Despliega el menú
Huesca

El sector turístico del Pirineo urge un plan de choque por el cierre obligado

Según las asociaciones de empresarios, la situación es "crítica" y el futuro se plantea "incierto". 

c formigal establecimientos cerrados 12 -12 - 20 foto pablo segura[[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
La nevada caída a principios de diciembre (en la imagen, Formigal) garantizó materia prima suficiente, pero sin movilidad no hay esquiadores y la mayor parte de los negocios a pie de pistas están cerrados.
Pablo Segura

Las asociaciones turísticas y empresariales del Pirineo aragonés han solicitado un plan de choque urgente, con ayudas específicas para sostener el sector, que afronta su "invierno más duro". El cierre obligado de los negocios por las restricciones de movilidad pone en peligro 1.300 empleos directos y 12.000 indirectos, después de haber perdido la mitad de su facturación de la temporada al no poder trabajar ni en el puente de la Constitución ni en Navidad.

A dos días de la manifestación convocada para el 23 de diciembre en Huesca (el día que deberían haber abierto las estaciones de esquí), las asociaciones han hecho público un comunicado, donde hablan del impacto "dramático" de las medidas de confinamiento decretadas, sobre los habitantes y su tejido productivo. Ven amenazado su futuro inmediato, pero también a medio y largo plazo.

La situación es "crítica", aseguran, más en un territorio de la España vaciada, cuya "única fuente de ingresos se ha puesto en jaque". Por eso, reclaman ayudas urgentes para paliarla con planes de recuperación. Y más después de haber invertido para minimizar el riesgo de contagio. "Los fondos de recuperación europeos representan una oportunidad única", ya que un territorio entero "agoniza a la espera de decisiones audaces", concluye el comunicado de las asociaciones.

La movilización convocada por el sector turístico, el miércoles día 23 a las 11.00 en Huesca, sigue recabando apoyos, a medida que crece el malestar de ayuntamientos y empresarios por las medidas de restricción de la movilidad decretadas el sábado por el Gobierno de Aragón, que impiden de hecho la apertura de las estaciones de esquí.

La manifestación está convocada por la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo, a iniciativa de los empresarios del sector invernal. "Los valles están muy tocados, la nieve es estacional y es ingenuo pensar que se va a salvar la temporada después del 12 de enero", declara su presidente, Carmelo Bosque. La orden de la DGA del pasado sábado ha sido "un mazazo" para los negocios que se habían preparado para abrir.

Las actuales cifras de ingresos en los hospitales y de contagios, a su juicio, no justifican el cierre del turismo del Pirineo. "Si no dejan salir a la gente de Zaragoza, se van a ir a las calles y los centros comerciales, que es más peligroso", considera Bosque, que vuelve a poner sobre la mesa la necesidad de un plan de rescate como el reivindicado en la movilización del pasado día 12 en las estaciones de esquí bajo el lema SOS Nieve.

La nueva protesta del día 23, a la que ha anunciado su asistencia el presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España, el oscense José Luis Yzuel, cuenta con un amplio respaldo. El mismo sábado, la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja) afirmaba que la prórroga del confinamiento provincial suponía "un golpe definitivo para los cientos de familias, negocios, trabajadores y autónomos" dependientes del turismo, especialmente el de la nieve. También la Asociación de Empresarios Pirineos Alto Gállego se ha posicionado y hablaba este domingo del "varapalo" añadido que suponen las nuevas restricciones a un pésimo año económico. A estos pronunciamientos se añadió anoche el del conjunto de las asociaciones turísticas y empresariales.

En la parte política, las comarcas con estaciones de esquí (Alto Gállego, Jacetania y Ribagorza) harán público este lunes un comunicado pidiendo un plan de ayudas. Lourdes Arruebo, presidente de la primera, entiende la inquietud empresarial. "La gente iba a empezar a trabajar y los negocios se iban a poner en marcha y no han podido hacerlo".

Algunos alcaldes ya han confirmado su presencia en la manifestación de Huesca. Uno de ellos es el de Villanúa, Luis Terrén (PSOE), también presidente de la Asociación Turística Valle del Aragón, porque se pretende "dar visibilidad al sector y reivindicar un plan de ayudas". "No es una manifestación en contra de nadie", aclara.

Terrén es de los que piensan que sin Navidad la temporada casi se puede dar por perdida, a diferencia de lo manifestado por el presidente aragonés, pues cuando acaben las vacaciones tampoco habrá esquí escolar. "El invierno va a ser desastroso", augura. Hace dos años el valle del Aragón arrancó a mediados de enero por falta de nieve, "pero el escenario ahora es más incierto". Al menos hasta el día 12 ni siquiera habrá movilidad interprovincial en Aragón.

Por su parte, Ignacio Abadías, alcalde de Benasque (PAR), municipio que depende en un 90% del turismo, tiene claro que la prioridad "es la sanidad y luego la economía", y por eso debe actuar la administración y, si es necesario, "declarar zona catastrófica los valles vinculados a la nieve".

El panorama es similar en las estaciones turolenses. "Existe mucha incertidumbre. Ya no se trata de no abrir el día 23 sino que no sabemos cuándo podremos hacerlo", declara Juan Carlos Escuder, empresario del turismo y el comercio de Mora de Rubielos. La Comunidad Valenciana ha decretado el cierre perimetral hasta el 15 de enero. "Si más allá de esa fecha se mantienen las dudas, casi se puede dar por perdida la temporada", añade. Solo confía en que las medidas decretadas estas fiestas sean eficaces y no haya un repunte, "para evitar el desastre".

Etiquetas
Comentarios