Despliega el menú
Aragón

ocio y cultura

La eclosión de los ‘escape rooms’: 32 habitaciones diferentes en Zaragoza

Hace poco más de tres años que abrió la primera sala de escape a orillas del Ebro. Ahora la oferta de salas temáticas en las que demostrar ingenio y habilidades propias de Harry Houdini supera la treintena.

EMPRESA CON EMPUJE ' COCO ROOM ' ( JUEGO DE ESCAPE ZARAGOZA ) / 17/05/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Diego Marcos y Aldo Sorrosal, en una de las salas de Coco Room.
Oliver Duch

Cuentan que un joven con una doble ingeniería rogaba por alguna pista porque no era capaz de avanzar. “Y también tiene un máster”, bromeaban sus amigos al circuito monotorizado. “Los ‘escape rooms’ siempre tienen que ser jugables, nunca vamos a dejar que nadie se frustre o se vaya pensando que es tonto”, comentan los creadores de una estas habitaciones de tramas y enigmas que han arraigado con fuerza en Zaragoza.

Apenas tres años después de que se abrieran las primeras -las dedicadas a Goya y al banquero Kauffman-, los ‘escape rooms’ se han atomizado por toda la ciudad y hoy se cuentan hasta 32 espacios distintos en el que el único objetivo es escapar. Los hay en muy distintos barrios y de muy distintas temáticas: el Orient Exprés de Agatha Christie, las fórmulas secretas de Ramón y Cajal e, incluso, los maestros cerveceros de La Zaragozana.

La fiebre por estos juegos de enigmas e ingenio ha desbordado, incluso, al entramado urbano, pues en Pedrola, junto al cruce de la carretera de Luceni y Boquiñeni, hay un ‘escape room’ que lleva por nombre ‘La maldición de la vieja penitencieria'. Estas instalaciones llevan abiertas algo más de un año y el negocio funciona tan bien que sus gestores ya están pensando en ampliarlo. “Viene gente de Zaragoza pero también de Huesca, Logroño o Pamplona”, explica Ana Solsona, una de sus responsables, asegurando que no estar en el entramado urbano puede ser, incluso, una ventaja. “Las instalaciones son más grandes, tenemos 500 metros cuadrados, y la aventura dura hora y media”, cuenta sobre una trama basada en las cárceles estadounidense de finales de los 80, en donde “es fundamental que el juego tenga una ambientación cuidada”.

En esta y otras salas explican que tienen mucho tirón con las despedidas de soltero y que cada vez más echan mano de estos retos los llamados ‘team building’. Las empresas las utilizan como una herramienta en los procesos de selección de personal porque pueden analizar los comportamientos de sus empleados en situaciones de estrés o ver cómo resuelven conflictos (o no) en tiempo récord. Estos juegos han llegado hasta a las aulas para motivar a los alumnos e, incluso, hay quienes las usan como una rama del turismo, como una casa rural en Gallocanta o en las bodegas de la D. O. Somontano.

El fenómeno, lejos de tocar techo, no deja de reinventarse (en Barcelona acaba de estrenarse uno inspirado en 'La casa de papel') y pocos son los gestores de un ‘escape room’ que no estén ya pensando en montar otro. Explican los amantes de estos juegos que tienen mucho de adictivo y que una vez conoces los trucos y las trampas de una habitación en concreto no conviene repetirla por lo que siempre están ávidos de retos nuevos. Y estos llegan en forma de nuevos temas y también dando una vuelta de tuerca a la imaginación. Desde Coco Room ofrecen un ‘escape room’ portátil, esto es, “una opción divertida y novedosa para poder celebrar un cumpleaños o una cena de amigos sin necesidad de que el grupo se desplace”. Esta sociedad, formada por dos emprendedores zaragozanos (Diego Marcos y Aldo Sorrosal) comenzó en Zaragoza en 2016 y ha ido creciendo mediante franquicias en Valencia, Madrid y Albacete. Lo que aporta la franquicia es "una forma rápida de crecer", pero la recomendación de Marcos es "testear bien, analizar los números una y otra vez y asegurarse de la viabilidad del proyecto". Coco Room cuenta en la actualidad con doce franquicias y una facturación de unos 175.000 euros.

También se han fomentado en los últimos meses las salas para niños (Game Box Kids y Escuela de Cadetes son los ejemplos), aunque en el caso de los infantes de 7 a 13 años se trata más de resolver un enigma que de salir de una habitación cerrada.

La web Escape Room Lover reúne y hace inventario de todas las habitaciones de este tipo que hay en España: 931 empresas se hacen cargo de 1.564 juegos, según sus estadísticas. Barcelona y Madrid son las ciudades con más oferta (unas 200 habitaciones cada cual) y le siguen, por este orden, Valencia, Sevilla, Bilbao y Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios