Despliega el menú
Teruel

temporal de nieve

"El 90% de los ganaderos de la provincia tenemos los pastos y los caminos a las granjas cubiertos de nieve"

Desde UAGA Teruel denuncian las dificultades que están teniendo muchos trabajadores del medio rural para alimentar al ganado estos días, tras el paso de la borrasca Gloria y las intensas nevadas en la zona.

Un ganadero de Camarillas, en Teruel, no dudó en abrirse paso con un "quitanieves especial", como él lo cita, para poner a salvo a sus ovejas

A Diego Sangüesa, un ganadero de Camarillas (Teruel), no le ha quedado más remedio este viernes que abrirse paso con su tractor para rescatar al ganado y trasladarlo a otro lugar seguro en el que poder alimentarlo tras la nevada. "Los animales en extensivo pastan en el campo y los corrales por lo general no están adaptados con agua ni se les puede echar de comer. En situaciones así, los sacamos con unos tractores, abrimos el camino y detrás del vehículo pasan los animales hasta llegar a las naves que tenemos para cuando crían", explica este ganadero del medio rural, cuyo anecdótico vídeo se ha hecho viral al compartirlo en Twitter el Grupo Pastores. 

En la misma situación que Diego estiman que se encuentra "el 90% de los ganaderos de la provincia", donde hace muchos años que no se veía una nevada de estas características. "Habrá caído de media unos 80 centímetros de nieve y ocurre que nuestros caminos a las granjas son los primeros que en situaciones así se quedan inaccesibles", asegura. 

El agricultor y ganadero turolense Marcos Garcés, portavoz de UAGA en Teruel, reitera que "la mayoría de campos de la provincia están cubiertos por medio metro de nieve", lo que dificulta y encarece mucho estos días las labores. 

"La nieve es una bendición para el campo, porque hace que el agua se vaya filtrando poco a poco en la tierra, pero para el ganado extensivo trae consigo una dificultad tremenda. Hay tal cantidad de nieve que es imposible que los animales anden por el monte; no podemos sacar a las ovejas a pastar... Nosotros vamos con el tractor limpiando el camino, pero luego hay camiones que se atascan porque hay muchísimo barro y se generan muchas complicaciones", puntualiza. 

Con el paso de la borrasca gloria, medio centenar de pueblos de la provincia turolense quedaron incomunicados por la nieve. La mayoría de ellos, con apoyo de la UME, han recuperado ya los accesos. Pero no sucede así con muchos caminos rurales que conducen a naves agrícolas y ganaderas de la zona. "Si hemos visto pueblos incomunicados, calcula cómo están las granjas... Hay gente que en un par de días no ha podido llegar a ella y en los pueblos que han estado dos y tres días sin electricidad, aparte del lío que supone en las casas, se encuentran ahora el problema de darle de comer a los animales. Ahora que está todo automatizado en cuanto hay algún corte de luz es un problema muy grande", destaca Garcés. 

Aunque no dispone todavía de cifras, el portavoz de UAGA Teruel se muestra convencido de que el temporal de nieve en la provincia va a suponer un gasto añadido para la mayoría de los ganaderos de la provincia. Algunos de ellos han visto también afectadas sus propias instalaciones, que han sufrido el hundimiento de tejados y cubiertas por el peso de la nieve

Una explotación cubierta de nieve en la provincia turolense.
Una explotación cubierta de nieve, con el tejado hundido, en el Bajo Aragón turolense.
UAGA Teruel
El peso de la nieve ha hundido el tejado y la cubierta de muchas naves agrícolas y ganaderas en la zona.
El peso de la nieve ha hundido el tejado y la cubierta de muchas naves agrícolas y ganaderas en la zona.
Uaga Teruel

"Estos días es un no parar. Como los pastos están tapados hay que tirar de piensos, pajas, etc. Toca comprar alimento para el ganado que de otra manera en este tiempo estaría pastando por el monte o en las praderas destinadas para ello. También hay cerdos que deberían cargarse para el matadero y no se han podido matar; lechones que deberían llevarse a granjas y tampoco se ha podido... todo esto provoca al final un retraso en la actividad normal", añaden desde UAGA.  

Un rebaño de ovejas intentando pastar tras la nevada en Argente (Teruel).
Un rebaño de ovejas intentando pastar tras la nevada en Argente (Teruel).
F. R.

Francisco Ramo, alcalde y ganadero de Argente, da prueba de ello. Cuenta que este jueves pudo por fin sacar a pastar su rebaño, aunque aun así se ve obligado a tirar de pienso compuesto y forrajes porque es muy poco lo que pueden comer sus ovejas en el monte tras el temporal. "Igual son de las pocas que pueden salir estos días a pastar -presume orgulloso-. Tengo hasta miedo, no me las vayan a quitar los servicios sociales", bromea. 

A su juicio, el mayor problema estos días son los accesos a las explotaciones y granjas, a los que la normativa obliga a ubicarse a cierta distancia de los respectivos núcleos rurales. "Hay muchas naves que no están a pie de carretera y los caminos están impracticables. Igual te cuesta un día limpiar para poder revisar cómo están los animales", confiesa. Luego está el desembolso que deben hacer todos ellos para alimentar a diario al ganado. Según cuenta este ganadero de Argente, el forraje les cuesta unos 50 euros al día para un rebaño de 500 ovejas. "Los temporales así te fastidian la marcha porque en vez de sacarlas al monte, las tienes que tener estabuladas. Hay pocos medios y desde las administraciones para estas cosas no te ayudan en nada", concluye este ganadero.

Etiquetas
Comentarios