Despliega el menú
Aragón

infraestructuras

Aragón, la comunidad con el peor firme en las carreteras

El informe 'Necesidades de inversión en conservación', elaborado por la Asociación Española de la Carretera, considera que se debería hacer una inversión mínima de 718 millones de euros en la red viaria aragonesa. 

Foto de archivo de una de las vías de salida a la A-23 desde la capital turolense.
Foto de archivo de una de las vías de salida a la A-23 desde la capital turolense.
Heraldo.es

Más de 700 millones de euros se necesitarían invertir en la red viaria aragonesa. Así lo asegura el último informe 'Necesidades de inversión en conservación', desarrollado por la Asociación Española de la Carretera (AEC) en el segundo semestre de 2019 y que afecta tanto a las vías competencia del Estado como a las que gestionan las comunidades autónomas y las diputaciones. Y es que la Comunidad aragonesa ha sido catalogada como la región con peor firme.

“El aumento de las roderas, grietas en las rodadas, agrietamientos gruesos, desintegraciones, deformaciones y grietas erráticas, que son los daños más frecuentes”, según especifican desde la AEC, ha provocado que se haya otorgado a la conservación de los firmes la peor nota a Aragón. Concretamente, los técnicos han calificado a la red viaria aragonesa,  tras realizar un exhaustivo trabajo de campo, en el que se han analizado 3.000 tramos de todo el país, con la nota de 93, lo que significa que su estado se considera “muy deficiente”.

Es junto a La Rioja, que recibe la misma nota, y a Asturias, que suma 99, las únicas tres autonomías calificadas de esta forma. Pero, es Aragón la única comunidad de estas que empeora sus datos, pues pasa de lograr en 2017 una nota de 100, que situaba el estado del firme de sus carreteras como “deficiente”, rozando el “muy deficiente”, a empeorar siete puntos en los últimos dos años.

Darle la vuelta a esta situación, que, en palabras del Juan Francisco Lazcano, presidente de la AEC, es fruto de “la falta de conservación, que está haciendo mella en las infraestructuras viarias, puesto que, a partir del año 2009, han sido ignoradas, víctimas de los sucesivos y reiterados ajustes en los presupuestos públicos”, pues en el informe se detalla que entre 2009 y 2019 los recursos destinados a conservación y seguridad vial de las carreteras españolas se han visto mermados en un 76%, supondría una inversión mínima de 718 millones de euros en la red viaria aragonesa. Una cantidad que supone el 9,6% de la suma necesaria para solucionar el problema del firme en todo el país.

Y es que tampoco los asfaltos del resto de la red viaria, distribuida por el resto del territorio nacional, alcanzan un nivel óptimo, ya que ninguna logra una puntación mayor de 200, que le otorgaría la calificación de “aceptable”. De hecho, en términos generales Lazcano considera que “uno de cada diez kilómetros presenta una situación muy deficiente, incompatible con una movilidad segura y verde”, puesto que, como se explica en el informe, el deterioro del firme puede afectar a la estructura de la plataforma, comprometiendo la comodidad, la eficiencia y la seguridad de la circulación, pero también incrementando las emisiones de gases a la atmósfera. “Se estima que el déficit de mantenimiento ha incrementado las emisiones del tráfico un mínimo de 25 millones de toneladas de CO2 en una década”, señala el mismo. “Cifra que seguirá aumentado si no se revierte la situación”.

Para solucionar el problema del firme en todo el país serían necesarios 7.008 millones de euros. Una suma que el presidente considera prioritaria, ya que como anota “de no tomar medidas, más pronto que tarde, tendremos que lamentar la pérdida de nuestro patrimonio viario, valorado en 215.000 millones de euros, y afrontar su reconstrucción si queremos que España siga siendo un país competitivo. Y, en ese momento, ya no estaremos hablando de esta cantidad, sino de mucho más”.  

Etiquetas
Comentarios