Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Una madre y su hija, atrapadas en la India tras cancelarse el vuelo de regreso

Estas zaragozanas están viviendo en casa de una familia india y ni siquiera pueden sacar dinero del cajero.

Celia y Chara en la habitación de la India en la que están alojadas.
Celia y Chara en la habitación de la India en la que están alojadas.
C. J.

Chara y Celia llevan desde el lunes atrapadas en la India sin posibilidad inminente de regresar a España. Madre e hija, las dos zaragozanas, emprendieron el pasado 11 de febrero un viaje en el que tenían previsto recorrer el país asiático. En aquel momento nada les hacía pensar que las fronteras de la mayoría de los países se cerrarían poco más de un mes después.

"Hace diez días llegamos a Goa –un estado costero que se encuentra descendiendo al sur de la India– y entonces la situación era normal: había muchos turistas y movimiento de personas", relata Celia. Sin embargo, cuatro o cinco días después, se cerraron las fronteras. "Nos pusimos en contacto con la embajada española que nos recomendó que adelantáramos la vuelta porque la situación iba a empeorar", explica la joven. En aquel momento, y siguiendo los consejos de las autoridades españolas, compraron dos de los tres últimos billetes de la compañía KLM, que volaba a Europa. Pero el lunes les cancelaron el vuelo y, con él, las esperanzas más inminentes de regresar a España.

Al igual que en el resto de países, India también ha decretado el confinamiento. "La mayoría de las tiendas están cerradas, solo abren algunos restaurantes y es para llevarse la comida a casa. Los bancos también están cerrados", subraya. Un cierre que ahora mismo les está acarreando dificultades económicas para vivir en el país asiático. "No podemos sacar dinero en efectivo y aquí pagar con tarjeta es más complicado", detalla.

De momento, están viviendo en una habitación que les ha alquilado una familia india. "Estamos intentando mantener la calma por el hecho de no poder salir de casa. Mi madre hace meditación y yo intento hacer deporte", cuenta. Además de las cuestiones económicas, uno de los principales problemas es el suministro de agua potable, casi imposible en la India. "El agua hay que comprarla embotellada porque está todo contaminado", puntualiza. Con el cierre de las compañías telefónicas, la comunicación y el acceso a la información también son más complicados: "No podemos estar bien informadas porque no tenemos wifi y solo uno de nuestros móviles cuenta con datos. No sabemos qué podremos hacer para comunicarnos con nuestra familia".

Un regreso complicado

Tras la cancelación del vuelo que tenían previsto coger mañana, Celia y su madre Chara se pusieron en contacto, de nuevo, con la embajada española. "Ahora mismo no nos dan ninguna solución para volver a casa", subraya Celia, al tiempo que explica los trámites que están siguiendo: "Hemos rellenado un formulario con todos nuestros datos para que sepan que estamos aquí". De este modo, la embajada tiene un registro de todos los ciudadanos que están fuera del país en el transcurso de esta pandemia.

Sobre una posible repatriación, madre e hija son conscientes de que podría "llevar un tiempo". Este martes el primer ministro de la India, Narendra Modi, aseguró que el confinamiento se mantendrá durante 21 días. Hasta ahora, en el país se han registrado 482 casos positivos de Covid-19 y nueve personas han fallecido.

Toda la información sobre el coronavirus en Aragón.

Etiquetas
Comentarios