Despliega el menú
Huesca

crisis del coronavirud

Malestar por la atención a una familia de Laspaúles: "Les dijeron que la ambulancia podía tardar 12 o 24 horas"

El Ayuntamiento ha reclamado, de momento sin éxito, que se haga a toda la población el test de la enfermedad dada la elevada tasa de infección en el municipio, con siete hospitalizados .

Tejados de Laspaúles
Laspaúles tiene una gran tasa de infectados.
Ángel Gayúbar

La demora en la llegada de una ambulancia para trasladar a tres pacientes con síntomas de coronavirus desde su casa de Abella, en el municipio ribagorzano de Laspaúles, al Hospital de Barbastro ha generado un profundo malestar en esta zona de la Alta Ribagorza donde la pandemia se ha hecho presente con especial intensidad y hay al menos siete vecinos hospitalizados.

El alcalde, Juan Ignacio Espot, explica que los cuatro miembros de la familia, un matrimonio de entre 60 y 65 años, el hermano de él, algo mayor, y la madre de ella, de 88, presentaban desde el pasado día 10 una patología de fiebre e insuficiencia respiratoria contra la que, tras consultar con los facultativos del centro de salud de Castejón de Sos, se estaban medicando con paracetamol. 

Después de seis días de tratamiento, su cuadro clínico había empeorado ya que seguían teniendo fiebre -no muy alta- y un cuadro de cefaleas por lo que volvieron a llamar al centro de salud donde se les recomendó que mantuvieran el tratamiento.

Finalmente, el sábado 21 recibieron la visita de la médica que, ante su estado, activó el protocolo del coronavirus y, sobre la una de la tarde, demandó al 061 la presencia de una ambulancia para el traslado del matrimonio y el hermano al Hospital de Barbastro, aunque esta finalmente no hizo acto de aparición en Abella. 

"Llamaron en repetidas ocasiones para reclamar su llegada y en la última les respondieron que la ambulancia llegaría, pero que no podían garantizar si iba a tardar 12, 16 o 24 horas por lo que la familia decidió que les bajara el hijo al hospital en su coche particular, donde quedaron ingresados, y, paralelamente, dar parte a la Guardia Civil de lo sucedido", comenta el alcalde, lamentando la sensación de desatención del mundo rural "también en estas circunstancias».

El enfado provocado por esta falta de atención y servicio tuvo un efecto positivo porque, como recuerda Espot, cuando al día siguiente fue necesario trasladar también a la madre ante el agravamiento de su cuadro clínico "la ambulancia apareció inmediatamente".

En estos momentos, el municipio de Laspaúles tiene a siete de sus escasamente 300 habitantes hospitalizados por el coronavirus, seis en Barbastro y otro en Viella, y a otros varios en cuarentena en sus casas al haber tenido contacto directo con los afectados. Sus familiares, por cierto, han demandado públicamente una mayor información sobre su estado ante la imposibilidad material de poder visitarlos. 

También desde el Ayuntamiento se ha reclamado, de momento sin éxito, que se haga a toda la población el test de la enfermedad habida cuenta tanto la elevada tasa de infección ya detectada como al hecho de que más de un 70% de los residentes tiene más de 75 años.

Ocho positivos en Castejón de Sos

En la cercana localidad de Castejón de Sos, ocho personas han dado positivo en los test de coronavirus realizados entre el personal y los internos de la residencia de la tercera edad. Según apunta el alcalde, José Manuel Abad, son tres los residentes y cinco los trabajadores contagiados. "Dos de los ancianos afectados han sido trasladados a la residencia La Abubilla de Yéqueda mientras que el tercero está ingresado con problemas respiratorios en el Hospital de Barbastro y se está valorando trasladar a otro residente también a Yéqueda a pesar de que no ha dado positivo, mientras que los cinco trabajadores permanecen en cuarentena en sus hogares", señala el edil.

Tras la confirmación de la aparición de estos casos, efectivos del Ejército de Tierra procedieron este lunes a una completa y exhaustiva desinfección de la residencia castejonense y del vecino centro de salud pero el alcalde señala que el principal problema es ahora si se cuenta con el personal laboral y la capacidad real de poder seguir manteniendo los servicios del centro asistencial. "Si nos quedamos sin personal, vamos a tener un problema muy gordo", comenta Abad apuntando que en el resto del pueblo no han aparecido más casos y que no hay indicios de nuevos contagios "aunque las pruebas no se están haciendo de una forma masiva". 

Etiquetas
Comentarios