Despliega el menú
Aragón

El Arzobispado de Zaragoza confirma que no habrá procesiones en Semana Santa

Las seis diócesis aragonesas insisten en que los "actos de celebración litúrgica no se suspende" y en Zaragoza está previsto que se puedan ver los pasos y peanas expuestos en las iglesias.

SEMANA SANTA 2017 COFRADIA PROCESION DE LA EUCARISTIA / 11-04-2017 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO[[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Un momento de la procesión de La Eucaristía en una edición anterior.
Oliver Duch | Enrique Navarro

Las seis diócesis aragonesas han confirmado este viernes lo que ya era un secreto a voces: este 2021 por motivo de la pandemia no habrá procesiones de Semana Santa. "Si bien se suprimen actos y celebraciones en los que se haga uso de la vía pública, los prelados subrayan que la Semana Santa no queda suprimida e invitan a vivir con verdadera profundidad las celebraciones litúrgicas, siempre teniendo en cuenta las medidas sanitarias de protección y aforo establecidas tanto por la normativa diocesana como por las autoridades civiles", explican la Oficina de Comunicación de la Iglesia en Aragón, al tiempo que informa de que las diversas diócesis (Zaragoza, Barbastro-Monzón, Tarazona, Jaca, Huesca y Teruel-Albarracín) ya tiene en sus páginas web los decretos en los que se explican los detalles que conlleva esta decisión.

Por segundo año consecutivo los cofrades tendrán que quedarse en casa, pero hace ya semanas que las hermandades preparan 'planes B' para poder celebrar algunos actos culturales y religiosos en los días Pasión. No será una Semana Santa al uso, porque tampoco habrá concurso de tambores ni exaltación de instrumentos, pero sí habrá actividades para exaltar el sentimiento cofrade. El Ayuntamiento de Zaragoza tiene intención, incluso, de presentar el cartel y el pregonero en los próximos días y, de momento, ya ha trascendido que aunque no haya procesiones en las calles sí se podrán contemplar algunos de los pasos más representativos de la Pasión zaragozana.

Está previsto que para finales de marzo se puedan ver en los templos imágenes de tanto valor artístico y patrimonial como la Borrica, paso titular de La Entrada, tallada por los hermanos Albareda, o el Santo Cristo del Refugio, de los hermanos de la Piedad. Hay muchas tallas que habitualmente están en las iglesias y que, incluso con las restricciones de la pandemia, se pueden visitar durante todo el año. Es el caso del Ecce Homo de San Felipe, del Cristo de la Cama o la Dolorosa de San Cayetano (cuando abre al culto) o del Cristo de Miñarro, propiedad de las Siete Palabras, que se guarda en la basílica del Pilar. No obstante, también hay muchas peanas que, a falta de un museo para la Semana Santa, se siguen conservando en almacenes y garajes. También es más que posible que algunas de las cofradías con sedes canónicas alejadas del centro (véase la Llegada, en el Oliver o la Exaltación, en Casablanca) puedan ser acogidas por otras hermandades para acercar su patrimonio al corazón de Zaragoza.

El área de Turismo prevé recuperar este año la llamada ‘Ruta cofrade’, con la que da a conocer el patrimonio y las tradiciones de una fiesta reconocida de Interés Turístico Internacional. Estos paseos por San Pablo, San Felipe, Santo Tomás de Aquino, Santiago el Mayor y San Cayetano comenzarán el próximo día 20 y se prolongarán hasta el 27 de marzo. Los grupos serán reducidos, la duración es de dos horas y media, y el precio de 2 euros en tarifa general.

Etiquetas
Comentarios