Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

heraldo del campo

Punto de encuentro para el vino ecológico

Bodegas.bio conecta desde hace un año a pequeños productores de vinos ecológicos con consumidores concienciados con la sostenibilidad y el desarrollo rural.

Carlos Vázquez, fundador de Bodegas.bio, en los viñedos de una de las bodegas del proyecto.
Carlos Vázquez, fundador de Bodegas.bio, en los viñedos de una de las bodegas del proyecto.
Bodegas.bio

Hace casi un año nacía un proyecto con las ideas muy claras: conectar a pequeños productores de vino natural y ecológico con consumidores preocupados por el desarrollo del medio rural, la preservación del medio ambiente y el consumo responsable. Bodegas.bio echó a andar el 21 de abril de 2020, en plena pandemia, convirtiéndose en el primer ‘marketplace’ especializado en caldos ecológicos. Ahora, las 20 bodegas con las que arrancó se han triplicado y alcanza ya las 67, cuatro de ellas aragonesas: Villa d’Orta (Huerta de Vero, Huesca), Solar de Urbezo (Cariñena, Zaragoza), Témpore (Lécera, Zaragoza) y Venta d’Aubert (Cretas, Teruel); a las que podrían sumarse próximamente otras de zonas como Calatayud.

Pese a la coincidencia de su lanzamiento, la idea de negocio se gestó antes de la era covid. "Yo no venía del mundo del vino profesionalmente, pero como consumidor y amante del vino, se me ocurrió que había una oportunidad, un nicho de mercado que no estaba bien atendido; y el negocio ‘online’ estaba ya en un momento favorable y, ahora, después de la pandemia, todavía más", explica Carlos Vázquez, fundador y CEO de Bodegas.bio.

Tras tomar la decisión de emprender a finales de 2019, Vázquez comenzó a contactar con las bodegas y a visitarlas. "Entre enero y febrero de 2020 visité 40 bodegas, recorriendo unos 8.000 kilómetros por toda España. Quizá no era algo imprescindible, pero sí positivo y con muchas cosas buenas: estar con los bodegueros, conocerlos y generar confianza de base para lanzar el proyecto", recuerda el fundador de Bodegas.bio, que, antes de emprender, había trabajado en marketing y dirección comercial, pero también había sido autónomo y hasta alcalde de su pueblo, Tuy, en la frontera con Portugal, muy cerca de Vigo.

Solar de Urbezo es una de las cuatro bodegas aragonesas de Bodegas.bio.
Solar de Urbezo es una de las cuatro bodegas aragonesas de Bodegas.bio.
S. D. U.

Triple impacto

El criterio que estableció Carlos para seleccionar las bodegas fue el del certificado ecológico, ya que la sostenibilidad y el impulso de la economía rural eran dos de los pilares del proyecto, que busca generar un triple impacto: económico, ambiental y social. "Este tipo de vinos, la mayoría de bodegas muy pequeñas, generan riqueza en el medio rural. Nos quejamos de la España vaciada, pero la forma más eficaz de combatir la despoblación es con actividades económicas que generan valor añadido, y la viticultura es una de ellas. Además, en España, el consumo de vino es muy bajo, en comparación con otros países cercanos como Portugal, Francia o Italia. Y facilitar el acceso a estos productores genera un impacto económico a pequeña escala en las zonas rurales", comenta Vázquez.

El compromiso con el medio ambiente es otra de las piedras angulares de Bodegas.bio, por eso, el factor ecológico es esencial. Todos los vinos que se comercializan en el portal poseen el sello de agricultura ecológica, lo que significa que en sus viñedos no se utilizan pesticidas sistémicos ni fertilizantes químicos, y que en sus bodegas hay una menor manipulación química. "Son productos que reflejan de forma más directa y honesta lo que da la tierra, el ‘terroir’, que engloba la tierra, el clima, la variedad de uva… Cuanta menos manipulación haya, más honestamente veremos reflejado ese ‘terroir’ en los vinos", señala Carlos.

En esa búsqueda de producir el menor impacto medioambiental posible la distribución desempeña un papel crucial. Todos los vinos se almacenan y se envían desde su propia bodega, para evitar desplazamientos innecesarios. "Si yo estoy en Galicia y vendo un vino del Somontano a alguien de Zaragoza, no tiene sentido que el vino viaje hasta Galicia. El vino recorre la menor cantidad posible de kilómetros entre su origen y su destino, y eso reduce la huella de carbono", apunta Vázquez.

Bodegas.bio aglutina en su página web a más de 60 bodegas de toda España y ofrece descubrir vinos ecológicos en función de su localización, nombre, bodega o denominación de origen. El portal permite realizar pedidos simultáneamente a diferentes bodegas (con un importe mínimo de 19 euros por bodega y con portes gratis a partir de 50 euros) y el plazo de entrega es de unas 72 horas. Por el momento, Carlos Vázquez se muestra satisfecho con la trayectoria del proyecto y espera que este año se tripliquen las ventas del año pasado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión