Despliega el menú
Aragón

turismo

Goteo de reservas en los hoteles y casas rurales en el arranque de la Fase 2

Los empresarios confían en que el turismo nacional compense las pérdidas de los últimos meses.

Casa rural Las Peñas, en El Vallecillo, que ya ha tenido clientes este fin de semana.
Casa rural Las Peñas, en El Vallecillo, que ya ha tenido clientes este fin de semana.
HERALDO

Cero. Ese ha sido el volumen de ingresos de los negocios hoteleros durante los meses de estricta cuarentena que, aún a día de hoy, impide los movimientos entre provincias por motivos turísticos. La pandemia de coronavirus ha sido inmisericorde con un sector que se ha visto privado de la Semana Santa, amén de otros puentes, festivos autonómicos y fines de semana.

Los empresarios esperan que ahora, en los albores de la Fase 2 y con una mayor permisividad en los viajes entre municipios de la misma provincia, el panorama cambie y las parejas, las familias y los grupos de amigos comiencen a planear escapadas que alivien las pérdidas registradas desde marzo. “Aunque vemos que la gente tiene ya ganas de hacer cosas, de salir de su ciudad o pueblo y cambiar de aires, todavía no hay una avalancha de reservas. Podemos hablar más bien de goteo”, explica Nieves Ballestero, gerente de la Asociación de Turismo del Bajo Aragón.

Ballestero confía en que el verano deje buenas cifras: “La gente ya está reservando para agosto, aunque también hay cancelaciones. Pero creemos que este destino, por su oferta natural, va a ser especialmente atractivo en un momento como el actual”.

Cerca del límite provincial con Cuenca, en la sierra de Albarracín, se encuentra El Vallecillo, un pequeño destino turístico que presume de riqueza natural. Entre otros alojamientos se encuentra la casa que regenta Iván Giménez, que el pasado fin de semana ya alojó a una familia de Teruel capital que buscaba desconectar. “El lunes abrimos las reservas y dos días después ya estaba ocupada. Pienso que este verano, los destinos como El Vallecillo van a estar muy solicitados, ya que la gente va a huir de las grandes aglomeraciones. Al fin y al cabo, aquí si quieres puedes no cruzarte con nadie y disfrutar del entorno natural en soledad”.

Iván, que no esperaba que el negocio echase a rodar tan pronto tras la cuarentena, lamenta haber pasado unos meses tan complicados: “Todas las reservas que teníamos concretadas de marzo a julio las perdimos, se cancelaron. Por eso ahora anima ver las ganas de la gente por volver a hacer turismo”, apunta.

Movimiento también en Zaragoza

Precisamente las ganas por volver a viajar es lo que destaca Laura Lardiés, una de las propietarias de Alojamientos Zaragoza, empresa con una amplia cartera de apartamentos y promotora de un hostel cápsula en El Gancho. “La gente se está animando poco a poco a viajar, parece que a todos nos va apeteciendo romper con la rutina. Nosotros hemos abierto esta semana y ya empieza a haber consultas y reservas. Un dato revelador es que, en un sorteo que hemos realizado en redes sociales, han participado 4.300 personas”.

La empresa de Laura se vio, como otras tantas en el sector a realizar un ERTE, aunque ahora los 17 empleados se van incorporando poco a poco tomando todas las precauciones sanitarias. “Empezamos a tener más trabajo ya que estas últimas semanas apenas hemos dado servicio a trabajadores y a personas que estaban de visita familiar y procedían de otras localidades de la provincia de Zaragoza”.

Etiquetas
Comentarios