Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Aragón afronta la Navidad covid con temor al repunte y bajo la amenaza de más restricciones

Guardia Civil y Policía Nacional controlan ya los accesos a otras provincias para visitar a familiares.

Controles en Somport, ayer
Controles en Somport, ayer
Pablo Segura

Aragón afronta la Navidad de la covid-19 con temor a repuntes por las reuniones familiares y bajo la amenaza de nuevas restricciones de cara a la Nochevieja. La portavoz del Ejecutivo autonómico, Mayte Pérez, avisó ayer de que al Gobierno "no le dolerá en prendas" por tomar las medidas necesarias para frenar los contagios y pidió "prescindir temporalmente" de los seres queridos y reducir los encuentros familiares para evitar que los contagios se descontrolen como ocurrió tras el puente del Pilar. La situación, dijo, obliga a ser "muy cuidadosos y responsables", ya que los casos siguen creciendo en otras comunidades autónomas y en la mayor parte de los países europeos.

El propio director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, se mostró "expectante" ante el inicio de la Navidad, puesto que los indicadores clave que evidencian el devenir de la pandemia están influenciados por dos aspectos básicos: la movilidad y las dinámicas sociales. En este sentido, alertó de que el descenso que se produjo en noviembre se paralizó el 9 de diciembre. "Se ha convertido en una estabilización e incluso en un ascenso moderado", recalcó. Incidió, a este respecto, en que existe una "enorme complejidad" a la hora de controlar los desplazamientos durante los próximos días y recordó que la semana pasada ya se tuvo que dejar en ‘stand by’ la relajación de algunas medidas, en referencia al ‘desconfinamiento’ de las provincias.

En este contexto, la Delegación del Gobierno intensificó ayer los controles de la Guardia Civil y la Policía Nacional con motivo de los desplazamientos autorizados entre los días 23 y 26. 

La vigilancia se estableció en los puntos de la red viaria aragonesa que dan acceso a la Comunidad, especialmente en sentido de entrada, según las indicaciones apuntadas por el Ejecutivo aragonés. Por la tarde, momento en que comenzó a notarse un incremento del tráfico en la A-23 en dirección al Pirineo de Huesca, se montaron dispositivos en las fronteras de Somport (E-7 y N-330a), el Portalet (A-136) y Bielsa (A-138), así como en las carreteras que conectan con Navarra -Sigüés (A-21 y N-240) y Puente la Reina de Jaca (A-21 y N-240). Igualmente, se establecieron controles en el límite con Cataluña: Montanuy (N-260), Puente de Montañana (N-230), Binéfar (A-22 y A-140), Fraga (AP-2 y N-II), Monreal de Ariza (A-2). También en San Agustín (A-23), que comunica con Valencia. 

Otras regiones, como País Vasco, ya han anunciado que, de cara a la Nochevieja, reducirán a seis el máximo de comensales permitido y adelantarán el cierre de la hostelería y el toque de queda, que quedará fijado a las 0.30.

En Aragón se mirará con especial atención la tendencia de los próximos días. Ayer, la DGA instó a los ciudadanos a ser "extremadamente precavidos" en el uso de la libertad, el ocio y el tiempo libre propio de estas fechas navideñas. Pérez recordó que ha habido miles de familias que han tenido que ‘prescindir’ definitivamente de sus familiares. "Merece la pena un ejercicio de responsabilidad, generosidad y pensar en serio que la solución pasa por nosotros mismos", dijo.

Nuevo rechazo del TSJA

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), volvió a rechazar ayer las medidas cautelarísimas solicitadas por varios demandantes a título particular. La Sección Primera de la sala de lo Contencioso-Administrativo cree que no existe "ninguna urgencia" en la adopción de medidas, ya que los confinamientos se mantienen, "con ligeras variantes", desde hace más de un mes.

En esta línea, el Tribunal rechaza conceder las cautelares sin oír antes a la administración demandada cuando no se perjudica absolutamente la suerte del recurso.

Etiquetas
Comentarios