Despliega el menú
Aragón

Coronavirus

Torrero oficia cinco funerales por covid en 10 días tras casi un mes sin uno

El cementerio mantiene las restricciones de la fase 2 con horarios específicos para las víctimas del virus.

Cementerio y tanatorio de Torrero en abril.
Cementerio y tanatorio de Torrero en abril.
José Miguel Marco

El cementerio de Torrero ha oficiado en los últimos diez días hasta cinco funerales por covid tras llevar prácticamente un mes sin uno. En los primeros 20 días de julio no hubo casos, pero los nuevos rebrotes, que han provocado 15 muertes en Aragón en la última semana, han obligado a reactivar todos los protocolos.

Aunque la situación no es en absoluto comparable a la de las peores semanas de la pandemia –en las que los cuatro hornos crematorios tuvieron que funcionar a siete turnos y se acumuló una espera de un día para las incineraciones–, quienes trabajan allí reconocen que no se esperaba este aumento de casos tan pronto. "Todo el mundo pensaba que esto ocurriría, pero más de cara a octubre. No hemos tenido ni un mes de descanso, lo que hemos vivido ha sido muy duro", manifestaron.

Este mes de julio ha habido más actividad que otros años; "nada excesivo" si se compara con los meses de marzo, abril y mayo. A los casos confirmados hay que sumar los sospechosos, que también requieren de una atención especial. Como ya ocurriera durante el estado de alarma, los cadáveres son introducidos en bolsas estancas para evitar contagios.

Los últimos funerales han estado marcados por las restricciones propias de la fase 2. En este caso, según la disposición dictada la pasada semana –la sexta desde que comenzó la pandemia–, se limitan los velatorios a diez personas, las capillas a un tercio de su capacidad y las comitivas de acompañamiento, a 15 asistentes.

Para las misas a los fallecidos por covid se reserva el tramo horario de 8.00 a 9.30, ya que, posteriormente, se hace una limpieza más intensa de las instalaciones.

Pese a no haberse registrado casos en las últimas semanas, desde el cementerio recalcan que las medidas de seguridad se han mantenido en todo momento. El complejo dispone de más de 20 puntos de dispensación de gel hidroalcohólico y mantiene instalada una cámara termográfica para medir la temperatura de los asistentes. Para entrar es obligatorio el uso de mascarilla, de modo que a quienes acuden sin una se les proporciona.

Fondo de la Archidiócesis

Por su parte, la Archidiócesis de Zaragoza comunicó ayer que se va a efectuar el reparto del último tramo del ‘Fondo de emergencia covid-19’, fruto de la campaña ‘Hazlo posible Zaragoza’. Tras una entrega inicial de 50.000 euros a finales de mayo y un segundo reparto de 40.000 en junio, los últimos 15.695,51 euros se van a repartir entre Cáritas Diocesana de Zaragoza (6.000 euros), Manos Unidas (6.695) y la Fundación San Blas para Personas sin Hogar en Aragón (3.000). Durante este verano se desarrollará otra campaña para ayudar a las parroquias.

Etiquetas
Comentarios