Despliega el menú
Aragón

Feriantes, orquestas y empresas de espectáculos lanzan un SOS y reclaman un plan de "rescate"

El coronavirus y la suspensión de las fiestas de los pueblos se han llevado por delante la temporada y el poco trabajo que sale no da para cubrir gastos.

Patricia Gerique, José Antonio Roncales y Ángel Barata
Patricia Gerique, José Antonio Roncales y Ángel Barata
HA

En la cuerda floja. Así se encuentran muchas pequeñas empresas, autónomos y artistas aragoneses que sufren las consecuencias directas de la suspensión de las fiestas de los pueblos. La pandemia les ha cogido en el peor momento, sin poder facturar durante unos meses que llegan a suponer el 80% de su negocio.

El coronavirus se ha llevado por delante la temporada de los feriantes que abarca por lo general de abril a octubre. Según los datos que maneja el presidente de la Asociación Provincial de Industriales Feriantes de Zaragoza, Ángel Barata, esta situación afecta en la Comunidad a unas 150 familias, de las que la mayoría viven exclusivamente de esta actividad.

Muchos de ellos son autónomos de régimen especial (RETA), y ni si quiera estaban dados de alta cuando se decretó el estado de alarma, por lo que tampoco pueden acceder a la prestación de 660 euros por cese de actividad que ofrece el Gobierno. Barata explica que por primera vez se han unido bajo una asociación a nivel nacional y salieron a la calle el pasado 24 de junio, coincidiendo con la festividad de San Juan. Piden, entre otras medidas, líneas de crédito para el sector, aplazar durante 12 meses el pago de impuestos, así como prorrogar la validez de los certificados de ITV durante un año, la devolución íntegra de las tasas de las ferias suspendidas y su reducción durante un año después del retorno de la actividad.

Para reclamar apoyos en esta misma línea también iba a manifestarse en la capital de España hace ya cerca de un mes el sector del espectáculo convocado por la Confederación Española de Verbenas y Espectáculos. Se aplazó a cambio de reunirse al día siguiente con el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes. El resultado del encuentro es la creación de una mesa de trabajo para estudiar soluciones urgentes. "Necesitamos ayudas excepcionales, como cuando el granizo arrasa una cosecha. Nuestro propio plan de rescate", dice Patricia Gerique, cantante zaragozana de la Orquesta Texas. Estima que en la comunidad hay una veintena.

El trabajo que les llega es "a cuentagotas" y no da para cubrir gastos. Lo sabe bien Javier Joven, de la empresa Espectáculos Play que, entre otras actividades, ofrece hinchables. "Estamos atendiendo compromisos como fiestas privadas y de cumpleaños que no nos han cancelado. Además, no se cubren gastos porque el hinchable tiene que ser de doble capacidad. Si antes para 10 niños podíamos ir con una furgoneta y un monitor, ahora necesitamos un camión con plataforma", explica.

El mundo taurino también denuncia su "dramática" situación. En Aragón pastan más de 8.500 cabezas de ganado bravo, el 90% dedicadas a los festejos populares, en 55 ganaderías activas de reses bravas. Está en riesgo la viabilidad del sector, con especial incidencia en más del 60% de la cabaña brava. Se habla de unas pérdidas de unos 2,4 millones.

Pirotecnia que ilumina Santiago

Los fuegos artificiales son otro de los grandes damnificados de la covid. Michel Pérez, director de Pirotecnia Zaragoza, calcula que la facturación de la empresa bajará este año un 70%. La firma está inmersa en un ERTE por causas productivas porque llevan a cabo otras actividades más allá de los fuegos. Considera que estos actos se puede celebrar con distanciamiento y con mascarillas. El mejor ejemplo es que este pasado 24 de julio han iluminado el cielo de Santiago de Compostela disparando desde ocho espacios en alto alrededor de la ciudad para que pueden ser vistos desde todos los rincones y la gente no tenga que congregarse en sitios estratégicos para contemplarlos.

Ángel Barata, junto a sus atracciones varadas en un almacén.
Ángel Barata, junto a sus atracciones varadas en un almacén.
Jorge Escudero

"Quiero trabajar, un parque de atracciones abre, ¿por qué yo no?"

"Es ilógico que un parque de atracciones pueda abrir, que lo bares y discotecas estén funcionando y yo tenga las atracciones paradas. Quiero trabajar y demostrar que también nosotros podemos cumplir las normas higiénico-sanitarias".

