Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus en aragón

"Tenemos material únicamente para unos siete días más"

Las residencias "más afectadas" por el coronavirus alertan de la falta de mascarillas para internos y trabajadores.

Ancianos en una residencia.
Ancianos en una residencia.
Aránzazu Navarro

Las residencias más afectadas por los brotes de coronavirus en Aragón alertan ya de la "falta de material básico" para internos y trabajadores. "Quedan mascarillas para apenas una semana. Recientemente hemos recibido un primer envío por parte del Gobierno de Aragón. Al ser una congregación, también tenemos apoyo de otras casas, pero llegan con cuentagotas. Las tratamos como si fueran oro", admitió una de las trabajadoras de la Casa Familiar de Nuestra Señora de los Ángeles, uno de los centros más afectados por las muertes y los contagios provocados por la pandemia en la Comunidad. Esta residencia, con capacidad para 70 camas, tiene a todos sus internos y trabajadores en cuarentena, y aunque los primeros extrañan las visitas de sus familiares, los ánimos no desfallecen.

La asociación Lares, que engloba a 45 centros de la Comunidad con 2.979 camas, también denunció este miércoles la falta de material, ya que, en la mayor parte de los casos, las residencias carecen de equipos de protección individual suficientes para atender a los ancianos. "Es urgente que las autoridades de salud pública hagan llegar todo el material de forma inmediata para controlar la expansión del virus", señaló el colectivo en un comunicado.

En Huesca, un nonagenario permanece ingresado en el hospital San Jorge desde la noche del martes. Se trata de un interno de la residencia de Ansó, donde se está aplicando el protocolo para estos casos. El centro no permitía las visitas de familiares, pero se baraja la posibilidad de que el contagio fuera anterior a la prohibición. El episodio se vive con una lógica preocupación, ya que todos los trabajadores han estado en contacto con la persona contagiada.

El personal empieza a escasear

En la provincia de Teruel, el presidente de la fundación que gestiona la residencia de mayores de Monreal del Campo y alcalde de este municipio, Carlos Redón, se mostró este miércoles "esperanzado, dentro de la situación especial que se vive en la localidad". Según dijo, tras la aparición de una decena de casos positivos en torno a este geriátrico no ha habido nuevos contagios, lo que, a su juicio, revela "que en el centro se ha hecho un trabajo ejemplar".

Agradeció, asimismo, que efectivos de la Unidad Militar de Emergencia limpiasen este miércoles el interior de la residencia "centímetro a centímetro". En la residencia pública Javalambre de la capital turolense, la mayor de Aragón con 413 plazas y más de 300 empleados, tampoco han aparecido nuevos casos tras el positivo registrado a principios de semana. No obstante, el personal para atender a los mayores de este centro empieza a escasear.

Según explicó el delegado de los trabajadores por UGT, Miguel Mainar, hay empleados que no acuden estos días por tener que conciliar su vida familiar o por registrar síntomas catarrales. A ello se une que los familiares no pueden visitar a sus mayores como medida preventiva, lo que aumenta la carga de trabajo para los auxiliares, pues, antes, muchas visitas se ocupaban de dar la comida y la cena a sus ancianos, así como de hacerles compañía.

Mainar destacó que antes de la crisis por el coronavirus ya eran escasas las plantillas, con solo 4 o 5 trabajadores por cada planta del centro, en el que residen 40 mayores. Con el fin de liberar la enfermería por si se producen nuevos positivos, se ha habilitado la sexta planta para residentes que presentan diversas patologías.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión