, aunque sobre un total de casos muy bajo) y los de 30 a 39 años (8,3%).

Sin embargo, solo el 3,92% de los hospitalizados mayores de 80 años entran en la uci, a pesar de que casi la mitad acaban falleciendo. Según los médicos de cuidados intensivos consultados, el problema con los pacientes de avanzada edad es que "es muy difícil que superen un ingreso de estas características". Aunque señalan que el criterio de la edad no es inflexible, admiten que en los enfermos más mayores –habitualmente con otras patologías– el tratamiento invasivo de las unidades de cuidados intensivos suele ser definitivo.

El sexo como factor de riesgo

Además de la edad, el sexo también se presenta como un factor importante a tener en cuenta. En Aragón se han contagiado ligeramente más mujeres que hombres (el 52,2% del total) a lo largo de la pandemia, pero sin embargo la gravedad es mayor en el caso de los varones.

Si cogen el virus, ellos tienen más posibilidades de acabar en el hospital (el 11,11% de los varones requieren de un ingreso frente al 8,82% de las mujeres); también tienen más del doble de opciones de entrar en la uci (1,16% frente al 0,55% de las mujeres) y cuentan con más posibilidades de fallecer (el 2,56% frente al 2,05% de las mujeres). Sin embargo, una vez que entran en el hospital, el porcentaje de fallecidos es muy similar entre ambos sexos, en torno al 23%.

El 92% de los más mayores ya han recibido una dosis

El grupo de mayores de 80 años es el que ha alcanzado un mayor grado de inmunización. El hecho de que la vacunación se iniciara en las residencias de ancianos y de que la edad haya sido un criterio clave, ha permitido que el 91,8% de la franja de edad más elevada haya recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus. El 60,9% ya tiene la pauta completa. Esto no quiere decir que no puedan contagiarse, ni siquiera que no puedan tener complicaciones, pero reduce enormemente los riesgos. Lo demuestra el hecho de que el peso de los mayores sobre el total de hospitalizados y sobre el total de fallecidos ha bajado considerablemente.

La siguiente franja de edad que tiene un mayor porcentaje de inmunización es la de 75-79 años (el 73,4% tiene una dosis y el 3,6% la pauta completa), seguida de la de 60-64 años (43,6% y 8,1%), la de 70-74 años (26,9% y 2%) y la de 65-69 años (19,2% y 3%). Por debajo de los 60 años el porcentaje se reduce sustancialmente, ya que entre 18 y 59 años solo el 10,7% ha recibido una dosis, y el 4,8% la pauta completa. Se trata, fundamentalmente, de personal sanitario, profesores y fuerzas de seguridad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión