Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

hERALDO DEL CAMPO

Hacia una agricultura verde, aragonesa y cooperativa

AVA Cooperativa es el proyecto empresarial de 4 jóvenes aragoneses que han apostado por el cultivo de hongos dado su gran potencial medicinal y culinario.

De arriba abajo y de izquierda a derecha: Catalina Berriel, Javier Bravo, Borja Escanero y Gustavo Castillo.
De arriba abajo y de izquierda a derecha: Catalina Berriel, Javier Bravo, Borja Escanero y Gustavo Castillo.
AVA cooperativa

"Crear una cooperativa de asociados en la que podamos evitar tener jefes y hagamos algo para mejorar el medio ambiente". Con este objetivo, Javier Bravo, Catalina Berriel, Borja Escanero y Gustavo Castillo han fundado AVA (Agricultura Verde Aragonesa), una cooperativa de producción de hongos enfocada a dos ámbitos principales: el biomedicinal y el de la restauración. Un proyecto que ya ha despertado el interés de varias personas para asociarse.

"Los hongos, que de por sí constituirían un reino aparte del vegetal y el animal, tienen un gran potencial y multitud de propiedades medicinales por su alto contenido en betaglucanos, que son unas sustancias que actúan como inmunomoduladores, algo que, en un momento como el actual de lucha contra la covid, es algo muy relevante", destaca Javier Bravo, uno de los fundadores de la cooperativa.

Pero, además, quieren llevar a cabo "una revolución culinaria" a través de la producción de hongos destinados a la restauración de alta calidad, algo que Bravo denomina "hongos ‘gourmet’", que puedan estar no solo en restaurantes, sino también en fruterías para el disfrute de los consumidores en general. Asimismo, desde AVA quieren contribuir a la economía circular con el uso de estos hongos para la gestión de residuos y generación de materiales como el cuero.

Y para desarrollar su proyecto han elegido el modelo cooperativista, porque "es el que mejor se adapta a lo que queremos para nuestra empresa, que es que sea una empresa más democrática, en la que tengamos libertad para viajar o dedicarnos a otras cosas", incide Bravo. Y, aunque la cooperativa ha nacido en Zaragoza, tiene vocación de crecer y montar instalaciones en las que cultivar sus hongos en cualquier lugar. "Estaríamos dispuestos, además, a crear un banco de micelios para poder llevar nuestros productos a otros lugares en los que podamos conseguir las condiciones adecuadas para su crecimiento, como es, entre otras, la temperatura constante".

AVA era recientemente seleccionada junto a otras 29 ideas, de un total de 132, por Zaragoza Activa para recibir una formación de más de cien horas en materias como "legalidad, fiscalidad… en las que andamos más flojos y son esenciales para el desarrollo de la iniciativa", incide Javier Bravo.

Entre las 30 ideas que ya están en proceso de convertirse en un negocio se encuentra un amplio abanico de posibilidades. Además de otras dos empresas de agroalimentación, hay proyectos tecnológicos, propuestas con carácter cultural y turístico, medioambiental, de artesanía textil o complementos, cosmética, un canal de divulgación científica o una tienda de productos a granel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión