Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Un estudio de inundaciones prevé defensas y motas para varios núcleos urbanos de Aragón

El informe, que forma parte de la estrategia Ebro Resilience, aborda los tramos del río de Alcalá de Ebro-Remolinos y Torres de Berrellén-Sobradiel.

Crecida del río Ebro a su paso por la localidad de Remolinos en una imagen de archivo.
Crecida del río Ebro a su paso por la localidad de Remolinos en una imagen de archivo.
Oliver Duch

La construcción de defensas y motas en unos casos, el derribo de aquellas que producen estrechamientos del cauce o el aseguramiento de perímetros son algunas de las medidas que se plantea en los estudios de detalle de los tramos del Ebro de Alcalá de Ebro-Remolinos y Torres de Berrellén-Sobradiel para evitar inundaciones de los cascos urbanos.

Estos estudios forman parte de la estrategia Ebro Resilience para promover actuaciones que reduzcan el impacto de las inundaciones del tramo medio del río Ebro, Logroño (La Rioja)-La Zaida (Zaragoza), y que este miércoles se han presentado de forma telemática a los alcaldes de los municipios afectados por dichos estudios.

El planteamiento de la Estrategia Ebro Resilience para todos los tramos es la protección de las zonas urbanas para avenidas con periodo de retorno de 25 años y para zonas no urbanas y conseguir la reducción de afecciones para avenidas hasta un periodo de retorno de 10 años.

En el caso del tramo 7, correspondiente a Alcalá de Ebro-Remolinos, la modelización hidráulica muestra la vulnerabilidad de estas localidades para las avenidas con un periodo de retorno de 25 años en zonas con núcleos urbanos, informa la Confederación Hidrográfica del Ebro en una nota de prensa.

Para cumplir los objetivos de la Estrategia se han estudiado varias alternativas de actuación, algunas de ellas propuestas por los participantes en las jornadas realizadas en 2018, con la conclusión de que la alternativa más eficiente es una combinación de varias actuaciones.

Actuaciones a acometer

En el caso de Alcalá de Ebro es necesario defender la localidad frente a los desbordamientos producidos por la margen derecha, por lo que se propone la construcción de una defensa de protección del núcleo urbano frente al desbordamiento y un rebaje en la mota del río que permita el retorno de las aguas desbordadas hacia el cauce.

En Remolinos se plantea completar el perímetro de seguridad de la población por sus lados sur y este, de forma que las aguas desbordadas por margen izquierda no retornen hacia la población. Para la mejora global del tramo en conjunto se propone la retirada de las defensas que estrechan el cauce activo y desvían la corriente hacia la margen contraria.

En el tramo 9 Torres de Berrellén-Sobradiel, la situación actual pone de manifiesto que ambos municipios serían inundados para las avenidas de periodo de retorno de estudio (25 años).

En el caso de Torres de Berrellén, la alternativa más eficiente pasa por completar el perímetro de seguridad de la población por sus lados norte y este. Y en el caso de Sobradiel, la solución requiere realizar un perímetro de seguridad por el lado norte del casco urbano y modificar un estrechamiento que se produce aguas abajo de la localidad, mediante el retranqueo de la actual defensa.

Para la mejora global de ambos tramos en conjunto se propone la retirada de las defensas que estrechan el cauce activo y provocan sobre elevaciones de la lámina de agua y, con ello, desbordamientos.

Taller deliberativo

Esta presentación se suma a la realizada el pasado mes de octubre del tramo 8 Ebro-Cabañas de Ebro, trazado que el próximo 11 de noviembre va a ser objeto de un taller deliberativo, también en formato online, abierto a todos los interesados para recoger todas las consideraciones y planteamientos de los habitantes de la ribera.

Las medidas que se estudian suman técnicas novedosas, variadas y complementarias para proteger los núcleos y recuperar el espacio del río donde sea posible (retranqueo de motas, creación de cauces de alivio, zonas de inundabilidad controlada).

También fomentar los usos compatibles (con la promoción de cultivos boscosos inundorresistentes) y potenciar la autoprotección (con la mejora de la divulgación de adaptación de edificaciones y de explotaciones).

En total son ya 260 kilómetros de río en estudio, divididos en 15 tramos, de los que han concluido seis, y que alcanzan las 48.000 hectáreas del área de implantación de Ebro Resilience, centrada en el río Ebro y los tramos bajos de sus afluentes desde Logroño (La Rioja) a La Zaida (Zaragoza). 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión