Despliega el menú
Aragón

Vox pregunta al Gobierno central por las aragonesas en Vietnam y por la plaga de conejos de Épila

El diputado por Zaragoza en el Congreso Pedro Fernández quiere saber si va a ayudar a que vuelvan las zaragozanas y si apoyará al Ayuntamiento para combatir la plaga.  

Ha ocurrido durante el debate sobre el ‘pin parental’ en el pleno del Ayuntamiento de Madrid.
Pedro Fernández, diputado de Vox por Zaragoza

El diputado de Vox por Zaragoza en el Congreso, Pedro Fernández, se ha dirigido al Gobierno de España para conocer qué medidas tiene previsto adoptar para agilizar el traslado a España de las dos ciudadanas zaragozanas accidentadas en Vietnam. Además, se ha interesado por saber cómo va a ayudar al Ayuntamiento de Épila en su lucha contra la plaga de conejos.  

Según ha informado Vox en un comunicado, Fernández ha preguntado al Gobierno español por qué medidas tiene previsto adoptar para agilizar el traslado a España de las dos ciudadanas zaragozanas accidentadas en Vietnam. Recuerda que María Valverde de la Flor y Noelia Traid Muñoz, son dos enfermeras zaragozanas, de 22 años, que sufrieron un accidente de moto en Vietnam el pasado 10 de febrero. "Desde entonces, vienen pasando una odisea al no haber podido ser atendidas médicamente, en el modo más adecuado, hasta que fueron trasladadas a la clínica de un médico español en HO Chi Mihn. Y aun cuando han mantenido el contacto con la embajada española en Vietnam, todavía no conocen cuándo podrán volver a España".

Además, pregunta por "las medidas que tiene previstas adoptar para colaborar con el Ayuntamiento de Épila, de cara a combatir la plaga de conejos que ocasiona importantes daños a las tierras y cultivos de la zona". 

Argumenta que la superpoblación de conejos en el término municipal de la localidad aragonesa de Épila "se ha hecho insostenible, y el ayuntamiento se ha visto obligado a adoptar medidas urgentes para combatir la plaga de estos animales, que están generando importantes daños en las tierras y cultivos". Recuerda que "la opción, que ya está vigente hasta nueva orden, pasa ahora por el pago de 70 céntimos por cada unidad cazada con el fin de incentivar la intensificación del ejercicio de la caza e intentar así resolver este grave problema".

Considera que esta solución "planteada por el Ayuntamiento de Épila resulta insuficiente, debido sobre todo a que la población de conejos ha convertido las zonas próximas a la autovía A-2 y a las vías del AVE (competencia del Gobierno central), en su lugar de cobijo y reproducción donde no es posible el ejercicio de la caza". 

Etiquetas
Comentarios