Despliega el menú
Aragón

juego

Los salones de juego dejan de servir consumiciones en su interior tras la polémica

La Asociación de Empresarios de Salones de Aragón (AESA) celebró este jueves una asamblea extraordinaria en la que se dio orden a los asociados para que dejaran de servir bebidas.

Un cliente entra en un salón de juegos en el que se marca el aforo que establece el decreto del Gobierno de Aragón.
Un cliente entra en un salón de juegos en el que se marca el aforo que establece el decreto del Gobierno de Aragón.
Toni Galán

Los salones de juego ya no sirven bebidas en su interior. Esa es, al menos, la orden que la Asociación de Empresarios de Salones de Aragón (AESA) ha dado a todos sus asociados, después de la polémica que se ha levantado esta semana al conocerse que algunos de ellos mantenían el servicio de bar pese a las normas dictadas por el Gobierno de Aragón.

La asociación, que reúne a 105 salones de Aragón (la inmensa mayoría) celebró este jueves una asamblea extraordinaria en la que se dio orden a las empresas de que dejaran de servir consumiciones. Según apuntan fuentes de la organización, media hora después de tomar esta decisión se transmitió a los salones y los que servían (que no eran todos) dejaron de hacerlo. De hecho, según las citadas fuentes, las inspecciones que ayer realizaron la Policía Local y la Unidad Adscrita de la Policía Nacional vigilaron especialmente esta circunstancia, y no registraron incumplimientos.

Durante esta semana, algunos de ellos ponían consumiciones a los clientes. La barra estaba cerrada, por lo que no se podía entrar y pedir algo como su fuera un bar, pero los empleados sí que llevaban cervezas, refrescos o agua a los clientes que estaban jugando.

Este hecho provocó un enfado importante entre el sector de la hostelería, ya que el decreto-ley del Gobierno de Aragón impide a los bares y restaurantes servir en el interior de los locales durante el nivel de alerta 3 en el que se encuentra la Comunidad. En el caso de los salones de juego y casas de apuestas, pueden tener clientes dentro, pero con un 25% de aforo y sin servicio de bar, como ocurre con la hostelería.

El decreto-ley publicado en el Boletín Oficial de Aragón dejaba claro que "en el caso de tener actividad de hostelería, restauración o bar deberá ajustarse a los requisitos establecidos sectorialmente para la mencionada actividad". Es decir que, al igual que ocurre en los bares y restaurantes, no se pueden servir consumiciones en su interior.

Etiquetas
Comentarios