Despliega el menú
Aragón

La situación en cataluña

Renfe cancela tres trenes por la huelga y la logística sufre una cascada de anulaciones

Tradime recomienda a sus socios "no transitar por las carreteras catalanas"

La zaragozana estación de Delicias, en una imagen del pasado miércoles
La zaragozana estación de Delicias, en una imagen del pasado miércoles
Guillermo Mestre

La huelga convocada hoy en Cataluña en protesta por la sentencia del ‘procés’ obligará a cancelar al menos tres trenes con parada o salida de la estación de Delicias. Fuentes de Renfe confirmaron que, "en condiciones normales", el parón afectará a un AVE y dos Alvias, una situación de la que ya se alertaba ayer en su página web, en la que se decía que el tren consultado "no se encuentra disponible para la venta". No se descarta, en todo caso, que los posibles disturbios puedan provocar más cancelaciones, como ya sucedió el pasado martes y miércoles.

Tras los incidentes violentos de este miércoles por la noche en Barcelona, Heraldo TV se ha acercado hasta la estación de Delicias para preguntar a los viajeros que regresan de la ciudad condal cómo vivieron estas protestas.

A nivel nacional, Renfe prevé que circulen el 77% de los trenes de larga distancia y el 64% de los trenes de media. La huelga no afectará, a priori, a los que salen a primera hora de la estación intermodal hacia Madrid o Barcelona, utilizados a diario por decenas de empresarios aragoneses. La primera cancelación se producirá a las 14.10, hora a la que tendría que haber parado en Zaragoza el Alvia que cubre la línea entre Barcelona y Gijón.

Tampoco saldrán el tren que realiza el trayecto a la inversa –que tenía parada a las 17.01 en Zaragoza y llegada a la ciudad condal a las 19.03–, ni el AVE entre Zaragoza y Barcelona que salía a las 18.10 y terminaba a las 20.00.

Los viajeros que hubieran adquirido sus billetes con antelación –informaron desde Renfe–, podrán solicitar su cambio o reembolso "sin coste adicional" en estaciones y agencias de viaje. Para más información, la compañía recomienda llamar al 912 320 320 y consultar su página web (www.renfe.com) y las actualizaciones que ofrezca durante toda la jornada a través de su perfil de Twitter (@Renfe).

En lo que respecta a los autobuses, compañías como Alsa aseguraban ayer que de cara a hoy no había ninguna salida anulada. Reconocían, no obstante, que se estaba trabajando en "trayectos y paradas alternativas" para sortear posibles cortes de carretera y minimizar las afecciones que pudieran producirse.

La empresa permanecía especialmente atenta a lo que pudiera suceder a última hora de ayer y a primera de hoy, ya que hasta seis de sus autobuses tenían salida antes de las 10.00 de la estación de Delicias. El propio grupo recomendaba a sus clientes llamar a primera hora a su teléfono de contacto, el 919 914 030, o solicitar información en la intermodal acerca de posibles modificaciones.

"Tendrían que haberlo parado"

La decisión de Seat de realizar un parón técnico en su planta de Martorell a consecuencia de la huelga provocó ayer una cascada de anulaciones en la logística aragonesa. El presidente de la Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime), José Antonio Moliner, confirmó que la situación está "muy mal" y que las protestas convocadas contra la sentencia del ‘procés’, iniciadas a principios de semana, van a provocar "miles y miles de euros de pérdidas" en la Comunidad. "A Barcelona iban a ir pocos compañeros, pero tras lo ocurrido en las últimas horas ya no viajará prácticamente ninguno. La gente no quiere complicarse, y muchos tienen miedo de lo que les pueda ocurrir a ellos y a sus vehículos", explicó. Estos viajes, recordó Moliner, "no podrán recuperarse". "Alguien tendría que haberlo parado. No se tendría que haber llegado hasta aquí", manifestó.

El colectivo envió ayer un mensaje a sus asociados en el que les instaba a "no transitar por las carreteras catalanas" –que ayer presentaban cortes en puntos como la C-17, la C-25 o la N-230– ante la convocatoria de huelga general.

Tradime espera que la situación se normalice de cara al lunes, aunque su presidente reconoce que "no hay garantías", una situación que obligará al colectivo a estar especialmente atento a lo que ocurra este fin de semana.

Etiquetas
Comentarios