Despliega el menú
Zaragoza

sanidad

Un médico del Centro de Salud de Fuentes: "Vamos al límite y como ocurra algo más, el castillo de naipes se desmorona"

La zona de salud de Fuentes de Ebro, con nueve facultativos en plantilla, tiene en estos momentos a cinco de baja, según confirman desde Sanidad. El coordinador Jesús Zumeta explica la "gravedad" de una situación -la falta de médicos y refuerzos- que sobrellevan como pueden en plena pandemia. 

Dos rastreadoras y el coordinador médico del Centro de Salud de Fuentes de Ebro hacen PCR con los EPI en una finca de Pina, este verano.
Dos rastreadoras y el coordinador médico del Centro de Salud de Fuentes de Ebro hacen PCR con los EPI en una finca de Pina, este verano.
J. S.

La plantilla de médicos de la zona de salud de Fuentes de Ebro se ha visto reducida en las últimas semanas a la mitad a causa de diferentes bajas -entre ellas un posible caso de coronavirus, que ha dado negativo este miércoles- que han obligado a los compañeros en activo a asumir largas jornadas de trabajo para cubrir a los compañeros afectados e intentar así "llegar a todo". 

Lo cuenta Jesús Zumeta, el coordinador del Centro de Salud de Fuentes de Ebro, quien confiesa estar "cansado" de una situación que arrastran desde hace más de un año, mucho antes de que se originara esta pandemia. 

"Hace que pedimos refuerzo más de un año, porque vemos que progresivamente nuestra plantilla se va quedando mermada. En este momento tenemos incluso dos plazas de MAC, una vacante y otra sin cubrir, porque una compañera está de baja maternal", señala. 

Fuentes del departamento de Sanidad confirmaron a Heraldo.es este miércoles que hay cinco facultativos de baja en esta zona de salud, que cuenta con nueve médicos de familia y dos pediatras. Algunas de estas bajas son de baja duración y ninguna guarda relación con el coronavirus. Añaden, además, que los propios facultativos se han sustituido entre ellos mismos y que han tenido algún "refuerzo" puntual.

Aun con todo, el coronavirus ha provocado que la situación sea todavía más complicada para este ambulatorio rural que da servicio a siete municipios de la zona de salud de Fuentes de Ebro. En total, en la zona, llevan entre 12.500 y 13.000 cartillas de pacientes procedentes de las localidades zaragozanas de El Burgo de Ebro, Mediana de Aragón, Fuentes de Ebro, Pina de Ebro, Quinto, Gelsa y Velilla

Una imagen del Centro de Salud de Fuentes de Ebro.
Una imagen del Centro de Salud de Fuentes de Ebro.
J. S.

El coordinador del centro comenta que, en estos momentos, la incidencia por la covid-19 en la zona es "alta" y les preocupa a todos ellos. "Hoy se han registrado 23 casos nuevos. Estamos con casi 100 casos activos, lo que supone que haya aislados más de 90 pacientes en la zona, y nos faltan todavía resultados de las PCR del martes y del miércoles", explica el coordinador médico, quien se queja de que, en la práctica, estas pruebas "tardan un poco" en resolverse para las circunstancias actuales y la rapidez de actuación que requiere frenar el avance de esta segunda ola. 

"Yo tengo ganas de descansar. Esto parece un parte de guerra"

En su día libre, este médico zaragozano cuenta que ha aprovechado la mañana para reunirse con la dirección y ver qué estrategias seguir para doblegar el virus, después de que este miércoles se declarase un brote de la covid-19 en la residencia de El Burgo, con 17 personas infectadas.

A su juicio, y la actual pandemia no ha hecho más que evidenciarlo, "la Atención Primaria necesita refuerzos, pero yo no sé dónde están", lamenta. "Aquí tenemos vacantes sin cubrir desde hace meses. Y como estamos doblando, tenemos todos los días 40 o 50 que atender. Esto es un parte de guerra, y aún parece que se va a poner peor. Esa es la impresión que me han transmitido y lo estoy viendo en la casuística de las PCR que hacemos", sentencia este médico.