Es la queja de Ángel Barata, presidente de la Asociación Provincial de Industriales Feriantes de Zaragoza, que lleva toda la vida vinculado a un negocio familiar que viene de sus abuelos y del que viven él y sus dos hermanos. La temporada para él hubiera empezado en Semana Santa en Calanda y habría acabado también en el pueblo de Luis Buñuel para las fiestas del Pilar. También es fiel a La Vaquilla de Teruel. Un circuito de más de una veintena de fechas que se han esfumado.

Este sector trabaja de cara al público poco más de medio año, primavera y verano, pero el resto del tiempo lleva a cabo labores de mantenimiento y mejora. Calcula que no va a poder vender entradas de su Dragón o de su Tuning hasta marzo de 2021, pero los pagos de impuestos de circulación, seguros -como el de responsabilidad civil­­- la luz... hay que seguir afrontándolos. "Con la ayuda de 660 euros y tirando de ahorros espero sostener el negocio y aguantar hasta que esto reflote", cuenta. Sabe de compañeros que lo pasan mucho peor, unos han acudido a "entidades benéficas" y otros piensan en adelantar su jubilación.

José Antonio Roncales, con los muñecos de sus espectáculos.
José Antonio Roncales, con los muñecos de sus espectáculos.
Oliver Duch

"Los ayuntamientos tienen miedo a contratar, y lo entiendo"

"Con la incertidumbre de los nuevos rebrotes los ayuntamientos tienen miedo a contratar espectáculos, y lo entiendo. Somos muchas empresas y artistas en paro, y sin fiestas en los pueblos no hay trabajo para todos. O llegan más ayudas o tendremos que dedicarnos a otra cosa", confiesa José Antonio Roncales, gerente de Galaxia Espectáculos, una empresa de actuaciones para niños y fiestas temáticas afincada en Casetas.

Guitarrista y músico de contemporánea, Roncales lleva 22 años en este sector y las 8 personas que tiene en plantilla están en ERTE. "Lo único que se ha podido hacer es alguna fiesta de cumpleaños o privada y alguna comunión. Pero con dos días de trabajo no se puede mantener una empresa", explica. Una faena que ha hecho en solitario "porque tampoco han dado facilidades para sacar a un trabajador de un ERTE para un momento concreto y luego volver a incluirl"». Por eso, ha tenido que dejar su labor de oficina y gestión para volver al escenario e intentar "soportar" las facturas que no entienden de crisis sanitaria.

Los espectáculos los ha adaptado para cumplir las medidas higiénico-sanitarias. "Ya no se interactúa con el público y se evita que los niños salgan al escenario, donde también mantenemos la distancia de seguridad entre las personas". Estos meses perdidos le suponen el 75% de su facturación anual.

Patricia Gerique es la voz de la Orquesta Texas.
Patricia Gerique es la voz de la Orquesta Texas.
Guillermo Mestre

"Este año esperábamos hacer 70 bolos y solo llevamos tres"

"Visto que no vamos a poder trabajar y que llevamos desde febrero sin facturar, lo que necesitamos son ayudas excepcionales para afrontar los gastos que tiene una orquesta. Esto es una catástrofe ante la que las administraciones tienen que reaccionar igual que cuando el granizo arrasa una cosecha".

Así de contundente es la reivindicación de Patricia Gerique, cantante zaragozana de la Orquesta Texas, que componen 12 personas entre músicos y técnicos. Considera que este sector se ha visto "completamente desamparado" y lamenta que no se les hayan planteado alternativas que les permitan volver a escena. "A la gente la dejan ir a la playa, donde hay aglomeraciones de gente, y también se ven llenos los parques, las terrazas, las calles..., pero las orquestas no podemos ir ni a pueblos pequeños en los que a veces hay más personas sobre el escenario que abajo", dice. "Este año esperábamos hacer 70 bolos y solo llevamos tres. Teníamos agosto completo, incluso con dobletes, y julio bastante bien".

Critica que siguen abonando pagos que no pueden asumir y "el año que viene no sé cuántas orquestas sobreviviremos". Ella tenía paro acumulado y los profesionales que están acogidos al Régimen General de Artistas han podido cobrar ayudas en función de los bolos que hicieron el año pasado. En la Comunidad hay una veintena de orquestas de estas características.

Coronavirus en España.

Coronavirus en Aragón.

Etiquetas
Comentarios