Despliega el menú
Aragón

covid-19

¿Qué pasa en un hospital cuando entra un caso de coronavirus?

Las medidas especiales en los centros sanitarios van desde la entrada en urgencias hasta los traslados en ambulancia o la gestión de los residuos.

La mayoría de los pacientes están ingresados en el hospital Clínico de Zaragoza.
El hospital Clínico de Zaragoza está tratando varios casos de coronavirus.
Francisco Jiménez

Un paciente entra en un centro sanitario con la sospecha de que puede tener coronavirus. En ese momento, el hospital o centro de salud activa un protocolo (o, al menos, debería hacerlo) con el que se regula desde la recepción de los pacientes hasta el tratamiento que se tiene que dar a los residuos que se generen. En un documento, el Ministerio de Sanidad ha fijado decenas de pautas a seguir.

Estas empiezan por la información que deben tener los pacientes que acuden a los centros. A la entrada y en las salas de espera, debe haber carteles informativos sobre higiene de manos, higiene respiratoria y manejo de la tos, además de dispensadores con preparados de base alcohólica, pañuelos desechables y contenedores de residuos.

Se recomienda que se reduzca al máximo el número de trabajadores en contacto con los pacientes sospechosos, y que se evite que lo tengan los empleados con factores de riesgo por patologías previas, embarazos, etc. Los empleados deben recibir la información necesaria sobre medidas de protección e higiene.

Cuando entre “cualquier paciente con sintomatología de infección respiratoria” se le tiene que ofrecer una mascarilla. Si, además, se sospecha que puede tener el COVID-19, se considera caso en investigación y se le lleva a una habitación o box de aislamiento. La persona que lo acompañe también debe llevar mascarilla.

Si el paciente queda ingresado, hay que informar a las autoridades de Salud Pública y el protocolo dice que debe estar en una habitación individual, con baño y ventilación natural o climatización independiente. Las visitas de familiares quedan restringidas y se tratan de evitar las salidas del paciente de la habitación.

En caso de que haya que hacer un traslado en ambulancia, el Ministerio de Sanidad determina que debe hacerse en un vehículo que tenga la cabina del conductor separada físicamente del área de transporte. Luego, deberá ser desinfectada.

El documento, destinado a profesionales, también señala que la limpieza de manos “es la medida principal de prevención y control de la infección”, y que debe hacerse conforme a un técnica concreta y en cinco momentos: antes del contacto con el paciente, antes de ejecutar una técnica aséptica, después del contacto con fluidos biológicos, después del contacto con el paciente y después del contacto con el entorno del paciente. La bata, la protección respiratoria, la protección de los ojos y los guantes también deben tener un protocolo concreto de uso.

Las muestras clínicas deben ser tomadas con el equipo de protección correspondiente, y se debe preparar en la propia habitación del paciente. Todos los residuos que se generen son de clase III y deben ser desechados como residuos biosanitarios especiales.

Etiquetas
Comentarios