Despliega el menú
Aragón

El Ayuntamiento de Zaragoza permitirá a enfermos de diabetes, celiaquía y psoriasis opositar a la Policía Local

Se compromete a adaptar las futuras convocatorias a la orden del Ministerio de Presidencia, siguiendo el camino de Binéfar, Monzón, Ejea o Tarazona.

En la última oposición para 45 plazas de Policía Local en Zaragoza, celebrada este año, todavía se excluía a las personas con diabetes, celiaquía o psoriasis
En la última oposición para 45 plazas de Policía Local en Zaragoza, celebrada este año, todavía se excluía a las personas con diabetes, celiaquía o psoriasis
TONI GALAN

Quienes sufren algunas enfermedades crónicas como la diabetes, la psoriasis o la celiaquía no podían, hasta el año pasado, opositar a ninguna policía local en todo el territorio nacional. Pero el Ministerio de la Presidencia emitió una orden en el mes de febrero con instrucciones para modificar este punto, lo que ha logrado equilibrar la balanza en muchos municipios. No en todos, todavía.

Algunos de ellos, señalan fuentes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), ya se han adaptado a la directriz tras reunirse con la organización sindical. En Aragón, los más relevantes son Binéfar, Monzón, Ejea de los Caballeros y Tarazona. En Zaragoza todavía no se ha dado este paso, aunque el cambio está cerca. “Desde un primer momento pedimos al Ayuntamiento de Zaragoza que lo tenga en cuenta para la siguiente convocatoria. En la última oposición para 45 plazas de Policía Local en Zaragoza, celebrada este año, todavía se excluía a las personas con diabetes, celiaquía o psoriasis (las bases se publicaron en mayo de 2019)”, apuntan desde el sindicato.

Fuentes municipales indican a HERALDO que la situación se desbloqueará de cara a la siguiente oferta de empleo público: “En la próxima convocatoria, la que se corresponde con el presente año 2020 y que todavía está por negociar con los sindicatos, se incluirá. Es de justicia que se dé este cambio y el Ayuntamiento de Zaragoza está dispuesto a dar ese paso”, añaden desde la concejalía delegada de personal.

Recaredo Hernández, responsable de Administración Local en CSIF Aragón, valora positivamente las intenciones trasladadas por el Ayuntamiento: “Estamos contentos de que ahora se aplique de manera generalizada. Las personas que sufren estas enfermedades crónicas tienen derecho a optar a estas plazas. Llevamos meses peleando por sus derechos y trasladando esta cuestión a los ayuntamientos”.

"Es un agravio comparativo"

Javier López está a la espera de que la capital aragonesa dé el paso. A sus 35 años tiene a sus espaldas la experiencia de regentar un negocio propio y la experiencia de dos años como asalariado en un despacho de proyectos de ingeniería. Sin embargo, siempre ha tenido la vocación de servicio público: “En mi familia hay una policía y, por mi forma de ser, siento que es el tipo de trabajo que me gustaría desempeñar. Mi trabajo actual es muy cómodo, son ocho horas de oficina, pero me gustaría tener más contacto con otras personas y poder ayudarlas de forma directo, empatizando con ellas. Quiero, en definitiva, ser un servidor público”.

"Mi trabajo actual es muy cómodo, son ocho horas de oficina, pero me gustaría tener más contacto con otras personas. Quiero, en definitiva, ser un servidor público"

Su enfermedad, cuenta, no ha sido nunca un impedimento: “Soy diabético desde los 13 años, pero siempre he llevado una vida normal. No estoy condicionado en absoluto. Solo he de cumplir unos horarios de pauta médica y comida, si bien las circunstancias son flexibles y siempre te puedes adaptar a cualquier horario laboral. Siempre tengo cuidado con la alimentación y la hidratación, lo que me ha permitido no tener ningún problema nunca”.

De hecho, Javier, que dirigía un gimnasio con salas polivalentes, clases grupales y preparación de oposiciones al cuerpo de Bomberos, Policía y Ejército, participó en distintas competiciones deportivas, “lo que demuestra que esa enfermedad que supuestamente me impide opositar no supone ninguna cortapisa física”.

Este zaragozano lleva “mirando desde 2009” las bases de las oposiciones, “pero nunca he podido dar el paso de presentarme por el condicionante de mi enfermedad”. Pese a ello, confía en que “el cambio en las bases llegue pronto”.

Etiquetas
Comentarios