Un "castillo de naipes" que se "desmorona"

En las últimas semanas, debido a las bajas de varios facultativos, los profesionales de la zona de salud de Fuentes de Ebro han tenido que doblar turnos para poder cubrir a sus compañeros enfermos. Zumeta destaca que la mayoría de las bajas han sido por procesos agudos sobrevenidos que no guardan relación con el coronavirus -a excepción de uno de ellos, que prevé incorporarse este jueves, tras dar negativo-. 

"Hemos estado cinco de baja y nos hemos tenido que cubrir entre los compañeros que quedábamos, los titulares y los cuatro MAC, que tienen que descansar dos días para poder hacer el fin de semana", señala. En la práctica, sin embargo, no todo se cumple cuando se trata de dar asistencia. "Yo creo que nos saltamos la ley todos. Todo el mundo hace más horas de las que debería hacer y no se respetan los picos de descanso. Vamos al límite, y como ocurra algo más, esto es un castillo de naipes que se desmorona", alerta este médico, que como muchos otros compañeros no esconde sus ganas de parar después de meses de pandemia. 

"Tengo ganas de descansar. Hoy casualmente he tenido que ir al médico, y con el problema de positivos en la residencia, me he reunido con Salud Pública para contar qué estrategias seguir en los próximos días. Se avecina una debacle y me siento aliviado de que no he visto pacientes. Hacía meses que no me pasaba esto...", confiesa el coordinador, a quien también preocupa otra cuestión que agravaría el problema de la falta de médicos para cubrir las vacantes que hay en la zona. "La lista no es que esté a cero, está a bajo cero -subraya-. Y de la pediatría no nos olvidemos. En nuestro centro tenemos dos pediatras, y si quieren cogerse un día de permiso tienen también que suplirse una a otra, y son 2.000 niños", reitera. 

Aumento de la población flotante 

Los nuevos proyectos empresariales que se proyectan en los alrededores, entre ellos la ampliación de la empresa Placo (en Quinto), el desdoblamiento de la variante entre Fuentes y El Burgo de Ebro, los huertos solares ya instalados en una amplia zona de monte y las instalaciones de Amazon -que prevé ocupar 50.000 metros cuadrados-, hacen pensar que en los próximos meses va a incrementarse la población flotante de esta zona básica de salud. 

"Nos han advertido de que en los próximos meses va a haber mucha más población flotante y algunos se quedarán como población neta en el futuro, pero aquí no viene nadie a echar una mano", se queja este doctor. 

Preguntado por la falta de incentivos que favorezcan cubrir estas plazas, Zumeta se muestra comprensivo con aquellos que no eligen venir al municipio. "No hay nadie que las pida y yo entiendo que como hay tal escasez de médicos, al final eligen en función de las circunstancias personales y familiares... Esta plaza de MAC hace que la tenemos varios meses sin cubrir. A uno que quisiera ser interino se la darían, pero está vacante. Con la situación que tenemos ahora, que vamos tan al límite, no sé quién se animaría a venir...", dice resignado, antes de dar consejo para animar a interinos a cogerla. 

"¿Cómo podría vender yo esa plaza? -se pregunta-. Como no diga que somos un equipo muy majo y que nos llevamos todos muy bien... pero es que ni siquiera nos podemos reunir para tomar una cerveza", lamenta. 

Una imagen del Centro de Salud de Fuentes de Ebro.
Un vehículo del Salud, aparcado en las Urgencias del Centro de Salud de Fuentes. 
J. S.

Sobre la sensibilización de la población a la hora de hacer un uso racional de las Urgencias en plena pandemia, este médico considera que la gente está "resignada", y que "dos terceras partes de la población no están de acuerdo con este sistema de atención" que ha propiciado el coronavirus. "Pero es que no damos abasto, y tampoco nosotros estamos de acuerdo en hacer esto. Se nos quedan muchas cosas de atención a pacientes crónicos en el aire y llega un momento que el teléfono suena y suena, y tienes que resolver y resolver... Hay cosas que no puedes abarcar en una llamada teléfonica y la lista ese día no te baja. Necesitamos refuerzos", sentencia. 

Etiquetas
Comentarios