Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Las quejas por falta de material van a más y ya son 74 los sanitarios que están infectados

l Los sindicatos piden que se queden en casa equipos de retén para garantizar la asistencia médica.

Fachada del hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Fachada del hospital Miguel Servet de Zaragoza.
José Miguel Marco

El personal de los hospitales y centros de salud está especialmente expuesto al coronavirus y ya son 74 los sanitarios contagiados, según los últimos datos del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón. Una cifra que no deja de incrementarse mientras que sindicatos y profesionales critican el retraso en la llegada de material de protección, especialmente, de mascarillas. La falta de test de detección y de una mayor organización del personal también forman parte de las quejas.

Este lunes  un avión de Inditex trajo 1,4 millones de mascarillas, que se suman a las 1,6 que recibió la semana pasada el Ministerio de Sanidad, que es el ente que centraliza su distribución. Esta previsto, según la Delegación del Gobierno, que a los centros sanitarios de Aragón llegue el 1,8% de este primer suministro. El reparto se hace atendiendo a la situación epidemiológica y al volumen de población. "Pero todavía no ha llegado", lamentó Delia Lizana, representante de Sanidad de CC. OO. Aragón, al tiempo que detalló que cubriría poco más de una semana de servicio. No hay que olvidar que en el Salud trabajan unas 24.000 personas, por lo que cada uno contaría con tres equipos de protección. 

"Ante la imposibilidad de hacer diagnósticos -a Aragón tampoco han llegado los test rápidos- lo importante es tener los equipos de protección", subrayó Lizana. Todo ello con el objetivo de reducir el número de contagios entre los sanitarios, que ya ascienden a 74, lo que supone casi un 12% de los afectados en Aragón.

Ante la escasez de suministros, algunos profesionales están teniendo que reutilizar las mascarillas o usar material no homologado. El mayor déficit se produce en los centros de salud y comarcales, aunque también hay falta de medios en los hospitales. El sindicato médico CESM-Aragón advirtió de que en el hospital Obispo Polanco de Teruel siguen faltando batas y mascarillas para los profesionales que trabajan en primera línea en la batalla contra el coronavirus. Fuentes de esta organización señalaron que médicos y enfermeros han recibido pantallas protectoras para la cara, pero todavía tienen que reutilizar batas y mascarillas ante la escasez de estos elementos sanitarios. La estrategia de los profesionales para poder conservar el material de calidad es cubrir sus batas y mascarillas con otras desechables que van renovando.

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, también reconoció que para proteger a los sanitarios "no hay otra alternativa que el uso de los sistemas de protección adecuados". En este sentido detalló que han llegado 45.000 mascarillas y que se esperan en breve otras 30.000.

Una mayor organización

Como medida de contención, los sindicatos, además de material, reclaman al Salud una mejor organización del personal. "Actualmente no hay presión asistencial para que estén todos los equipos trabajando", especifica Evangelino Navarro, representante de Sanidad de CSIF Aragón. Por eso, tanto ellos como el resto de sindicatos, piden que se organicen equipos de trabajo fijos para que si una persona se contagia, se pueda asegurar que hay otro grupo de retén que no ha estado expuesto.

Asimismo, solicitan que todo el personal que no sea imprescindible estén localizados en sus viviendas. El objetivo es doble: no estar expuestos a posibles contagios y estar disponibles para acudir en un espacio corto de tiempo al centro hospitalario. Esta misma medida se podría aplicar al personal de Atención Primaria o de Urgencias, donde actualmente la carga asistencial es menor. "Ya se está haciendo en otras comunidades autónomas", recordó Lizana.

"La misma mascarilla se llega a utilizar durante tres días"

La falta de material es el principal problema al que se enfrentan los sanitarios aragoneses, que incluso llegan a utilizar una misma mascarillas "durante tres días seguidos", según confirmó la presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza, Concepción Ferrer. Asimismo, especificó que los profesionales de Atención Primaria, donde existe mayor déficit, impregnan estas mascarillas en alcohol durante la noche para desinfectarlas al máximo.

Ferrer destacó que los equipos de protección "no están llegando" a pesar de "estar a solo una hora y media de distancia de Madrid", donde se encuentran centralizados. A ello se une la inexistencia de test rápidos en la comunidad aragonesa. "Se están haciendo muy pocas pruebas y, aún así, cada día se detectan un centenar nuevo de casos", explicó. También destacó que solo se hacen a personas que ingresan con sintomatología respiratoria y a los profesionales que han estado en contacto directo con pacientes diagnosticados y que tienen síntomas. Ferrer lamentó que otras comunidades sí que han recibido tanto el material como los test rápidos.

Toda la información sobre el coronavirus en Aragón.

Etiquetas
Comentarios