Despliega el menú
Aragón

Cuatrocientos trabajadores de Alumalsa vuelven a la calle para exigir menos despidos y llamar a la huelga indefinida

La plantilla de Alumalsa volvió a manifestarse ayer en contra del ERE que afecta al 40% de los trabajadores.

Ni el confinamiento ni el miedo al virus han restado este sábado participación a la nueva manifestación que los trabajadores de Alumalsa, acompañados de sus familias, protagonizaron  por el centro de Zaragoza para rechazar los 230 despidos que la dirección ha puesto encima de la mesa. "Alguno menos que en la anterior protesta, pero han venido casi todos", ha reconocido José Javier Julián, que lleva 41 años de empleado en la fábrica. "Estamos esperando que retiren la bestialidad de echar a 230 familias a la calle por culpa de su mala gestión", ha criticado.

La protesta ha partido a las 18.00 de la calle de San Miguel y ha terminado en la plaza del Pilar con 400 participantes, según la Delegación del Gobierno. El presidente del comité, Enrique Hernández, de SITA, ha recordado que detrás de los números hay familias y ha llamado a secundar la huelga indefinida desde este sábado (comienza en el turno de noche) para forzar a Alumalsa a mejorar las indemnizaciones.

"Con Montupet, habría habido negociación, pero la multinacional norteamericana Linamar solo quiere recortar plantilla al menor coste posible", ha añadido Luis Boira, otro operario de la planta desde hace 38 años, entre cánticos de los manifestantes contra los despidos. "Esto no es una negociación", ha denunciado Adolfo Montori, delegado de CC. OO. "O reducen los despidos o de aquí a tres años puede desaparecer una empresa histórica". La empresa, fabricante de piezas de motor, cumple 75 años en 2021.

"Las mujeres vamos a sufrir más los despidos. Somos unas 25 en producción y por criterios de antigüedad (menos de diez años) nos va a tocar a muchas. Menos, a las que trabajan en oficinas. Saldrán unas 3 de 19", ha calculado Josefina Alonso, delegada de OSTA. "Garantías de viabilidad a futuro no dan ninguna. Quiero apelar a la responsabilidad social de la empresa. No puede hacernos esto", ha añadido. "A un problema coyuntural como es la pérdida de un cliente deberían dar una solución coyuntural y mantener los ERTE de suspensión temporal de empleo antes que despedir a casi la mitad de la plantilla", ha dicho David Domingo, delegado de CNT.

"La propuesta que ha hecho Alumalsa es claramente insuficiente", ha reconocido Manuel Pina, secretario general de CC. OO. Aragón, presente también en la manifestación. "La pérdida de empleo en un sector como este es un problema social", ha asegurado. "Alumalsa está tensando la cuerda, pero tres días dan mucho para negociar si se quiere", ha añadido Ana Sánchez, de Industria en CC. OO.

"No hay otra solución"

"Es muy duro, pero no hay otra solución que el ERE a corto plazo para traer trabajo para más personas", ha explicado la dirección de Alumalsa, que ha justificado estos 230 despidos precisamente para poder mantener a las 332 personas que quedarán de una plantilla actual de 560. "Con la memoria presentada el ERE se justifica por la reducción de la facturación los próximos años causada por la cancelación unilateral de los contratos de Borwagner Emisions y de Borwagner Turbos que suponen un pérdida de 16 y de 15 millones y por tanto que 132 operarios y 124 respectivamente se queden sin carga de trabajo". Es la argumentación que los directivos de la planta dan al comité para no reducir los despidos. "Llevamos años en pérdidas. En 2019 la planta empleaba a 759 trabajadores y facturó 92 millones y en 2021 la previsión es facturar 41,4 millones y que haya 342 trabajadores", han dicho.

Etiquetas
Comentarios