Despliega el menú
Huesca

El Museo de Lérida sigue exponiendo las obras que debería haber devuelto

Las piezas más relevantes de la colección aragonesa permanecen en las salas, una vez vencido el plazo fijado por el juez.

El frontal de Treserra, la obra más valiosa de la colección, seguía el martes colgado en el Museo de Lérida.
El frontal de Treserra, la obra más valiosa de la colección, seguía el martes colgado en el Museo de Lérida.
L. M.

El Museo Diocesano de Lérida sigue exhibiendo en sus salas parte de los bienes aragoneses que el lunes debería haber devuelto a Barbastro al vencer la fecha límite dada por el juez para la entrega de las 111 obras de arte. El martes continuaban en la exposición abierta al público los frontales de Treserra y Buira, la arqueta de esta última iglesia, el retablo de San Antonio, la tabla de San Juan Bautista o una cruz procesional de Iscles.

El centro mantiene a la vista de los visitantes, como pudo comprobar este periódico, las piezas aragonesas de su colección permanente. En total son 16 y solamente ha descolgado algunas de la zona dedicada al gótico porque está en remodelación.

El lunes, día que vencía el plazo voluntario dado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro, en ejecución provisional de la sentencia de devolución, el Museo de Lérida solo entregó 23 de las 111, piezas litúrgicas de pequeño tamaño trasladas en dos cajas y salidas de los almacenes. Mientras, otras 88, entre ellas las más valiosas, permanecen en sus instalaciones, y algunas en exposición, ya que no ha modificado la colección permanente para cumplir el requerimiento judicial.

En el centro de la imagen, una tabla y un retablo, de Binaced y Monzón, que también se exhiben. L. M.
En el centro de la imagen, una tabla y un retablo, de Binaced y Monzón, que también se exhiben. L. M.
L. M.

El museo se ha comprometido con el juzgado a presentar en los próximos días un plan de entrega del resto. Fuentes del centro indicaron que el concurso para la adjudicación del contrato de transporte a una empresa está muy avanzado y a punto de adjudicarse.

La reacción en Aragón al incumplimiento del plazo no se ha hecho esperar. El Gobierno autonómico, a través de su asesoría jurídica, ha pedido al juzgado que una vez superada la fecha límite de entrega del 15 de febrero, "sin que se hayan devuelto todas las piezas", se imponga al Obispado de Lérida y al Consorcio del Museo Diocesano de Lérida multas diarias de 500 euros, a cada uno, durante un plazo máximo de cinco días para que entreguen la totalidad de la colección y que se les aperciba de posibles responsabilidades penales. La orden judicial de entrega ya advertía de ambas posibilidades. También la diócesis de Barbastro está preparando un escrito para que tome las medidas que ya se indicaban para el caso de incumplimiento.

Exhorto a la Generalitat

El letrado de la DGA Alberto Gimeno solicita un exhorto a los juzgados de Lérida y Barcelona para requerir en este sentido al obispo y a la consejera de Cultura de la Generalitat, Ángels Ponsa, ya que esta institución preside el citado consorcio.

En su escrito informa al magistrado que solo se han entregado 23 piezas de orfebrería de las 111 bienes, una acción que supone "un cumplimiento parcial que vulnera" la orden judicial del 17 de diciembre de 2020. "Ni siquiera se han devuelto las 28 piezas de orfebrería sobre las que el Obispado de Lérida se allanó", es decir, que aceptaba restituir al reconocer la propiedad aragonesa. Así lo han comprobado los técnicos del Museo Diocesano de Barbastro, y por lo tanto, queda por enviar el grueso de las piezas, "devolución que no se ha producido en la fecha límite fijada por el propio Juzgado".

El día anterior, el 14 de febrero, el Consorcio del Museo de Lérida ya comunicó al juzgado que la entrega del resto "es imposible realizarla mañana", alegando la existencia de un procedimiento de licitación.

Etiquetas
Comentarios