Despliega el menú
Nacional

Illa: "Nadie descarta endurecer las medidas si la evolución sigue siendo desfavorable"

El ministro se muestra "satisfecho" con las restricciones de las autonomías para Navidad, que ya han entrado en vigor.

Illa, tras la Interterritorial de Salud de este miércoles.
Illa, tras la Interterritorial de Salud de este miércoles.
Kiko Huesca/EFE

Cuando buena parte de los planes de Navidad de las comunidades ya habían entrado en vigor, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, no cerró este miércoles la puerta a establecer nuevas restricciones, pero apuntó que esas posibles medidas correrían a cargo de las autonomías, y no del Gobierno central. "Nadie descarta endurecer las medidas si la evolución de la pandemia continúa siendo desfavorable", aseguró Illa tras el Consejo Interterritorial de Salud, en el que los consejeros informaron al Ministerio de sus restricciones.

Illa dijo sentirse "satisfecho" con las propuestas que presentaron las comunidades porque demuestra que "reaccionan", declaró.

La situación de la pandemia en España, que este miércoles alcanzó por primera vez en semanas el nivel de riesgo extremo al registrar una incidenncia acumulada por 100.000 habitantes a 14 días superior a los 250 casos, "preocupa, y mucho", al ministro de Sanidad, porque este repunte se está produciendo "cuando aumentan la movilidad y los contactos".

"Las cosas no están yendo bien y aunque tenemos la esperanza de la vacuna, va a tardar meses en materializarse", subrayó Illa, que volvió a reclamar "prudencia" y pidió "no dejarse llevar por la afectividad y la emotividad" de las Navidades.

Este miércoles comenzaron a entrar en vigor las restricciones que las comunidades han establecido para el periodo vacacional. La base es el plan de Navidad pactado en el Consejo Interterritorial del 2 de diciembre, pero todas las autonomías han introducido cambios, más o menos relevantes.

Cinco de ellas (Madrid, Cataluña, País Vasco, La Rioja y Aragón) piden una declaración responsable a quienes entren en su territorio para garantizar que se dirigen a pasar las fiestas con sus familiares o sus allegados. Pero en otros casos, se apela a la responsabilidad individual o a los controles de la Policía y de la Guardia Civil para cumplir con la principal restricción de estas fechas, la de desplazarse únicamente para visitar a personas cercanas.

Los toques de queda para Nochebuena y Nochevieja oscilan entre las 0.30 y la 1.30 de la madrugada y los horarios y aforos de la hostelería para estos días también varían considerablemente entre las comunidades.

Etiquetas
Comentarios