Despliega el menú
Aragón

La DGA mejorará en 2021 la carretera que une el Monasterio de Piedra y Gallocanta

El coste se eleva a 6,3 millones de euros y será la inversión más cuantiosa de este área en la provincia de Zaragoza en 2021.

Reunión del director general de Carreteras de la DGA, Bizén Fuster, y los alcaldes de la zona entre el Monasterio de Piedra y la Laguna de Gallocanta.
Reunión del director general de Carreteras de la DGA, Bizén Fuster, y los alcaldes de la zona situada entre el Monasterio de Piedra y la Laguna de Gallocanta.
Ayuntamiento de Used

La Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón acometerá el próximo año la mejora de la carretera A-2506, y comenzará con arreglar los 12 kilómetros que unen el Monasterio de Piedra, en el término de Nuévalos, con la Laguna de Gallocanta, en este caso entre los términos de Monterde, Abanto y Cubel, el que está en peores condiciones. Así, se facilitará la conexión entre dos enclaves turísticos de la Comunidad de Calatayud, y del Campo de Daroca.

Lo ha anunciado este miércoles el director general, Bizén Fuster, quien ha avanzado que el coste se eleva a 6,3 millones de euros y será la inversión más cuantiosa de este área en la provincia de Zaragoza en 2021. Ha puesto de relieve que, de esta forma, se unen "dos focos turísticos", de ahí "la gran importancia para el desarrollo" de ambas comarcas y la promoción turística.

Fuster ha señalado que el tramo afectado se extiende a lo largo de 12 kilómetros y la actuación consistirá en acondicionar la mitad para dejar la vía con siete metros de anchura y reforzar la otra mitad, manteniendo la anchura original.

Se trata de una obra "larguísimamente demandada" por los 15 alcaldes afectados de ambas comarcas zaragozana, a quienes Fuster ha explicado el proyecto este miércoles en el Edificio Pignatelli. La vía está "en muy malas condiciones" y no se ha realizado ningún trabajo desde que, en 2009, se terminara el primer estudio, mientras que ahora se está ultimando el proyecto definitivo.

El alcalde de Used, Fernando Sánchez, ha mostrado su satisfacción por el inicio de estas obras aunque ha confesado que tenía la esperanza de que la llamada del director general fuera para anunciar la reforma de toda la carretera.

No obstante ha reconocido  que está "contento" y que "lo bueno es que empiece" además de que el tramo donde se va a actuar es un trazado en malas condiciones y "con muchas curvas", algunas de las cuales se van a eliminar.

Sánchez ha incidido en los beneficios que el arreglo de esta vía supondría para los municipios del entorno de la laguna de Gallocanta porque acortaría además el tiempo de trayecto entre el Monasterio de Piedra y este enclave protegido, y favorecería asimismo el tránsito del tráfico que llega por la A-23 desde Valencia, porque podría tomar el desvío desde Caminreal sin tener que llegar a Calamocha, acortando la distancia.  

Etiquetas
Comentarios