Despliega el menú
Aragón

investigación

La Universidad estrena un laboratorio para comprobar que el ozono elimina la covid de la ropa

La investigación, dentro de la Cátedra HMY, se llevará a cabo durante el próximo mes en el Centro de Encefalopatía y Enfermedades Transmisibles  Emergentes. 

Juan José Badiola y Arturo Aliaga en el Centro de Encefalopaítas y Enfermedades Transmisibles Emergentes.
Juan José Badiola y Arturo Aliaga en el Centro de Encefalopaítas y Enfermedades Transmisibles Emergentes.
HA

El Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza analizará desde este martes si el uso del ozono es útil para eliminar la presencia del coronavirus en la ropa. El laboratorio específico, que ha sido acondicionado por la multinacional HMY, pretende validar el proceso de limpieza de prendas textiles en una cabina diseñada por la citada empresa. El objetivo, ha destacado el director del centro Juan José Badiola, es permitir validar el proceso de higienización en el punto de venta y reducir los tiempos de espera para que estas prendas puedan volver a ser utilizadas. 

Actualmente las empresas del sector textil utilizan diversos mecanismos para higienizar la ropa como puede ser el uso del ozono, luz ultravioleta o el vapor de agua. "A día de hoy no se ha demostrado que el ozono funcione. Tampoco lo contrario", ha explicado Julián Pardo, investigador Araid que llevará a cabo esta investigación. Pardo ha destacado que el uso del vapor de agua puede ser útil en una tienda pequeña, pero "se necesitan soluciones para espacios comerciales". 

Con este objetivo, la multinacional HMY ha llevado a cabo una cabina que permitiría "introducir percheros enteros e higienizarlos en cuestión de unos diez minutos", ha detallado José Benito Pardo, director general de la empresa. En el centro del campus público lo que se analizará es si realmente se consigue desinfectar la ropa y con qué cantidades de ozono se logra, además del tiempo óptimo de exposición. "Comenzaremos esta semana o la que viene con la investigación y esperamos conseguir los resultados en tres o cuatro semanas", ha subrayado Julián Pardo, cuyo equipo estará compuesto por tres personas. "Por aspectos de bioseguridad, al menos habrá dos personas en la sala: una trabajará y otra vigilará que se siguen todos los protocolos", ha puntualizado 

Las primeras investigaciones se harán a pequeña escala. En una cabina se infectarán trozos de tela con covid que posteriormente se introducirán en una réplica del armario diseñado por HMY, pero con menor tamaño. "Tras el tratamiento se comprobará si continúa habiendo células vivas en los tejidos", ha señalado el investigador, quién ha destacado que el ozono en grandes cantidades es perjudicial tanto para el ser humano como para el medioambiente. Para ello se ha habilitado un laboratorio de nivel 3 sobre 4 de bioseguridad, además de los mecanismos propios del armario. "Cuenta con unos catalizadores para convertir el O2 en O3 y viceversa, con el objetivo de que el ozono que se cree para higienizar la ropa se destruya en la misma máquina", ha explicado el director de HMY. 

En la presentación han recordado que la ropa podría ser un "reservorio", aunque han incidido en que existen pocas probabilidades de contagiarse con una camisa. "Es necesario que el virus salga de la zona de la ropa donde ha caído, por lo que si vas con tu mascarillas y te desinfectas las manos al salir no habría mayor problema", ha recalcado el investigador Julián Pardo.

En la presentación de este nuevo laboratorio también han estado presentes el vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, y el rector en funciones del campus público aragonés, José Antonio Mayoral. Aliaga ha destacado la importancia de la colaboración desde el Gobierno de Aragón con la Universidad de Zaragoza, las empresas y la ciencia “para poner ese enorme potencial al servicio de las empresas”. También ha recordado la “necesidad de certificar la seguridad de los productos industriales y de unas instalaciones acordes a las exigencias de las empresas”. Por su parte, Mayoral ha insistido en la importancia de que “no apartemos la mirada de la ciencia, ahora que ha cobrado tanta importancia”.

Etiquetas
Comentarios