Despliega el menú
Zaragoza

Valdejalón

Épila pagará 70 céntimos por cada conejo cazado para tratar de frenar la plaga

El Ayuntamiento de Épila, propietario del coto de caza de la localidad, ha decidido implementar esta medida "urgente y de extrema necesidad" para tratar de frenar la superpoblación.

Dos cazadores de Épila, en un campo arrasado por los conejos en una imagen de febrero.
Dos cazadores de Épila, en un campo arrasado por los conejos en una imagen de archivo
Asier Alcorta/Heraldo

La pasada semana en una reunión extraordinaria con agricultores y ganaderos, el Ayuntamiento del municipio zaragozano de Épila decidió poner en marcha una medida excepcional para tratar de detener la extensión de la plaga de conejos que afecta al municipio. “Vamos a pagar 70 céntimos por cada conejo cazado”, ha explicado el alcalde de Épila, Jesús Bazán.

El Ayuntamiento de Épila es titular del coto de caza Z10150 y su alcalde propuso esta medida "de extrema urgencia" que se suma a las numerosas acciones ya realizadas por el consistorio y las asociaciones de agricultores, fruticultores y ganaderos para evitar la proliferación de estos pequeños mamíferos. “Hemos contratado un guardia rural para organizar los temas de caza. Prácticamente ya se puede cazar a cualquier hora y cualquier día y los agricultores y ganaderos se han comprometido a eliminar restos de podas y maleza para evitar que proliferen los conejos”, explica el alcalde.

Jesús Bazán asegura que la plaga de conejos afecta ya a cerca de 7.000 hectáreas del término municipal en diferentes grados. “No sabemos realmente a cuánto asciende la población de conejos pero sí que el principal problema se genera en las zonas cercanas a la autovía A-2 y a las vías del AVE” donde no se ha podido cazar y es allí donde los conejos han hecho sus madrigueras y proliferan sin control.

"Hay agricultores que han decidido que ya no van a volver a cultivar"

La superpoblación de conejos afecta a la comaraca de Valdejalón desde hace más de diez años y todas las medidas puestas en práctica desde el consistorio y la DGA no han servido para solucionar el problema. “Hay agricultores que han decidido que no van a volver a cultivar algunos terrenos porque año tras año los conejos destruyen las cosechas”, ha explicado Bazán. A demás la plaga, que al principio solo afectaba a algunos terrenos de secano y cereal se ha extendido y "ahora los conejos se alimentan también en  las zonas de regadío y se comen hasta los sistemas de riego”, añade el alcalde epilense.

El decreto del Ayuntamiento, con el que están de acuerdo cooperativas de agricultores, ganaderos y también la Sociedad de Caza de Épila, habilita medidas especiales para caza con hurón y escopeta y caza con perro y escopeta. Los cazadores deben comunicar al guarda el número de ejemplares cazados y para que el pago sea efectivo tendrán enseñar las colas de los conejos cazados en la cooperativa San Pedro Arbués de Épila donde se contarán los animales antes de proceder al abono de las cantidades estipuladas, 70 céntimos por animal. "Todavía no hemos empezado a pagar pero lo haremos a la mayor brevedad", ha aclarado el alcalde.

118 municipios afectados en Aragón

El pasado octubre el Gobierno de Aragón publicó un decreto ley que permite a 118 municipios aragoneses implementar medidas extraordinarias y urgentes para acabar con la plaga de conejos que afecta en total a 71 pueblos en la provincia de Zaragoza, 39 en Huesca y 8 en Teruel.

El llamado ‘decreto del conejo’ se elaboró para paliar los daños “desproporcionados y de extrema gravedad” que estos pequeños mamíferos causan a los cultivos y obligaba a los cotos de caza a presentar ante la administración un 'Plan de medidas de intensificación de la caza del conejo'; o bien solicitar al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente su intervención, a través de la Federación Aragonesa de Caza, en los cotos y en los terrenos no cinegéticos, mediante el envío de cazadores habilitados por la Administración aragonesa con el propósito de intensificar la caza del conejo y reequilibrar su población. El Gobierno de Aragón, en estrecha comunicación con la Federación Aragonesa de Caza ha habilitado a cerca de cuatrocientos cazadores para aplicar estas medidas extraordinarias. 

Etiquetas
Comentarios