Despliega el menú
Aragón

La DGA abre otros dos centros intermedios de ancianos con coronavirus entre críticas por su gestión

Broto defiende el trabajo del IASS y el envío de material de protección y el PP asegura que "no ha estado a la altura".

Exterior del centro de Parque Goya para pacientes mayores que se recuperan tras recibir el alta
Exterior del centro de Parque Goya para pacientes mayores que se recuperan tras recibir el alta
Laura Uranga

La DGA abrió este miércoles dos nuevos centros intermedios para ancianos con coronavirus. Al ya anunciado en Gea de Albarracín, de 50 plazas, se unió otro en el barrio de Parque Goya, en Zaragoza. Este último, con capacidad para 27 personas, se reserva para mayores "con problemas sociosanitarios" que hayan recibido el alta pero que, por su situación personal, necesitan un espacio para completar su recuperación.

El Ejecutivo autonómico ha habilitado en las tres últimas semanas seis centros con 360 plazas para dar respuesta a la complicada situación de las residencias, que siguen siendo el principal foco de contagio en Aragón. Al de Gea de Albarracín está previsto que entren este jueves los cinco primeros pacientes. El centro, según explicó su director, Juan Vela, cuenta con personal "suficiente" para atender a los nuevos internos. No obstante, de completarse el total de plazas sería necesario aumentar #la plantilla de auxiliares de enfermería "con 10 trabajadores más".

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, admitió en su comparecencia telemática en las Cortes que las residencias "no estaban preparadas" para una pandemia de estas características. Defendió, no obstante, el trabajo del IASS para "proteger" a los internos, así como los envíos de material realizados los días 20, 23, 26 y 30 de marzo y el 1, 3 y 6 de abril.

En este periodo, el Gobierno aragonés ha dotado a los trabajadores sociosanitarios de 174.370 mascarillas FFP1; 4.190 de FFP2; y 4.168 pantallas faciales, entre otros elementos de protección, unas cifras "insuficientes" para PP y Vox, que criticaron con dureza la gestión de la consejera durante la crisis sanitaria. La diputada popular Marián Orós aseguró que Broto "no ha estado a la altura". "Trabajar de una manera más coordinada habría ayudado #a salvar vidas. Se han visto desbordados por la situación", dijo.

Los populares criticaron la "falta de autocrítica" del Ejecutivo autonómico y de "medidas drásticas" desde un principio . En esta línea, el portavoz de Vox, David Arranz, incidió en las "discrepancias de su partido por el enfoque y la "falta de previsión" del Gobierno central y preguntó a la consejera por qué no se hacen "las pruebas masivas necesarias".

Por su parte, Loreto Camañes (Cs) instó a la DGA a anticiparse a la crisis social a la que se tendrá que dar respuesta una vez superada la pandemia y Álvaro Sanz, de IU, expresó su preocupación por los grandes dependientes.

Las criticas a la gestión de la DGA no son exclusivas, en todo caso, del ámbito político. Varios familiares de los internos de la residencia de Nuestra Señora de Rodanas de Épila, que suma ya 17 víctimas mortales, se plantaron en la puerta del centro para reclamar más información sobre sus allegados, ya que, según denunciaron, desde el viernes no cuentan con datos fiables sobre su estado de salud. Desde el Ayuntamiento explicaron que por la tarde se iba a contactar con el 90% de las familias. Reconocieron, no obstante, que la comunicación con los allegados de los internos no contagiados no había sido "fluida" y asumieron las críticas como "razonables".

Por su parte, el Centro Social Virgen del Pilar pidió ser intervenido tras sumar 10 positivos y denunciar "falta de medios".

Etiquetas
Comentarios