Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Aragón estudia nuevas opciones para la vuelta a clase en las zonas que estén en fase 2

En este nuevo escenario la enseñanza a distancia podría ser una "herramienta auxiliar", según el plan de contingencia.

educación, Religión, Aragón
Acceso al colegio Parque Goya.
Raquel labodía

El Departamento de Educación trabaja en nuevos escenarios ante los rebrotes de las últimas semanas y el retroceso de fase en algunas zonas de la Comunidad. Esta opción apostaría por mantener la máxima presencialidad posible, aunque las instrucciones dictadas el pasado 30 de junio avalarían el uso de la educación a distancia como "herramienta auxiliar". En este supuesto se encontrarían aquellas comarcas y localidades que el próximo 7 de septiembre estuvieran en una fase 2 o similar, como actualmente están Zaragoza y Huesca.

El plan de prevención y contingencia presentado hace menos de un mes de cara al inicio del próximo curso incluía tres posibles escenarios: normalidad, presencia de casos positivos y confinamiento. La previsión era que todos los colegios e institutos comenzaran en el primero, pero tras el aumento de positivos en determinadas zonas, el consejero Felipe Faci confirmó que está trabajando en el segundo. Se prevé apostar por la "mayor presencialiadad posible en todas las etapas, especialmente, en infantil y primaria", aunque no se descartan las clases ‘online’.

El plan de contingencia detallaba que este segundo escenario se daría cuando hubiera contagios en un centro, pero también si se registraba un incremento de la transmisión comunitaria a causa de nuevos brotes. En este supuesto, subraya el documento, la educación presencial se complementará con la digital, que funcionará como una "herramienta auxiliar". Esta medida ­–continúa– se podrá aplicar "a un grupo de alumnos, un aula, un curso o incluso una etapa educativa".

En estos casos, los docentes deberán hacer un seguimiento de la actividad lectiva del alumnado que permanezca en casa, a través de tutorías, trabajos, etc. Estaba previsto que cada centro tratara en su plan de contingencia cómo se llevaría a cabo la actividad ‘online’ en este supuesto y también en el tercero, que incluye la suspensión de las clases presenciales.

Los equipos directivos han estado trabajando durante el último mes en este documento que, según las instrucciones, debería estar acabado antes del 30 de septiembre, cuando ya habrán comenzado las clases. Un regreso al aula que el Ejecutivo autonómico, al contrario que otros como el de La Rioja, no prevé retrasar.

Por su parte, los sindicatos están a la espera de la reunión que mantendrán el viernes con la Administración –a petición propia– en la que prevén que les expliquen el futuro regreso al aula. "El retorno a la actividad normal es muy complicado", reconoció Mónica de Cristóbal, representante de Educación de CSIF Aragón, quién abogó por buscar soluciones para evitar contagios masivos.

Desde CGT también mostraron sus dudas y recalcaron la dificultad existente para que el curso se pueda comenzar con la normalidad prevista. Asimismo, criticaron el planteamiento hecho por el Gobierno de Aragón y apostaron por mayores medidas de prevención como la reducción de ratios, mascarillas FPP2 para docentes o la realización de PCR aleatorias como método de detección precoz.

Las familias valoraron positivamente las reuniones con el consejero. Tanto la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de la Escuela Pública (Fapar) y Federación Cristiana de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecaparagon) reconocieron que hasta finales de agosto no se podrá saber cómo se volverá al aula, aunque apostaron por la mayor presencialidad posible.

Solo nueve centros se suman al programa de refuerzo de la ESO

Un total de nueve centros educativos de Aragón se han sumado al programa de integración de materias (PIM) que se pondrá en marcha el próximo curso con el objetivo de ayudar a los alumnos de 1º de ESO en su transición de primaria a secundaria. Esta era una de las apuestas del plan de refuerzo del Gobierno de Aragón para abordar los aprendizajes mínimos correspondientes al tercer trimestre del curso 2019-2020 y que no se pudieron trabajar durante el confinamiento.

Entre otras cuestiones, este programa incluye grupos de un máximo de 20 alumnos por aula. Se pondrá en marcha en 7 centros de Zaragoza –Condes de Aragón, Sagrada Familia, Santo Domingo de Silos, Bajo Aragón, La Anunciata, Rosales del Canal y Compañía de María–, uno en Huesca –Salesiano San Bernardo– y otro en Gallur –María Domínguez–.

Los sindicatos apuntaron que los centros educativos tuvieron poco tiempo para solicitarlo y para reorganizar las materias, debido a que coincidió con el fin del curso, la matriculación y la preparación de los planes de contingencia.

Etiquetas
Comentarios