Despliega el menú
Aragón

sucesos 

La Guardia Civil detiene a una banda de albaneses en una casa de turismo rural en Longares

Una unidad de 15 agentes de Madrid reventó la entrada para sorprender a los cuatro especialistas en robos de viviendas. 

Una casa de turismo rural en Longares fue utilizada por los delincuentes como escondite y la Guardia Civil los sorprendió a las 6.05 de ayer, cuando los detuvo.
Esta casa de turismo rural en Longares fue utilizada por los delincuentes como escondite y la Guardia Civil los sorprendió a las 6.05 de ayer, cuando los detuvo.
Heraldo

Un gran despliegue de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid detuvo a primera hora de la madrugada de ayer a una banda de delincuentes albanesesespecialistas en robos que se habían escondido esta semana en una casa de turismo rural de Longares.

La operación está todavía abierta y bajo secreto sumarial, según fuentes de la Guardia Civil, porque a esta banda les imputan varios delitos de robos cometidos tanto en la provincia de Madrid como en la de Zaragoza.

La detención se produjo sobre las 6.05, cuando unos 15 agentes de la Usecic de Madrid reventaron la puerta delantera de la vivienda y entraron también por la parte trasera, que da a un corral de un vecino, quien permitió el paso de los guardias civiles.

El despliegue de la Unidad de Seguridad Ciudadana sorprendió y despertó a los vecinos de Longares, quienes no conocían a los arrestados porque llegaron al pueblo el pasado lunes.

Según ha podido saber HERALDO, la banda de albaneses alquiló la casa por internet para permanecer esta semana. Allí disponían de tres habitaciones dobles con calefacción, televisión y baño incluido, una terraza donde poder tomar un refrigerio, y cocina-salón. Al parecer, lo más importante que ellos valoraron del alojamiento de turismo rural es que podían meter el coche en el garaje para esconderlo.

Un furgón para los agentes 

Fuentes oficiales confirmaron que la operación de la Guardia Civil de Madrid contó con el apoyo logístico de la Comandancia de Zaragoza, aunque disponían de un gran furgón donde viajaban la quincena de agentes de la Usecic.

Asimismo, iban acompañados por un secretario judicial del juzgado de instrucción de Madrid que lleva el proceso abierto a la banda de albaneses para facilitar legalmente el registro de la vivienda a fondo y recuperar todas las pruebas respecto a los efectos sustraídos y a sus huellas dactilares que les tomaron.

El alcalde de Longares, Miguel Jaime, explicó que el pasado fin de semana alquilaron la casa un grupo de cazadores y que esta banda llegó el pasado lunes. «Avisamos a la Guardia Civil de Muel porque vimos que había un coche que no era del pueblo el pasado martes y nos dijeron que no nos preocupáramos porque era de los suyos», precisó el edil, al que no le informaron las Fuerzas de Seguridad del Estado sobre esta operación policial.

La vivienda está situada a la entrada de Longares, en la calle de San Gregorio, y los vecinos pudieron comprobar que la Guardia Civil tuvo que reventar la entrada para sorprender a los albaneses mientras ellos dormían. Aun así, por la tarde, los dueños ya habían recolocado la puerta que habían tumbado para entrar, según informó un vecino de Longares, y fueron citados en el cuartel de Casetas para prestar declaración sobre el mal rato que pasaron.

Los miembros de la banda le facilitaron a la propietaria un carné de identidad como es lo normal, pero de un ciudadano rumano, que podría ser falso. También se especula con que la matrícula del vehículo en el que se trasladaban hubiera sido modificada, según fuentes próximas al caso.

Al parecer, los albaneses le dijeron a la propietaria que se dedican a trabajar montando instalaciones de telefonía móvil y por eso necesitaban un garaje para guardar el material que llevaban en el vehículo para evitar las sustracciones.

Un teniente alcalde de Longares se presentó en la vivienda para que la Guardia Civil le informara sobre la operación, pero no se la facilitaron porque se encuentra bajo secreto de sumario y podría estropear el resto de la investigación abierta.

Etiquetas
Comentarios