Despliega el menú
Aragón

Borrasca gloria

Beamonte pide en Cantavieja acelerar las ayudas para los municipios afectados por el temporal

El líder del PP-Aragón urge la declaración de zona catastrófica y reivindica una nueva financiación autonómica.

Beamonte, este sábado en Cantavieja
Beamonte, este sábado en Cantavieja
Heraldo

El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, ha instado este sábado en Cantavieja, uno de los 143 municipios afectados por la borrasca Gloria en la Comunidad, a "agilizar las ayudas" y que no ocurra lo mismo que en otros episodios vividos a nivel nacional. “No se pueden estar cinco meses de trámites y más de un año sin pagar. Las personas que tienen actividades, negocios o daños en su vivienda tienen la necesidad de recuperar cuanto antes su orden de vida”, ha recalcado. 

El líder popular cree necesario que el Gobierno declare estas localidades como zona gravemente afectada gravemente por una emergencia de protección civil y que se tomen ya las decisiones oportunas en Consejo de Ministros “sin perjuicio de otras ayudas que se puedan aprobar por parte de la Comunidad”. En su opinión, la visita de esta tarde del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a esta misma localidad y a otros puntos del Maestrazgo es una buena oportunidad para tomar conciencia de la importancia de recuperar cuanto antes la normalidad. 

Beamonte ha subrayado, en este sentido, que el PP no tiene propósito de hacer crítica “de ningún tipo”, sino de “ser colaborador” en la resolución de los problemas. Sí ha reivindicado una financiación autonómica “acorde a las necesidades reales de España” que tenga en cuenta el coste real de los servicios y permita que todos los españoles tengan las mismas oportunidades con independencia de dónde vivan. El objetivo: evitar las carencias en materia de infraestructuras, comunicaciones y nuevas tecnologías en la España interior.

En Cantavieja preocupan especialmente el aserradero -una empresa familiar que da trabajo a 15 personas-, el pabellón polideportivo, y el peso que han tenido que soportar los tejados. “Estamos acostumbrados a las nevadas, aunque no como esta, que ha sido excepcional. La gente mayor dice que desde 1971 no veía una cosa así. Entonces, la nieve alcanzó entre 80 y 90 centímetros, pero ahora calculamos que supera los 1,20 metros”, ha explicado la teniente de alcalde de la localidad, Marta Monforte.

El municipio instará este sábado a Sánchez a que las ayudas lleguen “con agilidad”. “No sé si una declaración de zona catastrófica es viable, pero sí que necesitamos ayudas importantes para reparar los daños cuanto antes. El balance actual es provisional. Cuando se vaya la nieve, seguramente habrá otras muchas cosas que también estarán afectadas”, ha dicho.

Etiquetas
Comentarios