Despliega el menú
Aragón

El obispado de Barbastro-Monzón también pedirá que se multe a Lérida por incumplir la fecha de entrega

La Generalitat alega "indefensión" en el caso de los 111 bienes en litigio.

Los bienes llegan por fin a Aragón, pero solo llegan dos cajas
Los bienes llegan por fin a Aragón, pero solo llegan dos cajas
DGA

El obispado de Barbastro-Monzón presentará este jueves un escrito en el juzgado solicitando la imposición de sanciones a la Diócesis y el Museo de Lérida por exceder el plazo de entrega de los 111 bienes (el lunes solo devolvieron 23), lo mismo que ha hecho ya el Gobierno de Aragón, que en un escrito dirigido a la juez, Pilar Juste, solicitó el martes sanciones de 500 euros diarios al entender que el retorno de solo una parte de la colección supone un incumplimiento. El auto de ejecución provisional de la sentencia que obliga a restituir a Aragón las obras de arte dio a Cataluña dos meses de tiempo, un calendario que venció el lunes, con el apercibimiento de multas e incluso responsabilidades penales.

El abogado de la diócesis de Barbastro-Monzón, Joaquín Guerrero, confirmó este miércoles que el jueves entregará el escrito en el juzgado en los mismos términos planteados por la DGA, presente también en el proceso. "Lérida ha anunciado la presentación de un plan de entrega, pero todavía no lo ha hecho", declaró el letrado.

El día 15, el Museo de Lérida solo envió 23 piezas en dos pequeñas cajas, las de menor interés que guardaba en sus almacenes, tasadas en 13.000 euros, cuando la colección completa está valorada en casi 8 millones. En las salas de exposición siguen colgadas a la vista del público las de mayor valor: tablas, retablos, esculturas o una cruz procesional.

Queja de la Generalitat al juez

Por otra parte, la Generalitat de Cataluña, a la que la juez admitió como parte la semana pasada (preside el Consorcio del Museo de Lérida), ha remitido un escrito al juzgado denunciando "una clara indefensión formal y material", ya que se la ha admitido "tarde" cuando se le condenaba a la obligación de entregar las obras. Además, se le da un plazo de cinco días para presentar sus alegaciones sobre la ejecución provisional de la sentencia, sin haber suspendido el plazo de entrega, que acabó el 15 de febrero. Esta situación, señala, "deja vacías y sin finalidad alguna las alegaciones" que pueda presentar, puesto que el primer día de plazo para hacerlo corresponde precisamente al último de entrega de las piezas, "una incongruencia incomprensible".

El letrado del Gobierno de Cataluña pide al juzgado que aclare el auto dictado el pasado 11 de febrero y suspenda la devolución hasta que se hayan completado los trámites de defensa de todas las partes.

"El obispo las quería devolver"

En el mismo sentido, la consejera de Cultura catalana, Àngels Ponsa, declaró que espera que la Justicia, que "está haciendo más de política que de justicia", responda a las últimas alegaciones presentadas. Explicó que el obispado ilerdense decidió "que las quería devolver, y contra esto, nosotros solo podemos poner unas alegaciones para que se nos reconozcan una serie de cosas". A partir de ahí el Consorcio del Museo se reunió la tarde del domingo, "porque la fecha de entrega era el lunes, y decidimos todos juntos que lo entregaríamos, aunque no se pueda hacer de un día para otro".

Etiquetas
Comentarios