Aragón
Suscríbete por 1€

Así fue la detención de película a la banda de albaneses que se refugiaba en Longares

Los cuatro detenidos por la Guardia Civil en una casa de turismo rural en la localidad zaragozana el pasado febrero han ingresado en prisión preventiva por orden de un juez de Jaén. Se les imputan una veintena de robos en viviendas habitadas cometidos en Madrid, Toledo, Teruel, Huesca, Navarra y la provincia jiennense.

Momento en que la Guardia Civil entra en la casa de turismo rural de Longares para detener a la banda de albaneses

La Guardia Civil ha dado por concluida la investigación sobre los cuatro albaneses detenidos en Longares (Zaragoza), el pasado 21 de febrero en una casa de turismo rural. El Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de Madrid y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Jaén han dado carpetazo a una operación que se ha cerrado con el desmantelamiento de un grupo especializado en perpetrar robos con fuerza en viviendas habitadas, cometidos en seis provincias españolas, entre ellas Huesca y Teruel, y que tenía en Longares (Zaragoza) su centro de operaciones. 

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, y el teniente coronel Francisco José Lozano, jefe de la Comandancia de Jaén, han informado este jueves en rueda de prensa de los detalles del operativo. Madueño ha explicado que "hay cuatro detenidos, de nacionalidad albanesa, con antecedentes por hechos similares y que han ingresado en prisión preventiva por orden de un juez de la provincia".

Por el momento, se les imputan una veintena de delitos cometidos en Madrid, Toledo, Teruel, Huesca, Navarra y la provincia jiennense, llevados a cabo por "una organización perfectamente organizada y jerarquizada, cuyos componentes tenían mucha movilidad geográfica para realizar 'campañas temporales' de robos en distintas provincias", ha explicado la subdelegada.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 35 y 40 años, se desplazaban en vehículos legales, a los que cambiaban la placa de matrícula en el momento de perpetrar los robos y una vez en su destino, se alojaban en casas rurales de localidades pequeñas, para no levantar sospechas. Utilizaban esas viviendas como centro neurálgico de sus operaciones y en estas estancias cortas, aprovechaban para realizar las vigilancias de sus objetivos y cometer los hechos delictivos.

Tal y como ha explicado la Guardia Civil, la investigación comenzó en Madrid, al detectarse la presencia de un grupo sospechoso de perpetrar robos en viviendas unifamiliares en la Comunidad, cuyos integrantes, alguno de ellos ya conocido por los agentes, conformaban una célula que realizaba campañas temporales en nuestro país.

A principios de febrero, los investigadores detectaron que el grupo podría haberse desplazado a Andalucía, concretamente a la provincia de Jaén, donde cometieron varios hechos delictivos en localidades como Villanueva de la Reina, Los Villares, Andújar o Linares. Según las investigaciones, durante su estancia en la provincia, se alojaron en una casa de campo ubicada en la zona de las urbanizaciones de Jaén capital.

Para acceder al interior de las viviendas forzaban puertas o ventanas de las plantas bajas y una vez en el interior de los domicilios procedían a hacerse con todo tipo de efectos de valor, principalmente piezas de joyería, relojes, pequeños electrodomésticos y dinero en efectivo. La Guardia Civil ha realizado tres registros domiciliarios en el marco de esta operación, en Valdemoro (Madrid), Seseña Nuevo (Toledo) y Longares (Zaragoza). Los dos primeros lugares eran utilizados por los miembros del grupo de forma habitual para vivir y el tercero era su centro de operaciones, lugar donde fueron detenidos.

Una detención por sorpresa en Longares a las 6.05 de la mañana

Según publicó  HERALDO, la banda de albaneses alquiló una casa rural por internet para permanecer esta semana. Allí disponían de tres habitaciones dobles con calefacción, televisión y baño incluido, una terraza donde poder tomar un refrigerio, y cocina-salón. Al parecer, lo más importante que ellos valoraron del alojamiento de turismo rural es que podían meter el coche en el garaje para esconderlo.

Unos 15 miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid accedieron a la vivienda sobre las 6.05, reventaron la puerta delantera de la vivienda y entraron también por la parte trasera, que daba a un corral de un vecino, quien permitió el paso de los guardias civiles. El despliegue sorprendió y despertó a los vecinos de Longares, quienes no conocían a los arrestados.

Los agentes han intervenido collares, pulseras, anillos, pendientes, relojes, dinero en efectivo, material informático y electrónico, documentos falsos, placas de matrícula falsificadas y herramientas y efectos que utilizaban en los hechos delictivos. La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de Madrid y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Jaén, bajo la dirección del titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Andújar (Jaén), que ha decretado el ingreso en prisión de los detenidos.

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión